Compartir

Agrotóxicos: qué son, tipos y uso

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. Actualizado: 22 julio 2019
Agrotóxicos: qué son, tipos y uso

Probablemente hayas oído o leído en alguna ocasión el término “agrotóxicos”. Esta palabra, de sonoridad tan contundente, engloba toda una serie de productos que se usan a diario en la industria agroalimentaria.

Si quieres conocer bien qué son los agrotóxicos, cuáles son sus tipos y sus usos, sigue leyendo este artículo de EcologíaVerde en el que te contamos todo acerca de estos productos usados en la agricultura, y por supuesto en gran volumen en la agricultura industrial.

También te puede interesar: Qué son los fertilizantes y sus tipos

Qué son los agrotóxicos

Agrotóxico es la más negativa de las palabras usadas para definirlos, ya que contiene la palabra "tóxico". También se les llama por los términos agroquímico o producto fitosanitario. En cualquiera de los tres casos, su definición es: se trata de productos que tienen el objetivo de prevenir, combatir o destruir las diferentes plagas, enfermedades o formas de vida animal o vegetal que resultan perjudiciales para el ejercicio de la agricultura o para la salud del ser humano.

Agrotóxicos: qué son, tipos y uso - Qué son los agrotóxicos

Tipos de agrotóxicos

Hay distintas formas de clasificar los productos agrotóxicos o agroquímicos, aunque la más común de sus clasificaciones es en función de la plaga u objetivo sobre el que actúan:

  • Herbicidas: estos agrotóxicos se encargan de eliminar la vegetación adventicia, comúnmente llamada “malas hierbas”, que compite con la especie sembrada por los nutrientes del suelo. Por ejemplo, aquí te contamos Cómo eliminar las malas hierbas del césped.
  • Insecticidas: los insecticidas se distinguen según la fase de desarrollo de los insectos a los que atacan, que puede ser la etapa de huevo, de larva o la adulta. Hay una gran cantidad de insectos distintos que pueden resultar perjudiciales para la cosecha, desde gusanos y pulgones hasta moscas.
  • Acaricidas: como su nombre indica, este tipo de agroquímicos se encargan de combatir a una gran variedad de ácaros, también en diversas fases de desarrollo de estos.
  • Bactericidas: los bactericidas son uno de los fitosanitarios o agrotóxicos más utilizados en muchos países, y su función es la de eliminar las bacterias presentes en el suelo o los cultivos y que provocan enfermedades o una baja producción.
  • Fungicidas: los fungicidas también son uno de los agroquímicos más utilizados en países como España, y combaten los hongos perjudiciales para las plantaciones. Los hay de carácter inmediato y preventivo.

Hay más tipos de productos fitosanitarios menos comunes, como los atrayentes y repelentes, los nematicidas, que luchan contra los nematodos, los molusquicidas, que eliminan moluscos como babosas y caracoles, y los rodenticidas, que combaten las especies de roedores.

También se pueden diferenciar los agroquímicos según si actúan de forma inmediata, en cuyo caso son de acción de choque, o si actúan a largo plazo, en cuyo caso son de acción residual.

Otra clasificación es su modo de actuación en la planta. Los sistémicos penetran en la planta y se hacen parte de ella desde su savia, actuando así cuando el agente nocivo ataca a la misma. Los penetrantes quedan en la parte de la planta en que se hayan aplicado, y los de contacto se limitan a permanecer en la superficie en que hayan sido aplicados, siendo susceptibles de que la lluvia o el riego los eliminen.

Uso de los agrotóxicos

La actual industria agroalimentaria depende en buena parte del uso de estos productos, que provocaron la llamada Revolución verde en la segunda mitad del siglo XX. Su uso tan extendido no está exento de ventajas ni de desventajas, y conviene mencionarlas por separado.

Ventajas de los agrotóxicos

El uso de agroquímicos dispara la productividad de las plantaciones, lo que permite mantener el actual modelo de producción alimentaria. Aumentan la producción, abaratan el producto, retrasan el deterioro del mismo y mejoran el aspecto que ofrece de cara al consumidor.

Desventajas de los agrotóxicos

Los agrotóxicos cuentan con una gran cantidad de detractores entre las organizaciones ecologistas debido a los riesgos que entraña su uso. Cuando no se respetan las medidas de seguridad adecuadas o se abusa de ellos, pueden ser responsables de la contaminación del suelo y de la contaminación del agua, y pueden provocar riesgos graves para la salud derivados de su uso indebido. Esto se hace especialmente notable en países en vías de desarrollo o en transición, en los que la falta de medidas de seguridad suficientes provoca frecuentemente graves daños tanto humanos como ambientales.

Actualmente, se da un enfrentamiento entre los movimientos ecologistas, que denuncian los riesgos y perjuicios para la salud que supone el consumo de productos con trazas de agrotóxicos, y la industria fitosanitaria y farmacéutica, que niegan sus consecuencias si se respetan las medidas de seguridad establecidas. Dado que los estudios científicos de este tipo son de muy difícil demostración a corto plazo y hay una gran cantidad de intereses económicos en juego, actualmente se hace muy complicado establecer un juicio acertado en este aspecto.

Agrotóxicos: qué son, tipos y uso - Uso de los agrotóxicos

Si deseas leer más artículos parecidos a Agrotóxicos: qué son, tipos y uso, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Agrotóxicos: qué son, tipos y uso

¿Qué te ha parecido el artículo?

Agrotóxicos: qué son, tipos y uso
1 de 3
Agrotóxicos: qué son, tipos y uso

Volver arriba