menu
Compartir

Galán de noche: cuidados

Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 10 diciembre 2021
Galán de noche: cuidados

El galán de noche es un arbusto muy apreciado no solo por su bonito porte, sino también por su rara capacidad de embellecer y aromatizar las tardes y noches de cada jardín o espacio verde. Si quieres saber cómo cultivar tu propio galán de noche y sus cuidados para tenerlo en las mejores condiciones posibles, sigue leyéndonos en este artículo de EcologíaVerde.

También te puede interesar: Dondiego de noche: cuidados

Características de la planta de incienso

También llamado dama de noche y con el nombre científico de Cestrum nocturnum, el galán de noche es un arbusto de la familia de las solanáceas que proviene del continente americano. Puede llegar a alcanzar alturas de hasta cinco metros, aunque se puede cultivar perfectamente en maceta, donde lógicamente su tamaño es mucho más reducido.

Sus hojas, ovaladas y de largos pecíolos, son de un agradable color verde claro, pero lo más bonito son sus inflorescencias claras, de blancos o amarillos verdosos, que la planta forma en racimos de numerosas flores, que a partir de las últimas horas del día y durante toda la noche son especialmente fragantes. El galán de noche florece desde finales de primavera y, si las condiciones son adecuadas, durante todo el verano.

Las ramas del arbusto son bastante largas y de porte casi colgante cuando crecen hasta los 70 cm que pueden llegar a alcanzar. Hay que mencionar, sin embargo, que tanto la planta como sus flores y frutos son tóxicos, por lo que hay que tener especial cuidado de mantener a niños y mascotas alejados de ella.

Si quieres saber más sobre las Solanáceas: qué son y ejemplos, te recomendamos este otro artículo.

Galán de noche: cuidados - Características de la planta de incienso

Ubicación para el galán de noche

Si no sabes dónde plantar un galán de noche, busca una zona en exterior, preferiblemente siempre en semisombra. El galán de noche puede tolerar exposiciones a pleno sol, pero solo en climas suaves y sin veranos intensos. En una zona de semisombra siempre se desarrollará mejor.

Si se trata de cómo cuidar un galán de noche en maceta, las indicaciones son básicamente las mismas: ubícala preferiblemente en exterior y semisombra, usando siempre una maceta de suficiente profundidad.

Suelo para el galán de noche

El Cestrum nocturnum no es exigente en cuanto al suelo, siendo el único punto importante, como en tantas otras especies, ya que hay que ofrecerle un drenaje lo mejor posible. El exceso de humedad en la tierra tiene muchas probabilidades de provocar pudrición en las raíces de esta planta, por lo que resulta imperativo que esté en un suelo o sustrato bien drenado y que, de estar en maceta, esta cuente con agujeros de drenaje.

Una mezcla universal con turba, fibra de coco y humus de lombriz a partes iguales dará grandes resultados, mientras que en tierra bastará con buscar suelo ligero y airearlo y soltarlo. Si no es suficiente, se le puede añadir perlita y vermiculita o cavar un agujero de unos 50 cm de profundidad y rellenarlo con la mezcla de maceta.

Te dejamos estos otros dos artículos de EcologíaVerde sobre la Perlita para plantas: qué es, para qué sirve y cómo se usa y la Vermiculita: qué es, usos y cómo hacerla.

Riego para el galán de noche

Pese a que no soporta los encharcamientos, el galán de noche necesita un riego frecuente que mantenga cierto nivel de humedad en su tierra, especialmente durante los meses más cálidos. Por lo tanto:

  • En los meses cálidos: de primavera a verano lo común es regar cada 48 horas.
  • En los meses fríos: bastará con unos dos riegos semanales.

En maceta, es importante retirar el agua sobrante del plato unos 10 minutos después de haber regado.

Abonado del galán de noche

Si queremos que el arbusto produzca un buen número de sus características flores y que se desarrolle bien, durante la primavera y el verano es necesario aportarle abono. Nosotros recomendamos, como siempre que es posible, recurrir a fertilizantes orgánicos como el compost, el bokashi o el humus de lombriz, este último especialmente beneficioso para el jardín.

De esta forma, podrás mantener tus plantas sanas y fuertes sin recurrir a productos químicos. Apórtale unos centímetros de fertilizante a la tierra cada dos semanas, en torno a la base de la planta.

Si quieres saber más, aquí tienes información sobre el Bokashi: qué es y y cómo hacerlo o Cómo hacer humus de lombriz.

Poda y trasplante del galán de noche

Aunque no es necesario realizar una poda como tal y basta con un mantenimiento habitual, retirándole las hojas secas y marchitas, el arbusto puede podarse después de la primera floración anual para así favorecer una segunda floración más abundante y vigorosa.

Es vital, como siempre, utilizar herramientas bien afiladas y debidamente esterilizadas en cada uso.

Galán de noche: cuidados - Poda y trasplante del galán de noche

Por qué se ponen amarillas las hojas de la dama de noche

Si tienes un galán de noche con las hojas amarillas y arrugadas puede deberse, habitualmente, a un exceso de riego que provoque encharcamiento en el suelo y daños en sus raíces. Reduce los riegos de inmediato y observa la evolución de la planta, comprobando el nivel de humedad del suelo antes de regar en cada ocasión.

No hay muchas enfermedades del galán de noche, ya que si no se riega en exceso la planta no es particularmente susceptible al ataque de hongos. Como muchas otras especies, sí es vulnerable al ataque del pulgón, la mosca blanca y la araña roja, pero estas plagas pueden combatirse por los métodos habituales, como el del jabón potásico.

Para saber más sobre el tema, visita estos otros artículos de EcologíaVerde sobre los Remedios caseros para eliminar el pulgón en las plantas o la Mosca blanca: cómo eliminarla.

Si deseas leer más artículos parecidos a Galán de noche: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Juan Romero
Excelente María Belén, gracias
Galán de noche: cuidados
1 de 3
Galán de noche: cuidados

Volver arriba