Cultivo y cuidados de las plantas

Maranta leuconeura: cuidados, reproducción y hojas amarillas

 
Ulla Rothschuh Osorio
Por Ulla Rothschuh Osorio, Bióloga. 13 abril 2023
Maranta leuconeura: cuidados, reproducción y hojas amarillas

Los cuidados de Maranta leuconeura son temperaturas no menores a 15 °C, riego alto y humedad constante, suelo con buen drenaje y retención de agua, poda para acortar tallos muy estirados. La reproducción se hace mediante división de rizomas o también mediante esquejes basales. Las hojas amarillas de la maranta se deben a un exceso de riego.

La Maranta leuconeura es usada como planta ornamental de interior y es una de las más populares entre las plantas de hogar. Es originaria de las selvas brasileñas donde el dosel es tan denso que las partes bajas reciben poca luz, por lo que puede tenerse muy bien en interiores. Por ser tan demandadas, existe una enorme variedad de marantas entre las que podemos encontrar las de venas rosas o las llamadas sapitos. Para saber cómo tener una de estas plantas en casa de forma exitosa, sigue leyendo este artículo de EcologíaVerde sobre los cuidados de la Maranta leuconeura, su reproducción y qué hacer si sus hojas están amarillas.

Índice

  1. Luz, temperatura y ubicación
  2. Suelo y abono de Maranta leuconeura
  3. Riego de Maranta leuconeura
  4. Poda de Maranta leuconeura
  5. Reproducción de la Maranta leuconeura
  6. Mi Maranta leuconeura tiene las hojas amarillas, ¿qué hago?

Luz, temperatura y ubicación

Las marantas son plantas originarias de zonas cálidas, así que no hay que colocarlas en zonas donde la temperatura mínima baje de 15 °C, es decir, debe estar en zonas de unos 15 ºC o más. Puede tolerar temperaturas de -10 °C pero solamente por breves momentos. Preferentemente debe estar en zonas de temperatura cálida.

Es una planta de interior que no tolera el sol directo. Debe colocarse bajo luz filtrada o indirecta. Incluso prospera en zonas donde la luz es muy baja a casi nula.

Por estas condiciones de luz baja, temperatura cálida y alta humedad, como veremos más adelante, puede tenerse para dar vida a los cuartos de baño con mucho éxito. También es frecuente en oficinas o salas de estar.

Si quieres tener esta bonita planta en casa, puedes ver su precio en este botón.

Maranta leuconeura: cuidados, reproducción y hojas amarillas - Luz, temperatura y ubicación

Suelo y abono de Maranta leuconeura

El suelo de la Maranta leuconeura debe mantenerse siempre húmedo, y el mejor aliado para lograr esto es proporcionar un sustrato que tenga capacidad de retener el agua. Al mismo tiempo debe tener buen drenaje para que las raíces no se pudran, y estar suelto para evitar la compactación.

Tal suelo se logra preparando una mezcla a partes iguales de humus de lombriz y turba, añadiendo un puñado sea de roca volcánica, tepojal o vermiculita.

El abonado se recomienda de forma mensual para mantener las hojas con sus característicos colores vibrantes.

Maranta leuconeura: cuidados, reproducción y hojas amarillas - Suelo y abono de Maranta leuconeura

Riego de Maranta leuconeura

Tiene una demanda de humedad bastante alta, y debemos proporcionar abundante agua para emular sus originarias selvas húmedas.

Para mantener dicha humedad se observará y tocará el sustrato, que no debe dejarse nunca secar por completo pero tampoco llegar a ahogarlo. La frecuencia se determinará según el clima donde se ubique, pero la frecuencia de riego normalmente es de 2 a 3 veces por semana. En invierno debe espaciarse y en verano aumentarse el riego.

Para mantener buena humedad es recomendado humedecer las hojas con un aspersor de una a dos veces por semana. En zonas donde hay calefacción para invierno hay que poner especial atención en aumentar la aspersión en las hojas, porque las fuentes artificiales de calor bajan drásticamente la humedad ambiental.

En este otro artículo puedes encontrar Las mejores regaderas para plantas y en este otro conocer más sobre Cuándo regar las plantas.

Maranta leuconeura: cuidados, reproducción y hojas amarillas - Riego de Maranta leuconeura

Poda de Maranta leuconeura

Dado que es una herbácea, su crecimiento puede llegar a ser desordenado, en especial cuando ya están crecidas. Cuando las marantas se compran en tiendas vienen compactas, pero con el paso del tiempo sus tallos comenzarán a estirarse y avanzar. Casi no se recomienda la poda porque en la punta de cada tallo están las valiosas hojas, pero puede hacerse cada dos años para hacer mantenimiento y para volver a darles forma compacta.

También pueden dejarse con tallos largos, puesto que esta es la forma real de la planta. Por esta razón también se acostumbra replantar aquellas que sobresalgan demasiado del contenedor para que tengan espacio y se vean más ordenadas.

La poda, siempre con unas buenas tijeras desinfectadas, se recomienda también para eliminar hojas muertas o dañadas. Aquí puedes encontrar Las mejores tijeras de podar.

Reproducción de la Maranta leuconeura

El desarrollo es rizomatoso, así que se puede reproducir mediante la división de los rizomas. Para este método se sacará un cúmulo de plantas de la tierra y se separará por las raíces para tener dos plantas.

Otra forma es mediante esquejes basales. Estos se pueden obtener de los que provengan de la poda para aprovecharlos. Los cortes se colocan sobre el nuevo sustrato, considerando una distancia de 30 centímetros entre plantas para darles espacio de crecimiento.

Maranta leuconeura: cuidados, reproducción y hojas amarillas - Reproducción de la Maranta leuconeura

Mi Maranta leuconeura tiene las hojas amarillas, ¿qué hago?

  • Las hojas amarillas son un síntoma de exceso de riego. Es común que en las marantas se pase la mano con el riego por su alta demanda, pero hay que tener cuidado para no causar daño a la planta. Para evitar que esto suceda la clave es proveerle un sustrato con excelente drenaje, como el detallado anteriormente. Si se tiene en método de riego por inmersión y las hojas están amarillas, hay que retirar el plato inferior por unos días.
  • Otra situación muy frecuente en las marantas es que las hojas se vuelven crujientes. Esto se debe a falta de riego, y también puede observarse en un color café. Si la falta de riego constante es un problema se puede hacer uso del riego por inmersión, en donde se coloca un barreño con agua debajo de la maceta para que tome cuanta necesite. Otro método es la cama de grava, donde se coloca un plato con grava encima para recoger el exceso de riego que drena por la maceta para suministrarlo después que haga falta.

Si te gustan las plantas de este estilo, no te pierdas esta selección de Plantas con hojas de colores.

Si deseas leer más artículos parecidos a Maranta leuconeura: cuidados, reproducción y hojas amarillas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Bibliografía
  • Vermeulen, V. (1999) Encyclopedia of House Plants. The Netherlands: Rebo Productions.
  • Royal Horticultural Society (s.f.) Maranta leuconeura. Disponible en: https://www.rhs.org.uk/plants/119598/i-maranta-leuconeura-i/details

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 5
Maranta leuconeura: cuidados, reproducción y hojas amarillas