Compartir

Enfermedades del olivo

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 8 noviembre 2019
Enfermedades del olivo

El olivo es uno de los cultivos más importantes de España y de muchas zonas de clima mediterráneo. Su fruto, la aceituna, se usa tanto para su consumo de distintas formas como para la elaboración del preciado aceite de oliva, por lo que resulta un cultivo de gran potencial económico, pero que puede verse atacado por variedad de enfermedades.

Si quieres aprender a reconocer las principales enfermedades del olivo, así como los métodos para prevenirlas de forma natural y cómo puedes reconocer cuándo tu árbol está enfermo, sigue leyéndonos en este artículo de EcologíaVerde.

También te puede interesar: Enfermedades de las enredaderas

Enfermedades del olivo y su tratamiento natural

Aunque son muchas las enfermedades que pueden sufrir los olivos, hay unas pocas enfermedades que son las más importantes en términos de daños y número de ataques. Además, también hay un gran número de plagas que producen pérdidas, como el algodoncillo del olivo, aunque esas no son consideradas enfermedades como tal. Estas son las principales enfermedades de los olivos:

Repilo

De nombre científico Cycloconium oleaginea, es una de las peores enfermedades que pueden dañar un cultivo de olivos. Esta afección provoca la caída de las hojas de los olivos, además de una merma importante en la producción de frutos y, a la larga, un debilitamiento general del árbol. El síntoma más visible es la aparición de manchas de tipo circular en las hojas, que también pueden llegar a verse a veces en los frutos. Las hojas acaban adoptando un tono blanquecino, y caen de forma prematura.

No existen variedades de olivo resistentes por completo a este hongo y una vez la plaga ha aparecido, no se puede hacer más que aplicar fungicidas, que deben utilizarse en otoño y al final del invierno. Es importante concentrar la aplicación del fungicida en la parte baja de la copa del árbol.

En este otro post te explicamos todo sobre los mejores Fungicidas caseros y naturales.

Verticilosis

La verticilosis es otra enfermedad muy peligrosa para los olivos, cuyos casos han aumentado mucho en las últimas temporadas. Resulta bastante difícil de combatir y está presente en toda la cuenca mediterránea, con especial incidencia en Andalucía.

El hongo se cuela en el interior de la planta por heridas o por sus raíces y el primer síntoma que produce es la decoloración de las hojas, que se enrollan sobre sí mismas alrededor del nervio central. Las flores y frutos se acaban secando también, y puede llegar a matar al árbol. Es muy peligrosa porque se esparce por una gran cantidad de plantas y puede sobrevivir hasta más de una década en el suelo.

En su combate es muy importante no extender la infección con las labores de trabajo del suelo y de abonado. Además, hay variedades resistentes a ella. Por lo demás, solo se pueden utilizar métodos como la solarización o sustancias anti fúngicas, además de podar y controlar las partes infectadas.

Antracnosis en el olivo

La aceituna jabonosa o antracnosis se considera actualmente la más importante de las enfermedades que afectan a los olivos a nivel mundial. Provoca una gran cantidad de daños en la cosecha, echando a perder el aceite de los frutos afectados.

Sus síntomas son aceitunas con manchas de color pardo y arrugadas y hojas con partes secas y necrosadas, que acaban secándose por completo. Las ramas también se secan en sus puntas y las inflorescencias pueden verse igualmente afectados.

Ante la antracnosis, pueden elegirse variedades resistentes como el picual, dar una buena ventilación entre las ramas al árbol y aplicar fungicidas.

En este otro artículo puedes descubrir Qué es la antracnosis y su tratamiento.

Enfermedades del olivo - Enfermedades del olivo y su tratamiento natural

Cómo saber que un olivo está enfermo

Como hemos mencionado arriba, cada enfermedad muestra síntomas particulares, aunque algunos de ellos resultan bastante universales. Por lo general, ver un olivo con la hoja amarilla antes de tiempo o las hojas con manchas en ellas o en los frutos será siempre un indicio de que algo no va bien.

También las puntas resecadas en las hojas, manchas de necrosis o curvaturas no naturales nos dan pistas de que el árbol no se encuentra sano, y debemos observar con atención para descubrir cuál es el problema, que no tiene por qué ser siempre una plaga o enfermedad.

Cómo prevenir enfermedades en el olivo

Estos son algunos consejos para prevenir las enfermedades del olivo que te ofrecemos en EcologíaVerde:

  • Puesto que muchas enfermedades son de tipo fúngico, controlar los excesos de humedad y calor son siempre una muy buena forma de evitar la aparición de elementos dañinos indeseados.
  • Además, mantener una buena higiene del cultivo retirando la materia orgánica innecesaria del suelo, limpiando y desinfectando las herramientas de poda antes y después de tratar a cada árbol y mantener unas ramas bien ventiladas y no demasiado densas ayudarán también a que el cultivo se mantenga sano.
  • También es muy importante considerar el usar especies resistentes y no proveerse de plantones o agua que puedan estar infectados.

Tras conocer toda esta guía sobre las enfermedades del olivo, puede que te interese descubrir Las plagas del olivo y su tratamiento.

Si deseas leer más artículos parecidos a Enfermedades del olivo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Plantas de exterior.

Escribir comentario sobre Enfermedades del olivo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Enfermedades del olivo
1 de 2
Enfermedades del olivo

Volver arriba