Compartir

Injertar un limonero: cuándo y cómo hacerlo

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 13 septiembre 2019
Injertar un limonero: cuándo y cómo hacerlo

Los limones son uno de los frutos más populares debido a su ácido sabor y fresco aroma. Cada día son más los que se animan a plantar su propio limonero para poder disfrutar de sus frutos en casa y de forma totalmente ecológica. Sin embargo, puede que no tengas espacio para plantar un limonero por sí solo, o que quieras acelerar la producción de sus frutos. En estos casos, realizar un injerto en otra planta es una gran opción.

Acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde si quieres aprender cuándo y cómo injertar un limonero para disfrutar de estos deliciosos frutos.

Cuándo injertar un limonero

El injerto es un proceso bastante traumático tanto para la planta soporte como el esqueje. Por esto, el injerto debe realizarse siempre en la temporada en que el árbol esté en mejores condiciones y con su sistema defensivo más en forma, que es a principios de primavera, que es cuando la planta se recuperará mejor de la agresión.

Dependiendo de cuándo se realice el injerto, se conoce como injerto a yema viva, si es a principios de primavera, o bien a yema dormida si se realiza en otoño.

Cómo injertar un limonero

Lo primero es tener en cuenta en qué árbol vas a injertar el limonero. Lo ideal es utilizar un árbol lo más parecido posible, como por ejemplo un naranjo u otro cítrico de una familia cercana. Si usas un naranjo, hazlo antes del otoño, de forma que la corteza esté más suelta y con la savia circulando con más facilidad. Lo más común es realizar un injerto de un limonero con incisión en forma de T:

  1. Prepara una navaja o herramienta lo más afilada posible y desinféctala con alcohol.
  2. Una vez limpiada la herramienta, haz un corte en forma de T en el portainjertos, y separa la corteza con mucho cuidado procurando no romperla.
  3. Hay que dejar descubierta la capa verde bajo la corteza, que es donde deberá aplicarse el injerto del limonero, que tendrás que haber preparado y cortado previamente alrededor de la yema.
  4. Se ajusta el injerto todo lo posible al portainjerto y se cubre con plástico o alguna otra protección por encima y por debajo de la yema para evitar que entren insectos en la herida o se infecte con algún mircoorganismo dañino, como bacterias u hongos.

En este otro artículo de EcologíaVerde te hablamos más acerca de Cómo hacer injertos en árboles frutales.

Injertar un limonero: cuándo y cómo hacerlo - Cómo injertar un limonero

Cuidados de un limonero injertado

Como es habitual en los injertos, a la hora de aplicarle cuidados lo que manda serán las necesidades del portainjerto, que es la planta que va a sustentar al injerto de limonero. Sin embargo, como lo ideal es realizar el injerto en un naranjo u otro cítrico cercano, lo habitual es que el portainjerto tenga necesidades muy parecidas a las de un limonero, así que vamos a enumerarlas para que conozcas los cuidados básicos de un limonero injertado.

Cuidar la herida del injerto

Lo primero es tener especial cuidado con el injerto y la zona de la herida, sobre todo hasta que cicatrice por completo. Mantén la zona cubierta para que no puedan colarse insectos ni ningún otro tipo de plaga, y procura limpiarla de savia que haya podido gotear o escapar.

Temperatura y luz

Como la mayoría de cítricos son de tipo tropical, casi todos ellos necesitan temperaturas cálidas y una buena cantidad de horas de sol al día. Muchos de ellos pueden sobrevivir durante periodos cortos a temperaturas de 0 ºC, pero una exposición prolongada durante varias horas o con frío muy intenso provocará daños graves e incluso la muerte. Además, si el lugar donde vives acostumbra a sufrir vientos fuertes, es una buena idea proteger tus cítricos con cortavientos.

Suelo para el árbol cítrico injertado

Respecto al suelo, los cítricos no son plantas de grandes exigencias. Tienen suficiente con una profundidad de algo más de un metro, y aunque pueden desarrollarse en suelos arcillosos, los de tipo arenoso harán que la planta dé frutos de mejor calidad y sabor. Sí es bueno, sin embargo, que cuenten con un buen drenaje para evitar podredumbres y otros problemas. Respecto al pH del suelo, tienden a agradecer terrenos ligeramente ácidos, de entre 6 y 6,5.

Además, te recomendamos consultar estos otros artículos sobre Cómo plantar un limonero en maceta, sus cuidados y enfermedades y Cómo cultivar un naranjo en maceta, así conocerás mejor las necesidades de cada árbol cítrico. Asimismo, como parte vital de los cuidados de cualquier árbol, hay que tener en cuenta la poda. Para ello, te aconsejamos leer este otro post acerca de Cuándo y cómo podar un limonero.

Injertar un limonero: cuándo y cómo hacerlo - Cuidados de un limonero injertado

Cuándo cosechar limones

El limón debe cosecharse cuando el fruto se ponga amarillo. Mientras los limones sean verdes, significa que están aún en un estado temprano de maduración y, por tanto, su sabor no será el adecuado. Habitualmente, la cosecha se da entre los meses de marzo y junio, que es cuando los limones tienden a mostrar ese color amarillo intenso que indica que es el momento de recogerlos.

Además, si te gustan estas frutas cítricas, puedes aprovechar las semillas para crear nuevos árboles. Aquí te contamos Cómo germinar semillas de limón y sus cuidados para conseguir árboles sanos y productivos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Injertar un limonero: cuándo y cómo hacerlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Injertar un limonero: cuándo y cómo hacerlo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Injertar un limonero: cuándo y cómo hacerlo
1 de 3
Injertar un limonero: cuándo y cómo hacerlo

Volver arriba