Compartir

Qué es la gota fría

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 28 octubre 2019
Qué es la gota fría

Seguro que has oído alguna vez a alguien mencionar el término de gota fría o DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos), especialmente si vives en España o estás al tanto de las noticias allí. Este fenómeno atmosférico provoca inestabilidad en el clima y un descenso de las temperaturas, pero ¿qué significa “la gota fría”?

En este artículo de EcologíaVerde vamos a hablar sobre qué es la gota fría, sus principales características, cómo se forma y sus efectos que pueden llegar a ser devastadores.

También te puede interesar: Qué son los truenos y cómo se producen

Qué es la gota fría – definición

Según la Agencia Estatal de Meteorología, una gota fría o DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) es una gran masa de aire a baja temperatura que se ha separado de un chorro polar. Esta, al encontrarse en zonas de clima más cálido, interactúa con el aire de mayor temperatura de la zona y origina tormentas de todo tipo e inestabilidad meteorológica, pudiendo causar, entre otras cosas, vientos de hasta 100 km/h.

Es más habitual que se den en zonas de costa junto a aguas cálidas, ya que el aire cargado de humedad que asciende de estos mares cálidos propicia la formación de estas gotas frías cuando se encuentra con los chorros polares. Es el caso de, por ejemplo, la costa mediterránea. Además, las DANA pueden tener diámetros bastante grandes, de hasta varios cientos de kilómetros.

Qué es la gota fría - Qué es la gota fría – definición

Cómo se forma la gota fría

Para hablar de la formación de la gota fría hay que explicar en primer lugar el concepto de chorro polar. Esto es una corriente de aire muy frío que se da en torno a uno de los dos polos del planeta. Es una corriente con una gran fuerza y de poco grosor, de ahí su nombre de chorro, que puede viajar a más de 180 km/h. Se dan a una altitud de entre 7 y 12 km sobre el nivel del mar y su forma tiende a serpentear en función de las condiciones climáticas concretas.

Cuando uno de estos chorros polares entra en contacto con los vientos cálidos de zonas como la mediterránea, se da lugar a que en ocasiones una parte de ese chorro “se rompa” o se separe de la corriente original. Cuando esto pasa, esa masa de aire fría queda atrapada entre corrientes más cálidas, dándose la llamada gota fría o DANA.

Claro está, esto no ocurre siempre, y son necesarias determinadas circunstancias atmosféricas para que una parte de ese chorro polar se separe. Es más habitual que esas circunstancias se den, por ejemplo, en verano, ya que el gradiente térmico horizontal es menor y es más fácil que el chorro polar dé lugar a más giros y meandros en su trayectoria, lo que facilita que uno de ellos pueda acabar por cerrarse y aislarse. Por ejemplo, en la costa mediterránea, la gran mayoría de estos fenómenos se registran entre septiembre y noviembre.

Efectos de la gota fría

La DANA no tiene una duración fija y sus efectos se prolongan hasta que el aire frío se mezcla con los cálidos circundantes y se disuelve o bien, hasta que la bolsa de aire frío se reincorpora al chorro polar del que se separó.

Entre los efectos de la gota fría o DANA se incluyen lluvias torrenciales que pueden provocar el desbordamiento de ríos y cauces de agua, tormentas eléctricas y vientos de gran velocidad y fuerza, que en las costas pueden estar acompañados de oleaje peligroso.

Ante los efectos de una gota fría, se recomienda todo un paquete de medidas a tomar si te encuentras en una zona con gota fría:

  • Ante las lluvias torrenciales es necesario alejarse de cualquier cauce de agua, especialmente si está cerca de zonas bajas. Se hace también necesario bajar la velocidad al conducir y evitar a toda costa cruzar zonas inundadas, ya que no hay forma de saber la verdadera profundidad del agua o su fuerza hasta que es demasiado tarde para evitarla.
  • Contra las tormentas, es mejor quedarse en el interior del coche o cerca de edificios y si se está en campo abierto, entonces hay que evitar los árboles y las construcciones metálicas, como una alambrada, que pueden conducir la electricidad de un rayo a mucha distancia.
  • Frente a los fuertes vientos, siempre hay que alejarse de la costa, reforzar las puertas y ventanas y alejarse de cornisas y balcones en la calle, ya que las construcciones antiguas o débiles pueden ceder.

Para ampliar esta información, recomendamos conocer mejor las Causas y consecuencias de las inundaciones y Por qué los árboles atraen a los rayos.

Qué es la gota fría - Efectos de la gota fría

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es la gota fría, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Fenómenos meteorológicos.

Escribir comentario sobre Qué es la gota fría

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es la gota fría
1 de 3
Qué es la gota fría

Volver arriba