menu
Compartir

Función de relación: qué es, fases y ejemplos

 
Por Julia Caballero Páez, Bióloga. Actualizado: 3 junio 2021
Función de relación: qué es, fases y ejemplos

Si hablamos de la función de relación, hablamos de una de las tres funciones básicas de los seres vivos y, por tanto, está presente en animales y plantas, produciéndose también a nivel celular. Son tres las fases que intervienen en la función de relación cuyo orden es: en primer lugar, la fase de estímulo que proporciona la información sobre los cambios que se estén produciendo en el medio exterior o interior de los organismos, la segunda es la fase de análisis de la información para, finalmente, emitir un respuesta.

Si te apetece conocer de qué manera realizan la función de relación los seres vivos, así como sus fases, qué elementos y sistemas intervienen y también algunos ejemplos curiosos de la función de relación presentes en plantas y animales, continúa leyendo este artículo de EcologíaVerde sobre qué es la función de relación, sus fases y ejemplos.

Qué es la función de relación

La función de relación es una de las funciones vitales y, gracias a ella, los seres vivos tienen la capacidad de obtener información del medio ambiente y de reaccionar ante los cambios que se producen en él o también, a nivel interno de los propios organismos. En los siguientes apartados conoceremos qué sistemas intervienen para que ocurra esta función vital para las plantas y los animales.

Te recomendamos leer este otro artículo sobre las Funciones vitales de los seres vivos para aprender más sobre este tema y conectar la función de relación con las demás. También te aconsejamos leer los posts de cada una de las otras funciones vitales por separado: Función de relación: qué es, fases y ejemplos y Función de reproducción: en qué consiste y por qué es importante.

Fases de la función de relación

Las fases de la función de relación son: la fase de estímulo u obtención de la información, la fase de procesamiento de dicha información y, por último, la fase de respuesta. Para que se produzcan estas fases, tenemos que conocer qué elementos intervienen en la función de relación, y son los siguientes:

  • Fase de estímulo: son percibidos por los seres vivos a través de receptores y es la información en forma física, química o biótica que pueden percibir los seres vivos del medio exterior o del interior de los mismo.
  • Fase de procesamiento del estímulo: la segunda fase es la que se encarga de analizar la información recibida y, según se trate de células, animales o plantas, los sistemas involucrados son diferentes.
  • Fase de respuesta: una vez se ha producido el análisis, la respuesta es emitida por los órganos efectores, y éstas pueden ser móviles (si provocan el movimiento del organismo) o estáticas o secretoras (si producen la liberación de sustancias).

Función de relación celular

La célula es capaz de tomar información del medio y desencadenar una cascada de procesos gracias a los cuales se acaba emitiendo una respuesta celular. Los tipos de estímulos que una célula es capaz de percibir son muy variados: luminosos, térmicos, mecánicos, químicos, magnéticos, gravitatorios, eléctricos... y dependiendo del origen del estímulo, el procesamiento será más o menos complejo.

Por otro lado, existen también muchas formas en las que la célula puede emitir respuestas y lo hace a través de: secreción de sustancias, activación o desactivación del metabolismo y de la división celular, formación de paredes protectoras (enquistamiento) o emisión de luz (bioluminiscencia) entre otras.

Como ya sabemos, existen organismos unicelulares y estos tienen la capacidad también de relacionarse entre ellos, captando señales procedentes de otros organismos unicelulares. Por lo tanto, cuando esto ocurre hablamos de comunicación celular y es bastante importante en organismos como las bacterias que se agrupan en colonias. Por otro lado, en organismos pluricelulares, la comunicación celular es fundamental y se realiza generalmente de forma química, transmitiendo señales a través de todas las células del cuerpo para emitir una respuesta compleja para el beneficio del organismo en cuestión.

Te animamos a conocer más sobre los Organismos unicelulares y pluricelulares: ejemplos y diferencias leyendo este otro post.

Función de relación: qué es, fases y ejemplos - Función de relación celular

Función de relación en las plantas

En efecto, las plantas también se relacionan y experimentan cambios originados por estímulos. Esto ocurre porque están dotadas de células encargadas de captar estímulos internos y externos y emitir la correspondiente respuesta. La respuesta de las plantas a estímulos ambientales puede realizarse a través de movimientos de crecimiento u orientación, y estas reacciones se conocen por el nombre de tropismos. A su vez, estos tropismos pueden tener diferente naturaleza, ya que pueden deberse por estímulos luminosos (fototropismos), cuando los organismos se orientan o crecen hacia o en contra de la luz, geotropismos, que ocurren cuando por efecto de la gravedad el tallo o raíz crece a favor o en contra de ella, hidrotropismos, producidos por la presencia de agua, quimiotropismo, cuando la planta reacciona a sustancias químicas, creciendo a favor si estas son beneficiosas o en contra si son perjudiciales, y, por último, tigmotropismos, cuando algunos vegetales crecen alrededor de cuerpos sólidos cuando entran en contacto con ellos (por ejemplo, lo que ocurre en las plantas enredaderas). Puedes aprender más sobre Qué es el tropismo, sus tipos y ejemplos con este otro post.

Por otro lado, existen otro tipo de reacciones de las plantas llamadas nastias, producidas en respuesta también a factores externos y se caracterizan por ser respuestas rápidas. Estas respuestas pueden deberse también a estímulos lumínicos (fotonastias), donde los organismos giran o abren las flores en respuesta a la luz, tigmonastias, que ocurren cuando, por ejemplo, la planta reacciona al contacto de un insecto atrapándolo, como ocurre en plantas carnívoras, o nictinastias, cuando los vegetales cambian la posición de las hojas según sea de día o de noche.

Función de relación: qué es, fases y ejemplos - Función de relación en las plantas

Función de relación en los animales

En animales, la función de relación involucra al sistema nervioso, perceptor de los estímulos y responsable de la emisión de las respuestas. Los receptores sensoriales son los encargados de recibir esta información del medio externo proporcionada por los estímulos. Existen diferentes tipos de receptores sensoriales ya que pueden ser, según su localización, receptores externos, si captan la información del medio exterior, o receptores internos si lo hacen del medio interno. Además, según la naturaleza del estímulo a percibir, estos receptores sensoriales pueden ser: fotorreceptores, si captan estímulos de tipo luminoso (ya sea luz visible o ultravioleta como en el caso de los insectos), quimiorreceptores, cuyos estímulos son sustancias químicas (por ejemplo olores o sabores), mecanorreceptores, si los estímulos son de tipo mecánico (como el tacto, dolor, gravedad...), termorreceptores, estimulados por el frío o calor o, por último, electrorreceptores, los cuales detectan la energía eléctrica.

Según si los animales son invertebrados o vertebrados los receptores sensoriales pueden localizarse en células aisladas u órganos muy desarrollados en la superficie del cuerpo del animal, como es el caso de los primeros, o concentrarse en los órganos de los sentidos como ocurre en el caso de los vertebrados.

Posteriormente a la recepción de los estímulos por estas estructuras, es importante conocer qué sistemas intervienen en la función de relación de los animales. Estos procesan la información y la integran gracias a un complejo sistema de coordinación que involucra al sistema nervioso, el cual transmite la información a través de impulsos nerviosos por todo el cuerpo, y al sistema endocrino, que fabrica moléculas químicas que viajan también por el organismo hasta los órganos efectores. Los órganos efectores, son los que, finalmente, ejecutarán las respuestas elaboradas por los anteriores, siendo respuestas rápidas las emitidas por el sistema nervioso y lentas y duraderas las que implican al endocrino. Estas respuestas tienen gran importancia en procesos como la nutrición, la locomoción, el crecimiento, la reproducción, la socialización y otras múltiples funciones complejas.

Función de relación: qué es, fases y ejemplos - Función de relación en los animales

Ejemplos de la función de relación en los seres vivos

Existen múltiples ejemplos sobre cómo se lleva a cabo la función de relación en animales y plantas, por lo que, en este apartado, hablaremos de dos casos especiales donde animales y plantas integran la función de relación en sus funciones vitales, concretamente para su alimentación.

Ejemplo de la función de relación en los animales

El primero es el caso de los murciélagos que utilizan la ecolocalización, un sistema de percepción del medio a través del eco de ondas de sonido que rebotan sobre objetos y devuelven información acerca de la distancia y tamaño de dichos objetos. Es habitual en animales nocturnos como los murciélagos, pero también está presente en muchas especies con otro tipo de hábitos, por ejemplo, las ballenas o delfines. En el caso de los murciélagos, lo que ocurre es que contraen los músculos de la laringe para emitir sonidos imperceptibles al oído humano y estas ondas rebotan en los insectos de los que se alimentan o contra objetos que deben ubicar, devolviendo la información en forma de señales a los oídos de los murciélagos acerca de la ubicación.

Ejemplo de la función de relación en los animales

Otro caso que merece especial mención es el de las plantas carnívoras, como la venus atrapamoscas (Dionaea muscipula). Las plantas carnívoras suelen alimentarse de nutrientes y minerales que extraen del suelo, pero cuando estos escasean, están dotadas de un sistema de percepción de insectos en sus hojas. Según algunos estudios, la venus atrapamoscas cuenta con una serie de pelos que actúan como sensores en las superficies de sus hojas y son capaces de “contar” las veces que estos pelos han sido rozados por la potencial presa, para así conocer si es o no viable invertir la cantidad de energía que les supone alimentarse de este tipo de presa. Cuando la frecuencia de contacto de los pelos es alta, la planta cierra rápidamente sus hojas y atrapa en su interior al insecto, que será descompuesto mediante enzimas específicas segregadas por la planta para realizar su digestión.

Función de relación: qué es, fases y ejemplos - Ejemplos de la función de relación en los seres vivos

Si deseas leer más artículos parecidos a Función de relación: qué es, fases y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía
  • Biología-Geología. Función de relación en las plantas: https://biologia-geologia.com/BG1/1052_relacion_de_las_plantas.html
  • Biología 3º de secundaria. La relación de los animales. Los receptores: http://biologiaterceroiem.blogspot.com/2013/04/la-relacion-en-los-animales-los.html
  • Langley, L. (2021). National Geographic. Así funciona la ecolocalización, el sónar de la naturaleza: https://www.nationalgeographic.es/animales/2021/02/asi-funciona-la-ecolocalizacion-el-sonar-de-la-naturaleza
  • Redacción de Centro Nacional de Biotecnología. (2016). Centro Nacional de Biotecnología (CNB). Las plantas carnívoras utilizan las matemáticas para cazar a sus presas: https://www.cnb.csic.es/index.php/es/cultura-cientifica/noticias/item/1318-las-plantas-carnivoras-utilizan-las-matematicas-para-cazar-a-sus-presas

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Función de relación: qué es, fases y ejemplos
1 de 5
Función de relación: qué es, fases y ejemplos

Volver arriba