menu
Compartir

Qué es la autopolinización

 
Por Ulla Rothschuh Osorio, Bióloga. 25 noviembre 2021
Qué es la autopolinización

La polinización es el primer paso reproductivo en las plantas para que logren reproducirse. Normalmente se requieren dos plantas para que esto ocurra, pero existe un mecanismo en el que una planta puede polinizarse a sí misma. Este proceso se conoce como autopolinización y, en este artículo de EcologíaVerde, vamos a explicarte qué es la autopolinización, cómo se diferencia de la polinización cruzada y si esta estrategia presenta más beneficios que desventajas.

También te puede interesar: Apomixis: qué es, tipos y ejemplos

Qué es la autopolinización y otros tipos de polinización

Las plantas necesitan la polinización para que el polen de las anteras masculinas florales llegue al estigma, localizado en el pistilo, y así pueda germinar. A partir de esto, se desarrolla el tubo polínico que junta al gameto masculino con el femenino para que se fecunden y se cree el cigoto diploide.

Para lograr la autopolinización, el pistilo es pegajoso para que el polen se pueda atrapar fácilmente cuando se acerca a los estambres. Esto suele ocurrir durante un proceso llamado cleistogamia, donde la polinización ocurre antes de que la flor se abra, aprovechando la cercanía entre los pistilos y estambres. La autopolinización puede suceder también cuando la flor está abierta, donde cualquier pequeño movimiento logra que los granos de polen lleguen al estigma femenino. En casos extremos, algunas plantas pueden esperar a que se les polinice y, en caso de que no suceda, pueden cerrarse y autopolinizarse. Este caso es visible en la soya.

Existen varias vías para que ocurra la polinización, pero la más peculiar es la polinización directa, que ocurre cuando hay autopolinización. En este caso, las plantas tienen la capacidad de que los estambres polinicen al estigma de una misma flor, sin un polinizador externo. Estas especies son autógamas, es decir, que los gametos femeninos y masculinos de una misma planta se unen. Todas las plantas que puedan autopolinizarse deben ser hermafroditas, ya que necesitan los dos aparatos reproductores vegetales.

En estos otros artículos puedes encontrar más información sobre Plantas hermafroditas: qué son, características y ejemplos o Partes de una planta y sus funciones.

Tipos de polinización

Otros tipos de polinización se pueden clasificar como naturales o artificiales. A continuación, vamos a verlas más detalladamente:

  • Polinización natural: pueden ser polinizaciones entomógamas (cuando intervienen insectos como las abejas)o zoófila (cuando el polen se adhiere a plumas o pelaje de animales). Puede dispersarse también por medios abióticos, siendo anemófila, cuando el viento ayuda a polinizar o hidrófila por transporte acuático.
  • Polinización artificial: se lleva a cabo por el hombre, que interviene en el proceso de fertilización. Este método es utilizado cuando se quiere tener mayor control de la progenie, para que tengan características particulares o si hay escases de polinizadores por aislamiento, especialmente para polinización de cultivos. Puede llevarse a cabo con un palillo o pincel para transferir el polen.

Aquí puedes leer más sobre Qué es el polen y para qué sirve.

Diferencia entre autopolinización y polinización cruzada

La autopolinización y la polinización cruzada son dos estrategias diferentes. Por ello, a continuación vamos a precisar cuáles son las diferencias entre autopolinización y polinización cruzada.

  • La autopolinización: no necesita elementos externos que la polinicen, ni necesita polen de otras plantas de su misma especie. Las flores de plantas autógamas pueden ser de pequeños tamaños y colores no tan vivos, pues evolutivamente no han tenido la necesidad de desarrollar estas estrategias. Las plantas autopolinizantes son las menos frecuentes. Algunos ejemplos de plantas autopolinizantes son los guisantes, el ciruelo Santa Rosa (Prunus domestica), tomates, soya o algunas orquídeas como Ophrys apifera.
  • La polinización cruzada: sí necesita el polen de otras plantas. En esta polinización cruzada son necesarios los medios de transporte natural como el viento, agua o insectos y, para atraer a estos últimos, las flores tienen colores vivos ante los que responde la visión artrópoda. Las plantas de polinización cruzada son las más frecuentes.

En este artículo de EcologíaVerde te damos más información sobre la Importancia de la polinización para que puedas saber más del tema.

Qué es la autopolinización - Diferencia entre autopolinización y polinización cruzada

Ventajas y desventajas de la autopolinización

El proceso de autopolinización es una estrategia reproductiva muy peculiar, por lo que desencadena diferentes ventajas y desventajas.

Ventajas de la autopolinización

Algunas de las ventajas que conlleva todo el proceso de la autopolinización son:

  • No requieren de causas externas para completar su reproducción: esto también significa que no depende de otras plantas de su especie para polinizarse, prosperando en cualquier sitio en el que se inserte y llegando muchas veces a ser plantas invasoras, plagas o malas hierbas.
  • Desperdicio de polen nulo: el polen no se pierde en el viento, agua o animales, haciendo más eficiente la producción de estas células reproductoras. Esta ventaja de la autogamia es especial para flores pequeñas, que no pueden producir grandes cantidades de polen y que necesitan aprovechar la mayor cantidad posible.
  • Generación de descendientes: con linajes más puros y de genética más uniforme.
  • Adaptación a ecosistemas particulares: en cada nueva generación se reproducen plantas igualmente bien adaptadas al entorno particular que ya habitan.

Desventajas de la autopolinización

Algunas de las desventajas que puede presentar el proceso de la autopolinización son las siguientes:

  • Deterioro genético por falta de recombinación: la finalidad de la autofertilización es el aumento de homocigotos para que se expresen los genes recesivos, pero al tratarse de un tipo de reproducción endogámica, se genera un deterioro de recombinación genética que resulta en la acumulación de genes recesivos nocivos.
  • Reducción de plasticidad adaptativa: la falta de intercambio genético también las expone a plagas, enfermedades o cambios en el entorno, ante las que no han desarrollado estrategias de adaptación.
  • Fertilidad afectada: es muy común en todos aquellos organismos que se reproducen endogámicamente.

Por otro lado, en plantas es común que la homocigosis resulte en excelentes adaptaciones a ecosistemas particulares, reproduciendo en cada nueva generación plantas igualmente bien adaptadas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es la autopolinización, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía
  • Medawar, P., & Medawar, J.S. (1996). De Aristóteles a Zoológicos, Diccionario filosófico de Biología. Ciudad de México: Fondo de Cultura Económica.
  • Hernández, H., García, A., Álvarez, F., & Ulloa, M. (2001). Enfoques contemporáneos para el estudio de la biodiversidad. Ciudad de México: Instituto de Biología de la Universidad Autónoma de México.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es la autopolinización
1 de 2
Qué es la autopolinización

Volver arriba