Curiosidades de los animales

¿Hay orugas venenosas?

 
Ulla Rothschuh Osorio
Por Ulla Rothschuh Osorio, Bióloga. 3 febrero 2023
¿Hay orugas venenosas?

Las mariposas son animales voladores y coloridos que se asocian como lo efímero y bello, pero la realidad es que durante su ciclo de vida alternan en diferentes formas y en algunas de ellas pueden llegar a ser peligrosas. Esto tiene una función muy particular, y es que las orugas son de los alimentos favoritos de ciertas aves para alimentarse y necesitan defenderse. Ahora, ¿hay orugas venenosas? A continuación, en este artículo de EcologíaVerde, te responderemos a esta pregunta y aprenderás más curiosidades sobre este grupo de insectos.

También te puede interesar: ¿Hay caracoles venenosos?

Índice

  1. ¿Las orugas son peligrosas?
  2. Lonomia achelous
  3. Oruga peluche
  4. Polilla de la rosa
  5. Gusano de la muerte
  6. Estrategia de defensa de las orugas venenosas
  7. Efectos del veneno de oruga
  8. Cómo evitar las picaduras de orugas

¿Las orugas son peligrosas?

La oruga es el segundo estadio de metamorfosis por el que pasa un lepidóptero, sea mariposa de hábitos diurnos o polilla nocturna. Aquí puedes conocer las Diferencias entre mariposas diurnas y nocturnas.

La fase de oruga es la fase de alimentación activa, que sigue al huevo y que va antes de la pupa. En este otro artículo hablamos sobre El ciclo de vida de una mariposa: etapas e imágenes.

Es sabido que las orugas pueden llegar a ser una plaga de hojas y que algunas son venenosas, pero no todas las orugas son peligrosas, y eso dependerá de su adaptación frente a amenazas.

Aquellas orugas que sí son peligrosas pueden llegar a serlo por varias formas: algunas secretan sustancias que tienen mal sabor o mal olor, mientras que algunas otras pueden tener unas estructuras llamadas cerdas, similares a pelillos. Estas a su vez pueden ser punzocortantes por sí solas, pero hay otras que están conectadas a glándulas de veneno. En muchos lugares a estos se les conoce como azotadores, y son fácilmente reconocibles por tener todo el cuerpo cubierto por espinas rígidas. Otros pueden tener las cerdas únicamente en prolongaciones dispersas en el cuerpo y puede ser más difícil ver dichos pelillos. Pero aunque se pueda llegar a saber que una oruga tiene cerdas venenosas o no, puede ser complicado a veces y lo mejor es tener precaución y no entrar en contacto con ellas.

Para conocer más a fondo cómo son estos animales, a continuación te presentamos algunas orugas venenosas, que generan graves problemas de salud.

Lonomia achelous

Se trata de una polilla originaria de Centroamérica, y que vive asociada a la palma Tapiria guianensis. Cuando está en una etapa temprana de desarrollo en forma de oruga, libera al contacto con ella una sustancia que activa el sistema trombolítico de la presa, con función anticoagulante. Como síntomas se percibe sensación de comezón, pero al paso de 72 horas habrá síntomas hemorrágicos más graves, como sangrado nasal, intestinal y en mujeres, incluso, sangrado genital. De no identificarse y no dar tratamiento, puede avanzar hasta coma y muerte.

¿Hay orugas venenosas? - Lonomia achelous

Oruga peluche

Esta oruga de especie Megalopyge opercularis pertenece a una polilla, y como su nombre común lo indica, parece un peluche por la cantidad de cerdas que lo recubren. Es propia del continente americano con distribución desde Norteaméroca hasta Sudamérica. Es muy frecuente en Estados Unidos. El dolor que generan las cerdas insertadas en la piel es sumamente alto, y es equiparable a la picadura de avispa.

En este otro artículo puedes conocer más acerca de la Oruga peluche: picadura y dónde se encuentra.

¿Hay orugas venenosas? - Oruga peluche

Polilla de la rosa

Parasa indetermina es una polilla de color verde limón con detalles amarillos y beige, muy llamativa por ser muy peludita. Su estadio de larva también es peculiar porque es de color amarillo o naranja brillante, con contrastantes líneas verticales de color negro y blanco que recorren el cuerpo. Sobre este tiene numerosas prolongaciones recubiertas por finas cerdas, que de ser tocadas dejarán una irritación.

¿Hay orugas venenosas? - Polilla de la rosa

Gusano de la muerte

Lonomia obliqua es una polilla de hábitos gregarios que sale a alimentarse de hojas durante la noche, mientras que en el día se mantiene sobre los troncos de los árboles. Al tocar las cerdas se libera el veneno que produce irregularidades en la sangre de la víctima, causando desintegración de eritrocitos y llegando hasta insuficiencia renal, con un envenenamiento que puede ser fatal. Estos síntomas se percibirán como malestar estomacal y aparición de moretones. Son comunes en Brasil, Argentina, Venezuela y Colombia. El tratamiento consta de un antiveneno particular para esta especie.

¿Hay orugas venenosas? - Gusano de la muerte

Estrategia de defensa de las orugas venenosas

Las orugas tienden a ser buscadas como alimento por aves y otros animales vertebrados por ser ricas en proteínas. Para poder defenderse de tales depredadores, además de las mencionadas cerdas venenosas, muchas orugas han desarrollado un sabor desagradable que impide que se las coman, o tienen la capacidad de secretar sustancias venenosas para que sea inapetecible comerlas.

Otra estrategia de defensa observada en las orugas el aposematismo, que es la coloración corporal llamativa para advertir de peligro. Además, las orugas tienden a asumir una postura defensiva levantando la primera parte de su cuerpo para hacerse ver más grandes y peligrosas.

En este otro artículo puedes conocer mejor al Aposematismo: qué es y ejemplos.

Efectos del veneno de oruga

La picadura de oruga se conoce como erucismo, y los efectos del veneno de oruga se perciben principalmente como reacciones alérgicas histamínicas. Entre ellas se distinguen los siguientes síntomas, que varían de especie a especie, según el individuo y el tratamiento que se suministre:

  • Dermatosis
  • Urticaria
  • Ampollas en la piel
  • Inflamación localizada
  • Insuficiencia respiratoria
  • Comezón
  • Problemas sanguíneos
  • Náuseas
  • Dolor estomacal
  • Estado de coma
  • Muerte

Cómo evitar las picaduras de orugas

Para evitar las picaduras de orugas, no se debe entrar en contacto con ellas. No suelen encontrarse en lugares donde estorben al humano, así que muchos de estos accidentes suceden por molestarlas.

Por otro lado, es común que en áreas de espesa vegetación silvestre, las orugas caigan de los árboles. Además, hay que tener cuidado porque las cerdas pueden dispersarse por el aire y depositarse desde zonas distantes sobre la piel. Para aquellas personas que frecuenten zonas arboladas se recomienda usar protección en la vestimenta, esto es usando manga larga, pantalón largo, botas gruesas, guantes y sombrero. Esta protección evitará también picaduras de otros animales.

Ahora que has descubierto que sí hay orugas venenosas, te animamos a conocer más sobre Cuáles son los animales más venenosos del mundo.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Hay orugas venenosas?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Curiosidades de los animales.

Bibliografía
  • Machado, A. & Rodriguez, A. (2005) Animales venenosos y ponzoñosos de Venezuela. Caracas: UCV.
  • Maggi, S., & Faulhaber, G. A. M. (2015). Lonomia obliqua Walker (Lepidoptera: Saturniidae): hemostasis implications. Revista da Associação Médica Brasileira, 61, 263-268.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 5
¿Hay orugas venenosas?