menu
Compartir

Diferencia entre abono y fertilizante

Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. Actualizado: 27 septiembre 2022
Diferencia entre abono y fertilizante

Cuando se trata de aportar a nuestras plantas los nutrientes que tanto necesitan, es inevitable acabar hablando de abonos y fertilizantes. Los nutrientes de la tierra y el sustrato acaban por agotarse con el tiempo, y todas las plantas necesitan un aporte extra de nutrientes que, en la naturaleza, se renueva por sí mismo con el ciclo biológico.

Sin embargo, es común usar ambas palabras como si fuesen sinónimos, muchas veces indistintamente. ¿Son lo mismo? ¿Cuáles son sus diferencias? Si quieres saber para qué sirven y la diferencia entre los abonos y fertilizantes exactamente, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde.

Cuál es la diferencia entre abono y fertilizante

¿Fertilizante o abono? Hay varias opiniones enfrentadas acerca de qué diferencia concretamente a los abonos de los fertilizantes. Uno de los errores más comunes es la creencia popular de que el abono aporta nutrientes al suelo y el fertilizante lo hace únicamente a la planta.

Sin embargo, si tenemos en cuenta cómo se aplican, no cuesta ver que esta no es una distinción clara. Aun así, podríamos decir que la diferencias entre abono y fertilizante radica en:

La composición

Si te preguntas cuál es la mejor forma de distinguirlos tenemos que pensar en la composición. Podemos decir que la principal diferencia entre fertilizante y abono es que el abono son productos naturales, orgánicos o inorgánicos, que se usan para enriquecer los nutrientes de la tierra y, por tanto, también los del cultivo en ella.

Los fertilizantes, en cambio, son productos artificiales, creados por el hombre de manera artificial y que están comprendidos básicamente por macronutrientes. Actualmente la mayoría de fertilizantes que se usan son de origen químico y resultan peligrosos y perjudiciales para el medio ambiente, pero existen fertilizantes orgánicos, muchos de ellos que pueden elaborarse de forma casera, que son totalmente ecológicos.

La aplicación

El abono se aporta al suelo, este enriquece también a la planta indirectamente mediante sus raíces. El fertilizante se aplica de forma directa a la planta junto con el agua de riego, es inevitable que una parte importante del producto acabe también en la tierra por simple acción de la gravedad y los elementos.

Ahora que ya conoces las principales y únicas diferencias entre abono y fertilizante, vamos a ver qué tipos de abono hay y qué tipos de fertilizante existen.

Diferencia entre abono y fertilizante - Cuál es la diferencia entre abono y fertilizante

Qué tipos de abono hay

Hay muchos tipos de abono, todos ellos utilizados para aportarle a la tierra nutrientes que acabarán yendo a parar a las plantas del jardín o el huerto mediante sus raíces. Estos son algunos de los más comunes:

Estiércol

El estiércol es uno de los abonos más utilizados, especialmente en áreas rurales, por la sencillez de su obtención. Normalmente puede adquirirse por buenos precios en las granjas cercanas, o incluso producirse si se cuenta con animales. Puede obtenerse estiércol de las heces de vacas, caballos, ovejas o prácticamente cualquier otro tipo de ganado, aunque es importante que su alimentación sea lo más natural posible.

Según su procedencia, los distintos tipos de estiércol son más recomendados para uno u otro tipo de cultivo, ya que el equilibrio de sus componentes varía.

Compost

El rey de los abonos caseros en cuanto a popularidad se refiere, pues cualquiera con espacio puede elaborarlo de forma muy sencilla con nada más que las sobras orgánicas del hogar y el huerto. Elaborar un buen compost requiere de paciencia y algo de experiencia, pero es una de las mejores formas de reciclar de forma ecológica los deshechos de casa a la vez que se consigue un excelente aporte de nutrientes para el cultivo.

Descubre los Tipos de compost y Cómo hacer compost casero en los siguientes artículos de EcologíaVerde que te recomendamos.

Humus de lombriz o lombricompost

El humus de lombriz es uno de los abonos orgánicos más completos y de efecto más beneficioso, si no directamente el mejor. Las lombrices californianas, grandes devoradoras de materia orgánica, producen este potente cóctel de nutrientes, que además está cargado de organismos microscópicos beneficiosos para las plantas.

Puedes comprarlo en cualquier superficie especializada, o producirlo tú mismo en poco espacio si te animas a montar tu propia vermicompostadora, lo cual no es nada caro.

Descubre Cómo hacer humus de lombriz en el siguiente post de EcologíaVerde.

Gallinaza

La gallinaza no es otra cosa que estiércol que proviene de gallinas. Es muy rico en nutrientes como el azufre, nitrógeno, potasio, calcio, magnesio y fósforo. Además, con la técnica japonesa del bocashi puede elaborarse a base de gallinaza, cáscara de arroz, tierra y carbón un abono de maduración mucho más rápida.

Abono inorgánico

Tampoco hay que olvidarse de los abonos inorgánicos: compuestos de origen mineral que no provienen de animales o plantas pero que siguen siendo totalmente naturales y ecológicos.

Diferencia entre abono y fertilizante - Qué tipos de abono hay

Qué tipos de fertilizantes hay

En los fertilizantes, la distinción más importante es la que diferencia a un fertilizante natural u orgánico, de un fertilizante químico.

Fertilizantes sintéticos

Los fertilizantes químicos, usados en la agricultura intensiva a gran escala, se crean artificialmente para aportar a las plantas los conjuntos de macronutrientes específicos que estas necesitan. Suelen llamarse también agroquímicos y son peligrosos porque pueden llegar a contaminar las aguas subterráneas e incluso los grandes caudales como ríos, siendo en ocasiones terriblemente dañinos con el medio ambiente. Además, no enriquecen el suelo de forma duradera.

Fertilizantes orgánicos

Aunque todos los fertilizantes son artificiales, no todos son dañinos. Los fertilizantes orgánicos cumplen la misma función que los abonos, con la diferencia de que suelen aplicarse directamente sobre los cultivos, a menudo incluidos en el agua de riego.

Son productos elaborados con ingredientes naturales y que no tienen por qué ser dañinos con el entorno. Existe una gran cantidad de recetas caseras tradicionales, que cualquiera puede elaborar en casa, como el té de plátano, el que se elabora con los posos del café, o el purín de consuela.

Si deseas leer más artículos parecidos a Diferencia entre abono y fertilizante, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidado del jardín.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
Su valoración:
José Luis Villa
Cómo elimino la cochinilla en el jardín
Su valoración:
Nuria
Qué interesante! Muchas gracias por el artículo
Su valoración:
Dylhia
Hola, ¿Qué hago para que el granado no tire el fruto antes de tiempo? Florea muy bien y da mucho fruto pero ninguno se le llega a término. Gracias
Diferencia entre abono y fertilizante
1 de 3
Diferencia entre abono y fertilizante

Volver arriba