menu
Compartir

Jardín eterno: qué es, cómo hacerlo y cuidados

Jardín eterno: qué es, cómo hacerlo y cuidados

Un jardín eterno es un pequeño ecosistema que se cultiva en un frasco cerrado. Se hace colocando una capa de arena, carbón y sustrato universal con plantas y musgo. Los cuidados son casi nulos una vez que se estabiliza.

El planeta es un sistema cerrado en donde hay un flujo de nutrientes y de vida. Este mismo principio se puede replicar en casa para tener un mini ecosistema aislado. A esto se le conoce como jardín eterno, y es una técnica de jardinería de bajo mantenimiento que requiere pocos cuidados, ideal para personas que les gustaría tener algo novedoso, pero fácil de mantener. Para que funcione y dure varios años es necesario darle los cuidados apropiados desde el inicio. David Latimer creó uno de estos jardines eternos en 1960, lo regó una sola vez, y al día de hoy todavía existe, completamente cerrado y con vida dentro.

Si te gustaría tener uno en casa, te invitamos a leer este artículo de EcologíaVerde sobre qué es un jardín eterno, cómo hacerlo y sus cuidados, donde te presentamos una guía rápida y fácil de implementar.

Qué es un jardín eterno

Un jardín eterno es un ecosistema dentro de un frasco cerrado, perfectamente equilibrado para que pueda mantenerse aislado y completando sus ciclos básicos. Puede encontrarse también bajo el nombre de terrario cerrado, o ecosistema en botella.

El principal elemento por el que se tiene un jardín eterno es por la vegetación, pero todos los factores abióticos que involucra su mantenimiento son igualmente importantes que el atractivo visual vegetal.

No es necesario agregar agua, nutrientes ni que haya un intercambio de gases con el exterior, porque todo esto sucede dentro del frasco mediante la autoalimentación por fotosíntesis y reciclaje de nutrientes. Por sí solo tiene la capacidad de auto regularse, igual que sucede en el planeta a gran escala. El tiempo de vida del jardín eterno dependerá de lo bien estabilizado que esté. El más viejo del que se tiene registro es el de David Latimer que ha sobrevivido desde 1960, es decir, 60 años hasta ahora.

A continuación te presentamos los pasos para hacer tu propio jardín eterno. Y aquí puedes comprar un kit para poder preparar tu jardín eterno.

Jardín eterno: qué es, cómo hacerlo y cuidados - Qué es un jardín eterno

Cómo hacer un jardín eterno

Estos son los pasos para hacer un jardín eterno:

  1. En un frasco que tenga tapa, se coloca al fondo una capa de arena o de grava fina. Esto tendrá la función de evitar encharcamientos que eviten la pudrición de las plantas que se colocarán dentro.
  2. Encima de la primera capa se coloca un poco de carbón en pedazos pequeños. El carbón ayuda a eliminar bacterias o posibles patógenos propiciados por la humedad.
  3. La siguiente capa es una gruesa de sustrato universal para plantas. Lo puedes preparar en casa con partes iguales de humus de lombriz y turba o tierra negra, añadiendo una pequeña porción de perlita, vermiculita o tepojal.
  4. En este paso se añaden las plantas. Las mejores son las pequeñas plantas tropicales y de sombra, que no requieran mucho espacio y que toleren alta humedad. Los jardines eternos suelen añadir pequeños manchones de musgo para rellenar espacios que queden entre las plantas, a forma de cobertura de suelo.
  5. Con un atomizador de agua se rocía bien para dejar el sustrato húmedo. No debe quedar estancado ni con demasiada agua.
  6. Finalmente se tapa el frasco.

Es necesario dar seguimiento durante los primeros días y hacer los ajustes pertinentes que necesite el ecosistema, porque tardará un poco en estabilizarse para poder mantenerse solo. Revisemos cuáles son los cuidados necesarios.

Aquí podrás ver y comprar algunos sustratos necesarios para hacer un jardín eterno:

  • Humus de lombriz: se trata de un abono natural orgánico y ecológico, ya que está hecho por lombrices.
  • Turba: es uno de los sustratos para plantas más utilizados y sus propiedades son ideales para el desarrollo y crecimiento de las plantas.
  • Perlita: este material favorece la aireación del suelo y ayuda a retener cierto nivel de humedad al sustrato.
  • Vermiculita: es un mineral con una alta capacidad para retener el agua y tiene buenas propiedades como aislante térmico.
Jardín eterno: qué es, cómo hacerlo y cuidados - Cómo hacer un jardín eterno

Luz, temperatura y ubicación

La luz es el único elemento externo que recibirá el jardín eterno, así que es sumamente importante regular este factor. Coloca el frasco cerca de una ventana donde reciba suficiente luz. En cuanto a la temperatura, debe estar en habitaciones de 15 °C a 25 °C.

Es el sol quien permite que se lleve a cabo la fotosíntesis en las plantas, y de aquí comienza el proceso que mantendrá vivo al jardín eterno. Las plantas transpiran en agua inicial hacia la atmósfera, y esta llega a las raíces para que vuelva a ser tomada por la planta.

Suelo y abono del jardín eterno

Ya que fue agregado el sustrato inicial mencionado, no será necesario agregar abono porque este provendrá de los microorganismos que descompongan la materia orgánica proveniente de plantas y pequeños insectos que mueran.

Jardín eterno: qué es, cómo hacerlo y cuidados - Suelo y abono del jardín eterno

Riego del jardín eterno

El suelo debe mantenerse húmedo. Durante los primeros días el agua se consumirá rápido, así que es necesario abrir y agregar agua con un atomizador. Llegará un momento en el que la humedad ya estará estable, y a partir de entonces no será necesario volver a regar. Este punto se determina cuando el suelo se observe siempre húmedo, con las hojas de las plantas frescas ni señales de déficit hídrico, y con algunas gotas de agua en las paredes del frasco.

Si tiene demasiada agua, habrá muchas gotas y vapor dentro del frasco. Es necesario abrir la tapa por una hora para dejar salir el exceso, y volver a cerrar después.

De estar muy estable el jardín eterno, el tiempo del ciclo ronda los 50 años. Esto significa que será necesario abrirlo y regar cada 50 años.

Jardín eterno: qué es, cómo hacerlo y cuidados - Riego del jardín eterno

Poda del jardín eterno

Si las plantas dentro del frasco comienzan a crecer demasiado y a obstruir el paso de luz dentro del frasco, será necesario podar. Por esta razón se eligen preferiblemente plantas pequeñas, pero si crecen demasiado una poda será lo más apropiado.

Ahora que ya sabes qué es un jardín eterno y cómo hacerlo, también te puede interesar este post sobre Cómo hacer jardines verticales.

Si deseas leer más artículos parecidos a Jardín eterno: qué es, cómo hacerlo y cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Bibliografía
  • Naturkundemuseum Bayern (s.f.) Ökosystem im Glas: Der ewige Garten. Disponible en: https://biotopia.net/de/10-german/264-ewiger-garten

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
José A. GOnzález
me parecio un excelente reporte, me hubiera gustado mucho que nos orientaran con que tipo de planta de bajo requerimientos se pudieran plantar...
Jardín eterno: qué es, cómo hacerlo y cuidados
1 de 5
Jardín eterno: qué es, cómo hacerlo y cuidados

Volver arriba