Compartir

Planta de ruda: cuidados

 
Por Javier Sánchez, Biólogo. 25 marzo 2019
Planta de ruda: cuidados

Una planta a la que desde hace muchos siglos se le ha atribuido cierto poder mágico es la ruda (Ruta graveolens), de la cual se decía que cuando estaba seca podía absorber las ondas negativas o malas energías de su entorno. Se trata de una planta muy bonita y de aspecto vivaz, con un tallo en forma de rama verde azulado o grisáceo y llamativas flores amarillas.

Muchas personas optan por tenerla en casa por su aspecto y por sus propiedades medicinales. Por ello, en EcologíaVerde, te contamos más acerca de la planta de ruda y sus cuidados.

También te puede interesar: Planta azalea: cuidados y características

Cómo es la planta de ruda: características

La ruda (Ruta graveolens) es una planta perenne sin requerimientos específicos en cuanto a las condiciones de cultivo. Esta es una planta que se renueva con bastante rapidez y se mantiene verde incluso durante los inviernos más duros.

Se trata de un arbusto que posee entre 50 cm y 100 cm. de altura, tallo leñoso, ramoso y redondo. Sus hojas son carnosas de color verde azulado, blanquecino o grisáceo. Son hojas alternas, pecioladas y están provistas de unas glándulas que desprenden un potente olor ocre y amargo cuando son frotadas. Las flores de la ruda se agrupan en vistosos ramos amarillos y su fruto en forma de ciruela es una cápsula con numerosas semillas de un color negro.

Además, los frutos de la ruda portan una droga que se conoce como harmala en la India. Hay distintas variedades de esta especie, pero la que se usa habitualmente en jardinería es la ruda común (Ruta graveolens) y la silvestre, que es de las más tóxicas.

Planta de ruda: cuidados - Cómo es la planta de ruda: características

Propiedades de la ruda como planta medicinal

Es posible destilar su esencia utilizando los tallos, hojas y flores de la ruda, pero por su toxicidad se recomienda tener cuidado con su manejo y no mezclarlas con otras plantas. Esta esencia es incolora o levemente amarillenta. Sus aceites esenciales son ricos en ácidos y otras sustancias, como rutina, cumarinas, alcaloides, taninos y vitamina C, entre otras, que hacen de la ruda una planta medicinal. Sus principios activos se distribuyen por toda la planta.

Así, estos principios activos hacen que estas sean las principales propiedades de la tuda como planta medicinal:

  • Analgésica: por los los ácidos anísico, caprílico o salicílico esta planta permite un alivio del dolor.
  • Venotónica y vasoprotectora: propiedades rubifacientes que activan la circulación y fortalecen los vasos sanguíneos).
  • Emenagoga: propiedad que facilita la menstruación y ayudan a reducir el dolor o las molestias que se pueden sentir en esta parte dle ciclo).
  • Antiespasmódica: ayuda a detener los espasmos musculares, sobre todo en el aparato digestivo.
  • Antiparasitarias y vermífuga: por lo que es buena para desparasitar de forma interna.

Estas propiedades hacen que se use tanto para aplicar en cataplasmas, como para tomar en infusión y para agregarla en jabones para que la piel se beneficie en el día a día, sin riesgo de intoxicaciones. En este otro artículo de EcologíaVerde te hablamos sobre Cómo hacer jabones artesanales naturales de hierbas, donde encontrarás una receta con la planta de ruda.

Cómo cuidar una planta de ruda: guía de cuidados

La ruda es una planta habitualmente usada en jardinería, por eso a la hora de mantenerla saludable se deben tener en cuenta una serie de consejos. Algunos de los cuidados básicos de la planta de ruda son:

Ubicación y luz para la ruda

La planta debe colocarse en un lugar donde bastante reciba luz natural, pero sin recibir la incidencia directa de los rayos del sol, ya que el exceso de estos podría perjudicarla, llegando a quemar sus hojas y tallos y pudiendo matarla.

Temperatura

Esta planta se ve muy perjudicada por las temperaturas excesivamente bajas, de manera que si vives en una zona de clima frío, deberás protegerla. Es mucho mejor que tenga temperaturas cálidas y aguanta mejor las altas que las bajas.

Riego

El riego de esta planta debe realizarse con moderación, que no deben ser más de dos veces a la semana, pero teniendo cuidado de regarla semanalmente pues su sequía puede dejarla expuesta a plagas, como los ácaros o la mosca blanca.

Suelo y abono

Lo más recomendable es que esta planta se cultive sobre un suelo alcalino, de esta forma producirá una mayor cantidad de flores y mucho más bonitas y saludables. Se le puede añadir tierra orgánica y usarla para cubrir para proteger las raíces. También conviene añadir de vez en cuando a la tierra un poco de abono orgánico o natural.

Poda

Se recomienda realizar la poda de la ruda durante el invierno, pero no a más de 10 centímetros del suelo, para estimular su crecimiento. Además, se la puede recortar para darle forma y mejorar así su aspecto decorativo.

Enfermedades y plagas

Las principales amenazas para la ruda son los ácaros, la mosca blanca y los hongos, sobre todo si hay un exceso de riegos. En este otro artículo de EcologíaVerde puedes aprender Cómo hacer fungicidas caseros para plantas.

Cómo plantar ruda y su reproducción

La ruda se puede reproducir en casa mediante semillas o esquejes.

Reproducir la ruda con semillas

En caso de reproducirlas por semillas, requieren luz solar y acondicionar bien el suelo, manteniéndolo húmedo para favorecer el crecimiento. No hace falta usar tierra para cubrirlas. Para que su desarrollo tenga éxito, se debe proveer unos 20 grados de temperatura. Si se mantienen estas condiciones, la planta puede tardar en germinar unas dos o tres semanas y en dos meses y medio aproximados se pueden trasplantar al lugar que desees, dejando una distancia mínima de medio metro entre plantas.

Reproducir la ruda por esquejes

En caso de querer reproducirla por esquejes, estos se deben obtener en verano o primavera de ramas leñosas y de dureza intermedia. El motivo es que si son demasiado tiernos no aguantan el trasplante y si son ya secos, muy leñosos, no tienen suficiente fuerza y savia recorriendo el tallo como para salir adelante. Estos esquejes deben ser plantados y cubiertos con tierra, dejando que asome una pequeña parte en la superficie.

Cómo secar ruda para infusiones y condimentos

El proceso de secado de la ruda para preparar infusiones y condimentos no es demasiado complejo, simplemente se deben seguir estas indicaciones:

  1. Corta las ramas frescas con flores de ruda, pero procura que sean ramas sanas.
  2. Cuelga las ramas y hojas de la planta de ruda en un lugar fresco y seco durante 2 semanas aproximadamente.
  3. Si se va a utilizar como condimento aromático en la cocina, la planta posee un aroma y sabor fuerte. También es posible elaborar té de ruda, que igualmente tiene un sabor fuerte, por lo que muchas personas lo endulzan para tomarlo de vez en cuando.
Planta de ruda: cuidados - Cómo secar ruda para infusiones y condimentos

Si deseas leer más artículos parecidos a Planta de ruda: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Bibliografía
  • Cebrián, J., (2012), Diccionario de plantas medicinales, Barcelona, España, Integral RBA Libros.

Escribir comentario sobre Planta de ruda: cuidados

¿Qué te ha parecido el artículo?

Planta de ruda: cuidados
1 de 3
Planta de ruda: cuidados

Volver arriba