Compartir

Para qué sirve el muérdago: propiedades y beneficios

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 16 enero 2020
Para qué sirve el muérdago: propiedades y beneficios

El muérdago es una planta con una gran tradición navideña en muchos países y que, además, ha sido conocido tradicionalmente por sus propiedades medicinales. De hecho, por sus propiedades fue muy apreciada por los antiguos druidas. Actualmente, se sigue usando mucho para mejorar la salud, pues tiene propiedades antiinflamatorias, sedantes suaves, diuréticas, etcétera, y también se usa como parte de la decoración en Navidad.

Si no conoces mucho sobre esta planta y tienes curiosidad por saber qué puede hacer por nuestra salud, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde en el que desvelamos para qué sirve el muérdago, sus propiedades y beneficios.

Cómo es la planta del muérdago - características

Entre las características de la planta muérdago están estos rasgos:

  • Su nombre científico es Viscum album y es una planta semiparásita.
  • Es originaria de varias áreas de Europa, América y las zonas meridional y occidental de Asia, por lo que está muy extendida de forma natural.
  • Se desarrolla entre las ramas de otros árboles, principalmente especies de tipo caduco y algunos pinos.
  • Sus hojas son de un vivo color verde claro.
  • Sus característicos y llamativos frutos redondos son verdes en sus primeras etapas de desarrollo y blancos o amarillos después.
Para qué sirve el muérdago: propiedades y beneficios - Cómo es la planta del muérdago - características

Propiedades medicinales del muérdago

Desde la antigüedad, esta planta ha sido muy apreciada tanto por sus propiedades medicinales como por las que se le atribuían de carácter místico. Vale la pena observar una por una sus propiedades y también beneficios para saber cuándo podemos usarla (no obstante, siempre debemos consultar a un médico antes de empezar a tomarla). Así, ¿para qué sirve el muérdago?

Propiedades del muérdago como planta medicinal

  • Vasodilatador
  • Hipotensor suave
  • Sedante
  • Antiinflamatorio
  • Analgésico
  • Inmunomodulador
  • Antitumoral
  • Antirreumático
  • Diurético
  • Hipolipemiante
  • Antiespasmódico

Es importante mencionar que el muérdago puede ser una planta tóxica. Su toxicidad es baja, y es necesario tomar cantidades altas para que sus efectos sean negativos, pero es mejor buscar siempre las cantidades y concentraciones adecuadas al elaborar remedios con ella.

Para qué sirve el muérdago - beneficios

Teniendo en cuenta las propiedades antes mencionadas, el uso del muérdago como planta medicinal puede comportar numerosos beneficios.

Actualmente, el que más da que hablar es su capacidad de combatir determinados tipos de cáncer debido a su acción citostática o antitumoral, además de ayudar a paliar los efectos de la quimioterapia y radioterapia. El NCI (Instituto Nacional del Cáncer) agrupa y reconoce diferentes estudios en el tratamiento de varios tipos de cáncer con inyecciones de ampollas subcutáneas de extracto de muérdago, las cuales son de aplicación muy sencilla. Son muchos los centros que ofrecen un tratamiento con muérdago a los pacientes que reciben radioterapia o quimioterapia. La doctora Natalia Eres, de la clínica Khuab, en Barcelona, afirma que un 70% de los pacientes que tratan decide sumarse a la terapia con muérdago, que provoca el “suicidio” de las células tumorales y mejora la respuesta del organismo en la lucha contra el cáncer[1].

Fuera del ámbito del cáncer, estos son otros beneficios del muérdago y sus usos medicinales:

  • Tiene la capacidad de aliviar los dolores de ciática. Para usar esta planta con este fin, debe aplicarse en la zona afectada una compresa hecha con una solución macerada durante una noche de una cucharada de múerdago en polvo en un vaso de agua hirviendo.
  • Si se dejan macerar en la nevera las hojas de muérdago metidas en un frasco con alcohol de farmacia, a partes iguales y durante dos semanas, la solución resultante es un gran alivio contra las piernas cansadas o las zonas con problemas circulatorios.
  • Las bayas de muérdago, trituradas y mezcladas con zumo de limón en proporciones iguales, resultan una solución muy buena contra afecciones de la piel, como granos y orzuelos.
  • En algunos casos, lo cual debe valorar un médico, el dolor de riñones y los cálculos renales pueden ser aliviados con una infusión de bayas y hojas de muérdago. Aplicada en compresas en la zona afectada, la infusión de muérdago ayudará a calmar las molestias y a expulsar los cálculos.
  • Del mismo modo, las hojas maceradas durante unas 12 horas en agua, hasta que la mezcla adquiera una textura algo espesa, son un remedio muy efectivo para los pies cansados o doloridos. Solo hay que dejarlos reposar en la mezcla, la cual se puede diluir en más agua con un barreño, durante aproximadamente 15 o 30 minutos.
  • Se usa como sedante leve o tranquilizante porque contiene una lectina, la viscotoxina, que actúa sobre el miocardio, una parte del corazón, y favorece la dilatación de las arterias y, así, equilibrar el ritmo cardíaco al reducirlo un poco.
  • Por esta misma propiedad recién mencionada, el muérdago puede ayudar a calmar dolores de cabeza producidos por tensión nerviosa.
  • Por sus efectos vasodilatadores y antiinflamatorios, se usa para desinflamar las hemorroides y las varices.
  • Se usa también en tratamientos para procesos reumáticos, esclerosis múltiple, artrosis y otras enfermedades de tipo degenrativo, ya que tiene fuertes propiedades inmunomoduladoras y antirreumáticas. Aquí puedes conocer más sobre las mejores Plantas medicinales para curar la artrosis.
  • Puede ayudar a regular el colesterol por sus propiedades hipolipemiantes.
  • También ayuda a eliminar los líquidos retenidos, sobre todo si se combina con más plantas medicinales.

Suele consumirse el extracto de muérdago, la tintura, la infusión, los polvos y el jugo de la planta fresca. Si quieres descubrir más plantas medicinales comunes, te recomendamos este otro post de EcologíaVerde sobre Tipos de plantas aromáticas y medicinales.

Para qué sirve el muérdago: propiedades y beneficios - Para qué sirve el muérdago - beneficios

Uso del muérdago en Navidad

El origen del uso del múerdago como fuente de tradiciones está en el siglo XVII, cuando los druidas lo utilizaban como una planta mágica y sagrada, por su capacidad de permanecer verde durante toda la temporada.

En el siglo XVIII se le atribuyó un sentido romántico: se decía que una joven en edad casadera no podía rechazar un beso bajo una planta de muérdago, que además sería el inicio de un romance. La tradición se extendió rápidamente, y acabó volviéndose el equivalente a una petición de matrimonio y un buen augurio al respecto.

De hecho, se creía que si el beso bajo el muérdago se daba en Nochebuena, se decía que la mujer besada conservaría su amor o encontraría el que buscaba. Esta costumbre ha llegado hasta nuestros días como el tradicional beso bajo el muérdago de Navidad.

Además, el muérdago se usa actualmente y de forma muy habitual como elemento de decoración navideña, donde la tradición dice que debe colocarse en la puerta o cerca de ella para mantener a raya a los malos espíritus. Si te gusta esta planta navideña como elemento decorativo, aquí puedes conocer más sobre Flores y plantas típicas de la Navidad.

Si deseas leer más artículos parecidos a Para qué sirve el muérdago: propiedades y beneficios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Remedios naturales.

Referencias
  1. NCI (Instituto Nacional del Cáncer) Extractos de muérdago (PDQ®)–Versión para pacientes (2019): https://www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/mca/paciente/muerdago-pdq
Bibliografía
  • Cebrián, J., (2012), Diccionario de plantas medicinales, Barcelona, España, Integral RBA Libros.

Escribir comentario sobre Para qué sirve el muérdago: propiedades y beneficios

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Para qué sirve el muérdago: propiedades y beneficios
1 de 3
Para qué sirve el muérdago: propiedades y beneficios

Volver arriba