menu
Compartir

Función de reproducción: en qué consiste y por qué es importante

 
Por Julia Caballero Páez, Bióloga. Actualizado: 3 junio 2021
Función de reproducción: en qué consiste y por qué es importante

La función de reproducción es una de las tres funciones vitales que realizan todos los seres vivos, junto con la función de nutrición y la función de relación. Esta es una de las etapas por las que pasan los organismos vivos y hace referencia a la supervivencia de la especie, es decir, es gracias a la cual se perpetúan los genes que definen o caracterizan una especie y mediante la que los organismos forman nuevos individuos, ya sea por reproducción sexual o asexual. Para poder realizar la función de reproducción, los organismos tienen que encontrarse en la etapa de madurez, ya que es el momento en el que han desarrollado los aparatos y órganos que intervienen en la formación de nuevos seres vivos.

¿Quieres aprender más sobre la función de reproducción en animales y plantas y en sus células? ¿Quieres saber qué sistemas intervienen en la reproducción? ¿Por qué la función de reproducción es tan importante? Para despejar estas dudas, continúa leyendo este artículo de EcologíaVerde sobre la función de reproducción de los seres vivos.

También te puede interesar: Reproducción de las plantas

Función de reproducción celular

La célula es la unidad básica funcional de los seres vivos y es posible que a veces hayas podido preguntarte cómo se reproducen las células. La reproducción celular ocurre cuando una célula se divide para dar lugar a otras nuevas, mediante mitosis o meiosis. Con la mitosis, que es la forma más frecuente de división celular en eucariotas, la célula madre copia la información genética completamente y, posteriormente, divide el citoplasma en dos, dando lugar a dos células hijas idénticas. Por otro lado, las células también pueden dividirse por meiosis. Este proceso, algo más complejo que el anterior, ocurre cuando una célula diploide (con doble copia de su material genético) se divide dos veces para dar lugar a cuatro células hijas haploides (que poseen la mitad del material genético) respecto a la célula madre. Además, en la primera división meiótica ocurre el entrecruzamiento entre cromosomas homólogos, momento en el que se produce la recombinación del material genético.

La reproducción celular es importante, ya que permite el crecimiento de organismos pluricelulares así como la sustitución de células que han sido dañadas.

Función de reproducción: en qué consiste y por qué es importante - Función de reproducción celular

Función de reproducción en las plantas

Las plantas se reproducen para formar nuevos individuos y lo hacen a través de la reproducción sexual o asexual, coexistiendo en la mayoría de los vegetales ambos tipos.

  • En cuanto a la reproducción asexual de las plantas, solo interviene un individuo y no participan células especializadas ni gametos sexuales. Una de las ventajas de la reproducción asexual es que permite un rápido crecimiento de la población, cuyos individuos comparten exactamente el mismo material genético, es decir, son clones unos de otros y por tanto, no hay variabilidad genética. La reproducción asexual en plantas ocurre a través de mecanismos como: esporulación (a través de esporas, p.ej. en helechos), multiplicación vegetativa mediante estolones (p.ej. en fresal), bulbos (p.ej. en cebollas), rizomas (p.ej. en lirios) o tubérculos (p.ej. en patatas), esquejes (p. ej. en plantas ornamentales), acodos o injertos (p. ej. en rosales). Aquí hablamos más acerca de Reproducción asexual de las plantas.
  • Por otro lado, la reproducción sexual en plantas ocurre cuando dos células germinales especiales, (gametos) se fusionan para dar un nuevo individuo con la combinación genética de ambos progenitores. Conoce a varias de las Plantas que se reproducen sexualmente en este post.

Infórmate con más detalle sobre la Reproducción de las plantas aquí. Además, no te pierdas este vídeo de nuestro canal acerca de este tema de la función reproductiva en las plantas.

Función de reproducción en los animales

En animales también se pueden dar la reproducción sexual y asexual.

  • En la reproducción sexual en animales ocurre cuando las células sexuales haploides (óvulos y espermatozoides) se unen para dar lugar a un cigoto diploide. Este nuevo individuo tiene una mezcla genética de sus progenitores, ventaja que beneficia la evolución de la especie según se produzcan los cambios en el medio ambiente.
  • Otros animales más primitivos se reproducen de forma asexual, lo que implica que, a partir de las células su propio cuerpo, dará lugar a un individuo nuevo. Los mecanismos por los que ocurre la reproducción asexual en animales pueden ser: por gemación (mediante la formación de yemas), por escisión (el individuo se divide en dos) o fragmentación (el individuo se divide en varias partes).

Sin embargo, hay animales como las estrellas de mar que presentan reproducción sexual y asexual. Se reproducen de forma asexual cuando forman un nuevo individuo a partir de una parte de su cuerpo, por ejemplo un brazo y, sexualmente, porque existen individuos machos y hembras (incluso algunos hermafroditas) que mediante fecundación externa (aquella que ocurre en el medio marino cuando espermatozoide y óvulo se encuentran) pueden dar lugar a un cigoto que se convertirá en adulto tras pasar por el periodo larvario (en las especies que lo presentan).

Sistemas que intervienen en la función de reproducción

En las plantas con semillas (espermatofitas o fanerógamas) la flor es las estructura donde se encuentran los órganos que intervienen en la función de reproducción. A su vez, estas pueden contener órganos de un sexo o de ambos dependiendo de si son unisexuales o hermafroditas. Los órganos sexuales son el androceo y el gineceo. Por un lado, el androceo es el órgano masculino y lo forman los estambres en cuyo interior, se encuentran los sacos polínicos donde se ubican los gametos masculinos. Por otro lado, el gineceo, es el órgano femenino y se compone del ovario, donde se encuentran los óvulos que serán fecundados y se transformarán en un fruto en cuyo interior albergará las semillas.

En animales, la reproducción sexual se da gracias a la existencia de aparatos de la función de reproducción o aparatos reproductores que son los encargados de formar las células reproductoras o gametos. En la mayoría de los animales, los aparatos que intervienen en la función de reproducción constan de gónadas masculinas encargadas de la formación de los espermatozoides y gónadas femeninas, que forman los óvulos. Ambos constituirían los órganos sexuales primarios. Por otro lado, pueden existir otras estructuras accesorias como las vías genitales, útero, vagina, órganos copuladores o, como en el caso de algunos invertebrados como los insectos, receptáculos seminales.

Ahora que has aprendido todo esto acerca de la reproducción, te recomendamos ampliar tus conocimientos acerca de los seres vivos con estos otros posts:

Si deseas leer más artículos parecidos a Función de reproducción: en qué consiste y por qué es importante, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía
  • Concepto.de. Reproducción Celular: https://concepto.de/reproduccion-celular/
  • Biología y Geología, Reproducción vegetal: http://biogeo.esy.es/BG1BTO/reproduccionplantas.htm
  • Botanipedia, Plantas Angiospermas y Gimnospermas: https://www.botanipedia.org/index.php?title=PLANTAS_ANGIOSPERMAS_Y_GIMNOSPERMAS
  • Science ABC, How do plants reproduce?: https://www.scienceabc.com/nature/how-do-plants-reproduce.html
  • Ministerio de Educación, Las funciones de los seres vivos: http://recursos.cnice.mec.es/biosfera/alumno/2ESO/Funcseres/contenido4.htm
  • Biología-Geología, Reino Metazoos o Animalia o Animales: https://biologia-geologia.com/BG1/734_metazoos.html#reproduccion
  • Expertoanimal, Ciclo de vida de las estrellas de mar:

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Función de reproducción: en qué consiste y por qué es importante
1 de 2
Función de reproducción: en qué consiste y por qué es importante

Volver arriba