menu
Compartir

Qué son las aguas termales

 
Por Josefina Bordino, Licenciada en Recursos Naturales. Actualizado: 1 abril 2022
Qué son las aguas termales

Las formaciones de donde surgen las aguas termales se pueden encontrar en todo el mundo. Si bien hay una gran cantidad en los países de América Latina, también es posible encontrar aguas termales en Europa y Asia. De por sí, las aguas termales son un gran atractivo turístico, puesto que son muy buscadas por los beneficios que brindan. Si quieres conocer qué son las aguas termales, te recomendamos leer este artículo de EcologíaVerde en el cual podrás evacuar tus inquietudes acerca de qué son las aguas termales.

También te puede interesar: Qué son las aguas subterráneas

Definición de aguas termales

Para entender qué son las aguas termales, debemos empezar por conocer qué son las aguas mineromedicinales: unas aguas naturales que en su composición presentan sustancias minerales disueltas en distintas proporciones y, dichas sustancias minerales, son propicias para curar algunas enfermedades.

Por su parte, las aguas mineromedicinales se pueden clasificar según su temperatura en aguas frías y aguas calientes o termales. Por lo tanto, las aguas termales se pueden definir como aguas mineromedicinales cuya temperatura supera en 4 °C a la temperatura superficial.

Cómo se forman las aguas termales

Ahora nos adentraremos en el mundo de la geología para comprender cómo se forman las aguas termales. Remontándonos en la historia, en un principio se consideraban a las aguas termales como un milagro de la naturaleza. Luego comenzaron a ser relacionadas con la actividad volcánica, pero lo cierto es que no todas son dependientes del vulcanismo. A continuación, desarrollaremos los dos tipos de orígenes de aguas termales.

Aguas termales de origen meteórico o telúrico

El agua presente en la superficie de la Tierra, se infiltra en el suelo descendiendo por gravedad hasta alcanzar capas más profundas. A través de su circulación subterránea, el agua va aumentando de temperatura e incorporando sales y minerales del terreno. Posteriormente, estas aguas pueden ascender a la superficie mediante fisuras y grietas de las rocas.

La composición de las aguas termales de origen telúrico varía significativamente y depende en su totalidad de las particularidades del terreno en el cual se infiltra. En cuanto a la temperatura, en términos generales, es de 35-40 °C, aunque varía según la profundidad de la infiltración del agua y la velocidad con la que sale al exterior.

Si quieres saber Cómo se forman las aguas subterráneas, no dudes en echarle un vistazo a este otro artículo que te recomendamos.

Aguas termales de origen magmático

Este tipo de aguas termales se originan a partir de la cristalización del magma que provoca la liberación a la superficie de fumarolas, cuya composición se basa en hidrógeno y vapor de agua junto con elementos como flúor, cloro, azufre, carbono, fósforo y boro. Por lo general, la temperatura de este tipo de aguas termales, ronda los 50°C.

Vale aclarar que existen aguas termales cuyo origen es mixto, es decir por una combinación de aguas infiltradas de origen telúrico con aguas de origen magmático.

Aquí puedes averiguar Cómo se forman los volcanes y Qué es el magma: tipos, dónde se encuentra y cómo se forma.

Tipos de aguas termales

Las aguas termales se pueden clasificar según su temperatura y composición. A continuación, desarrollaremos cada una de sus clasificaciones para poder entender los tipos de aguas termales que existen:

Aguas termales según la temperatura

Dentro de la categoría de aguas termales según su temperatura, podemos encontrar:

  • Aguas frías: con temperaturas menores a los 20 °C.
  • Aguas hipotermales: con temperaturas del rango de 20-35 °C.
  • Aguas mesotermales: con temperaturas del rango de 35-45 °C.
  • Aguas hipertermales: con temperaturas del rango de 45-100 °C.
  • Aguas supertermales: con temperaturas superiores a 100 °C.

Aguas termales según su composición

    Dentro de la categoría de aguas termales según su composición, podemos encontrar:

    • Aguas ferruginosas: compuestas principalmente por hierro.
    • Aguas cloruradas: su composición se basa en altas proporciones de cloro.
    • Aguas sulfuradas: con grandes concentraciones de azufre. Quizás pueda interesarte este post de EcologíaVerde sobre la Contaminación con gases de de azufre.
    • Aguas sulfatadas: con grandes concentraciones de azufre combinado con sodio, calcio, cloro o magnesio.
    • Aguas bicarbonatadas: alcalinas cuyo compuesto principal es el bicarbonato.

    Beneficios de las aguas termales

    Como hemos mencionado anteriormente, las aguas termales son aguas mineromedicinales, por lo cual, los minerales que la componen presentan propiedades curativas y, en efecto, resultan beneficiosas para el ser humano. En el próximo listado vamos a detallar algunos los beneficios de las aguas termales:

    • Relajación: una zambullida en aguas termales ayuda a conciliar momentos de relajación. Se trata de una técnica terapéutica que permite reducir el estrés, la ansiedad y los nervios.
    • Eliminación de toxinas: el sudor que ocasiona el calor de las aguas termales permite eliminar toxinas del cuerpo y así depurar la sangre.
    • Activación de la circulación sanguínea: el contraste entre baños de aguas frías y calientes pueden provocar que los vasos sanguíneos se encojan y dilaten. De esta manera, la circulación de la sangre en las extremidades se estimula y se mejoran las piernas cansadas o la insuficiencia venosa, por ejemplo.
    • Acción miorrelajante: las aguas termales actúan a modo de miorrelajante muscular, por lo tanto calman dolores relacionados con contracturas musculares o problemas como lumbalgias o tendinitis.
    • Acción calmante: las aguas termales constituyen un muy buen calmante para afectaciones relacionadas a la piel, como psoriasis y dermatitis.

    Contraindicaciones de las aguas termales

    Si bien, las aguas termales presentan más beneficios que desventajas, existen algunas contraindicaciones de su uso como:

    • Transmisión de enfermedades infecciosas
    • Cardiopatías
    • Hipertensión

    Para mejorar tu experiencia en las aguas termales, te recomendamos que las evites en los siguientes casos:

    • Durante largos períodos: para ello, asegúrate de conocer cuál es el período máximo recomendable para permanecer en las distintas piscinas de aguas termales.
    • Presentar afectaciones dérmicas que puedan transmitirse.
    • Durante la mañana: esto se debe a que por la noche la tensión sanguínea disminuye y al sumergirnos en aguas termales en las primeras horas de la mañana nuestra tensión sanguínea podría disminuir aún más.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Qué son las aguas termales, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros medio ambiente.

    Bibliografía
    • de la Cámara, M. S. M. (1956). Geoquímica de las aguas termales. Real Academia Nacional de Medicina.
    • Pinuaga Espejel, J. I. (s.f). Infraestructura Hidrotermal. Instituto Tecnológico GeoMinero de España.

    Escribir comentario

    Añade una imagen
    Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
    ¿Qué te ha parecido el artículo?
    Qué son las aguas termales
    Qué son las aguas termales

    Volver arriba