Compartir

Ficus lyrata: cuidados

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 2 junio 2020
Ficus lyrata: cuidados

El Ficus lyrata, también llamado Ficus pandurata, ficus lira o higuera de hojas de violín, entre otros, es una planta única en su aspecto, sobre todo cuando se cultiva en interior. Y es que, aunque en exterior puede alcanzar alturas de hasta 20 metros, incluso en maceta su porte es marcadamente arbóreo, siendo posible tener dentro de casa una planta que prácticamente parece un árbol.

Si quieres aprender cómo cultivar esta bonita planta y qué tipo de cuidados necesita, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde en el que verás una guía completa de los cuidados del Ficus lyrata.

También te puede interesar: +35 tipos de ficus

Características del Ficus lyrata

Para empezar, conozcamos mejor las características del ficus lyrata.

  • Nombre científico: Ficus lyrata Warb o Ficus pandurata Hort. Sander.
  • Planta perenne.
  • Originario de África tropical.
  • Habitualmente usado como planta de interior.
  • Hojas de gran tamaño en forma de lira y muy brillantes.

Descubre muchos más especies de árboles ficus con esta guía de EcologíaVerde sobre +35 tipos de ficus, sus nombres, características y fotos, como el Ficus benjamina, el Ficus robusta o el Ficus elastica. Ahora que ya hemos visto algunas de sus características, vamos a conocer varias más y a ver cómo cuidar un ficus lira.

Ficus lyrata: cuidados - Características del Ficus lyrata

Luz y temperatura

Debido a su origen, esta planta necesita de temperaturas altas o cálidas para desarrollarse adecuadamente. Lo ideal es que la temperatura sea de alrededor de 20 ºC para este ficus, pues exponerlo a temperaturas por debajo de los 15 ºC acabará por matar a la planta. Puede soportar temperaturas bastante altas por periodos cortos de tiempo, pero tampoco le hacen bien.

La iluminación es uno de los grandes requisitos de esta planta y, probablemente, el más importante. El ficus lira precisa de recibir una gran cantidad de luz, pero eso sí, de forma indirecta. La incidencia directa de el sol fuerte tiende a quemar sus hojas, así que es conveniente ubicarlo en una zona muy iluminada pero lejos de las ventanas o bien, tras las cortinas en interior o en semisombra en exterior. Es especialmente importante que la planta recoja luz en su parte superior.

Ficus lyrata: cuidados - Luz y temperatura

Maceta y sustrato

Cualquier maceta con agujeros de drenaje y con el tamaño suficiente es adecuada para este ficus, aunque las hidrojardineras ayudan a mantener un buen nivel de humedad sin excesivos riegos. Simplemente, cuando veas demasiado las raíces de la planta significará que ha crecido mucho y necesita un trasplante a una maceta mayor, o bien al exterior para estar directamente en el suelo.

En cuanto al sustrato para el Ficus lyrata, un sustrato universal para plantas de interior será habitualmente suficiente. Si quieres asegurarte de darle una buena base, siempre puedes preparar tu propio sustrato universal con un tercio de turba, un tercio de fibra de coco y un tercio de humus de lombriz. Así queda una mezcla ligera, oxigenada, con un buen drenaje y muy rica en nutrientes, que mejorará aún más si añades un poco de vermiculita y perlita.

Riego y abono

Regar un Ficus lyrata no es complicado, simplemente es necesario mantener el sustrato húmedo la mayor parte del tiempo, aportándole así un entorno de humedad parecido al tropical. Eso sí, es muy importante que no riegues nunca hasta encharcar ni a dejar que se seque del todo su tierra, evitándole a la planta sufrir estrés hídrico. En los meses fríos, espacia un poco los riegos hasta una vez por semana aproximadamente.

Como en la mayoría de plantas, abonar el Ficus lyrata durante los meses cálidos ayudará a que su crecimiento sea más enérgico y a que la planta se encuentre en su mejor forma. Puedes usar fertilizante universal para plantas verdes, o elaborar tú mismo un abono orgánico. En este otro artículo podrás encontrar una guía y un vídeo sobre Cómo hacer abono orgánico casero para plantas.

Poda del Ficus lyrata

¿Cómo se poda un Ficus lyrata? En principio no es necesario podar esta planta en interior. En exterior, en cambio, si la dejamos crecer naturalmente adquirirá porte de árbol, así que si queremos mantenerla con porte arbustivo será necesario realizar una poda anual más agresiva. Como árbol, será suficiente despuntar el tallo principal una vez alcanzada la altura deseada.

Cómo trasplantar un Ficus Lyrata

Otro de los cuidados del ficus lira es saber cuándo conviene trasplantarlo. A la hora de ver cuándo trasplantar el Ficus lyrata, hay dos posibilidades principales: trasplantarlo a otra maceta o al exterior. Si es el primer caso, trasplántalo cuando las raíces se vean por la tierra, cosa que ocurrirá cada uno o dos años. El segundo caso ocurrirá sencillamente cuando la planta haya crecido demasiado para tenerla dentro de casa. Estos son los pasos para su trasplante:

  1. Esteriliza las herramientas que vayas a usar, tanto de poda como para ayudarte en el trasplante.
  2. Haz a la planta un mantenimiento retirándole hojas secas o partes en mal estado.
  3. Suelta la tierra en los bordes de la maceta, moviendo un poco la planta para que el cepellón se afloje.
  4. Extrae la planta procurando no dañarla. Puedes soltar las raíces demasiado compactadas.
  5. Pon la planta en su nueva ubicación, cubre el cepellón de sustrato y riega.

Te recomendamos aprender más con esta otra guía sobre Cuándo y cómo trasplantar una planta.

Ficus lyrata: cuidados - Cómo trasplantar un Ficus Lyrata

Mi Ficus lyrata está enfermo: ¿qué hago?

Puede que a lo largo del tiempo que tengas a este tipo de planta en casa veas que tiene algún problema. Por ejemplo, puede que detectes al Ficus lyrata con las hojas débiles o que veas a tu ficus con hojas amarillas o marrones. Aquí van algunos consejos para detectar problemas y cuidar a un Ficus lyrata enfermo:

  • Si ves que los bordes de las hojas de tu planta están secas, probablemente se hayan quemado o bien por un exceso de sol directo, o bien por estar expuestas a corrientes de aire seco, como las del aire acondicionado o la calefacción. En tal caso, aleja la planta de esa zona y retírale las hojas en mal estado.
  • Un exceso de humedad atraerá a plagas y hongos: no te excedas en la cantidad de los riegos. Es preferible regar más frecuentemente y en menor cantidad.
  • Si las hojas se abarquillan o están muy lacias, no estás regando la planta lo suficiente.
  • Si las hojas amarillean, probablemente sea justo lo contrario y te recomendamos regar menos.
  • Si las hojas se le caen demasiado, seguramente necesita más luz.

Ahora que ya sabes cómo cuidar a un ficus lira, quizás también quieras conocer los Cuidados del ficus benjamina.

Ficus lyrata: cuidados - Mi Ficus lyrata está enfermo: ¿qué hago?

Si deseas leer más artículos parecidos a Ficus lyrata: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Ficus lyrata: cuidados

¿Qué te ha parecido el artículo?

Ficus lyrata: cuidados
1 de 5
Ficus lyrata: cuidados

Volver arriba