menu
Compartir

Cuidados del cóleo

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 6 agosto 2021
Cuidados del cóleo

El cóleo, también llamado cretona, es una de esas plantas que incluso los menos aficionados a la jardinería reconocen enseguida haber visto numerosas veces. Se trata de una especie muy fácil de cuidar, muy extendida en gran cantidad de países como planta de interior.

Si quieres conocer más acerca de las características y cuidados del cóleo, sigue leyéndonos en este artículo en que vamos a aprender más acerca de esta preciosa y resistente planta, ideal para principiantes o aficionados sin mucho tiempo.

También te puede interesar: Cuidados del laurel

Características de la planta cóleo o cretona

De nombre científico Solenostemon sp, el cóleo es una planta de porte semiarbustivo, que en exterior puede alcanzar hasta un metro de altura pero en maceta, como acostumbra a cultivarse, rara vez supera la mitad de ese tamaño. Son plantas tropicales, que tienen su origen en el sudeste asiático, motivo por el cual son tratadas aquí como plantas de interior, ya que no toleran la exposición a bajas temperaturas.

Lo más llamativo del cóleo son sus hojas variegadas, de textura aterciopelada y muy apreciadas por su gran valor estético y decorativo. Actualmente existe una gran cantidad de hibridaciones y tipos de cóleo, con distintas tonalidades de hojas o diferente disposición de estas, y es que se trata de una de esas plantas que brilla no por sus flores, si no por sus preciosas hojas.

No se trata de plantas de cuidados complicados pero, como siempre, si quieres que tus plantas estén lo más bonitas y sanas posible, necesitarás conocer bien qué necesitan.

Cuidados del cóleo - Características de la planta cóleo o cretona

Clima y temperatura para el cóleo

Esta planta, como ocurre con muchas otras especies de origen tropical, no tolera ni las temperaturas bajas, ni las excesivamente altas, motivo por el que casi siempre se ubica en el interior del hogar. Sin embargo, si vives en una zona con temperaturas suaves, quizás puedas cultivarla en exterior o, al menos, sacar la maceta en algunas épocas.

El cóleo se encuentra en sus condiciones óptimas en una temperatura de alrededor de los 20 ºC, aunque puede soportar exposiciones de hasta 10 ºC sin demasiados problemas. Solo cuando se le aclimata cuidadosamente puede llegar a resistir exposiciones cercanas a los 0 ºC, aunque siempre es un riesgo someterlo a este tipo de temperaturas.

Lo mejor será siempre meterla en casa cuando la temperatura exterior descienda hasta los 10 ºC o por debajo y evitarte disgustos.

Ubicación y luz para el cóleo

La luz es probablemente uno de los cuidados más importantes de esta planta, que necesita de un entorno muy iluminado y durante muchas horas, pero siempre que sea luz indirecta o con luz tamizada por cortinas adecuadas. Lo ideal resulta dejarla cerca de una ventana, pero con cuidado de que los rayos del sol no le alcancen directamente, con el efecto lupa añadido del cristal.

Si tienes un cóleo con hojas lacias o apagadas, probablemente se deba a que no está recibiendo suficiente luz, mientras que si sus hojas parecen secas o quemadas, quizás esté recibiendo sol intenso de forma directa.

También es importante ubicar su maceta en una zona alejada de cambios bruscos de temperatura como la cercanía de un aparato de aire acondicionado o un calefactor, así como resguardarlo de las corrientes de aire.

Cuidados del cóleo - Ubicación y luz para el cóleo

Riego de la cretona

La otra clave de los cuidados de esta planta es su riego. En este caso, el riego del cóleo debe ser medido pero frecuente, sin permitir que el sustrato se seque nunca por completo, pero también evitando a toda costa encharcarlo.

En invierno, en cambio, es mejor dejar que la planta entre en reposo vegetativo, espaciando la frecuencia de riegos para que así el frío y la humedad tampoco pudran sus raíces.

El cóleo necesita además de cierto nivel de humedad ambiental, pero no recomendamos pulverizar agua sobre sus hojas. En su lugar, es mejor recurrir al método de la cama de grava: coloca un plato con agua debajo del tiesto, y cúbrelo de grava o piedras lo suficiente como para que la maceta y sus agujeros de drenaje no estén en contacto con el agua. De esta forma, la humedad ascenderá hacia la planta sin encharcar la tierra ni afectar a sus hojas por exceso de agua.

Cuidados del cóleo - Riego de la cretona

Sustrato y abono para el cóleo

Lo más importante con el sustrato de esta planta es que tenga un drenaje lo mejor posible, por lo que la mezcla universal de fibra de coco, turba y humus de lombriz a partes iguales, con el añadido de un puñado de vermiculita y perlita, funcionará estupendamente.

Respecto al abono, es muy importante, y necesita de un buen aporte de materia orgánica o abono líquido durante su periodo de crecimiento y los meses de actividad.

Poda y trasplante

La única poda que esta planta necesita es la de poda mantenimiento una vez al año para retirarle las partes en mal estado, aunque, a veces, también se recomienda podarle las flores cuando las da, ya que no son muy bonitas y así ahorra energías.

Respecto al trasplante, trasplantar un cóleo no es necesario a menudo, aunque la planta es de rápido crecimiento y, si quieres que siga ganando en tamaño, deberás hacerlo cada vez que ocupe su maceta por completo, lo que ocurrirá a menudo.

Cómo recuperar un cóleo

Un cóleo apagado o muy dañado requerirá de un trasplante a una nueva maceta, algo más grande, con tierra rica en nutrientes y unos niveles de humedad adecuados. Si tu zona es muy seca, puedes recurrir al método del plato con grava y agua bajo la maceta, y así no tendrás que regar tan a menudo, evitando arriesgarte a pudrir sus raíces. Si haces esto y lo ubicas adecuadamente, en solo unas semanas tu planta debería recuperarse rápidamente.

Aquí puedes leer más sobre Cómo revivir una planta.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados del cóleo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Cuidados del cóleo
1 de 4
Cuidados del cóleo

Volver arriba