Cultivo y cuidados de las plantas

Plumeria rubra: cuidados

 
Mª Belén Acosta
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. Actualizado: 2 agosto 2022
Plumeria rubra: cuidados

La Plumeria rubra es un precioso arbusto de gran valor ornamental que hará las delicias de los visitantes a cualquier jardín o espacio verde. Cuidar esta espectacular planta no es difícil, pero sí requiere conocer sus necesidades para poder darle en todo momento lo que necesita.

Si te animas tener esta planta en casa, no te pierdas esta guía de cuidados de la planta Plumeria rubra en casa. Sigue leyendo EcologíaVerde y aprende todo lo que este pequeño arbusto necesita.

También te puede interesar: Cuál es la flor nacional de Nicaragua
Índice
  1. Características de la Plumeria rubra
  2. Ubicación y temperatura para la Plumeria rubra
  3. Riego de la Plumeria rubra
  4. Suelo para la Plumeria rubra
  5. Abonado de la Plumeria rubra
  6. Poda de la Plumeria rubra

Características de la Plumeria rubra

La Plumeria rubra, también llamada frangipani, franchipán, cacalosúchil, flor de mayo, alhelí o jazmín magno entre otros, es un popular arbusto tropical que tiene su origen en México y Centroamérica. Las plumerias son todo un género con 7 especies, entre las que las más conocidas son la Plumeria alba, la Plumeria obtusa, la Plumeria púdica y la Plumeria rubra, esta última la más popular en todo el mundo y la que nos ocupa en este artículo.

La rubra se distingue de las demás plumerias no solo por la gran belleza de sus flores, que pueden ser blancas o rosas, sino por el embriagador aroma que estas desprenden desde que brotan en primavera.

El arbusto puede llegar a alcanzar alturas de hasta 9 metros, pero cuando se cultiva en jardín lo más habitual es que se quede, como mucho, en la mitad de esta altura. Las hojas son caducas, por lo que la planta las pierde cuando empieza el frío entre el otoño y el invierno.

Si te gusta esta planta y quieres conocer otras similares, aquí puedes descubrir más Arbustos con flores.

Plumeria rubra: cuidados - Características de la Plumeria rubra

Ubicación y temperatura para la Plumeria rubra

Tratándose de un arbusto de su tamaño, la Plumeria rubra tiende a cultivarse en exterior, aunque es posible ubicarla en patios o interiores siempre y cuando reciba la suficiente luz, al menos unas 6 horas de exposición directa al día, que es muy importante para ella. Lo ideal es colocarla directamente al sol, pues solo con estar en semisombra su floración se verá muy menguada.

La planta no soporta el frío ni las heladas, solo la variedad acutifolia es capaz de resistir cierto grado de temperaturas bajas, pudiendo soportar ocasionalmente heladas suaves mientras no sean largas ni frecuentes. Por este motivo, si tienes tu Plumeria rubra en exterior y llega un invierno frío, deberás proteger el arbusto trasladándolo si es posible o resguardándolo con manto térmico de jardinería. Su temperatura ideal es de entre 20 ºC y 25 ºC. Tampoco lleva bien las corrientes de aire ni las variaciones súbitas de temperatura, por lo que una zona resguardada del viento podría ser beneficiosa también.

Plumeria rubra: cuidados - Ubicación y temperatura para la Plumeria rubra

Riego de la Plumeria rubra

En los meses cálidos, cuando la planta está cargada de hojas y flores, la plumeria necesita de riegos frecuentes aunque no demasiado abundantes. Riega cada dos o tres días, manteniendo un nivel suave de humedad en la tierra. Si cuando vayas a regar metes el dedo en el suelo y sigue húmedo a unos 2-3 cm, significa que debes esperar un poco más.

En los meses fríos, cuando la planta ha dejado caer las hojas, espera a que la tierra se haya secado casi por completo para regarla. Siguiendo estos consejos evitarás problemas de pudrición de raíces por exceso de humedad en el suelo, que tanto daño hacen a la plumeria.

En estos artículos puedes leer acerca de Cuándo regar las plantas y Cómo regar las plantas en vacaciones.

Suelo para la Plumeria rubra

Si plantas en contenedor, usa una mezcla de turba con humus de lombriz y fibra de coco a partes iguales o, en su defecto, dos partes de turba con una parte de arena de río. En cualquiera de los dos casos, añade después algunos puñados de vermiculita y perlita para mejorar las propiedades de retención de agua. El objetivo es conseguir una mezcla que ofrezca muy buen drenaje para evitar los problemas descritos en el apartado de riego.

En exterior o jardín, busca una zona donde el agua drene bien. Puedes comprobarlo regando con la manguera: allí donde se formen charcos quiere decir que el drenaje es deficiente y no es una buena ubicación para tu alhelí.

Abonado de la Plumeria rubra

Este arbusto es bastante exigente en cuanto a nutrientes se refiere, por lo que incluso si usas una mezcla de tierra rica en materia orgánica necesitarás fertilizarlo regularmente. Como siempre, lo más recomendable es usar fertilizantes orgánicos y ecológicos, como el humus de lombriz, el compost o el bokashi, que puedes incluso elaborar tú mismo en casa si tienes espacio. Aplica unos dos centímetros de fertilizante en la base de la maceta cada 15-20 días en los meses cálidos y será suficiente.

Si no tienes acceso a estos fertilizantes no te quedará más remedio que acudir a comprar fertilizantes minerales o específicos para plantas tropicales, que debes aplicar con la misma frecuencia que el orgánico. Presta atención a que no se trate de fertilizantes con alto contenido en fósforo (P).

Poda de la Plumeria rubra

Estos arbustos agradecen mucho una poda anual en invierno para darles una estructura adecuada y estimular su floración en la siguiente temporada. Eso sí, no necesitas que sea una poda muy agresiva: limítate a, como mucho, podar una tercera parte de tu plumeria.

Asegúrate de usar unas tijeras de podar bien afiladas y de desinfectarlas, tanto antes como después de la poda. Usa también guantes, pues la savia de la planta puede ser irritante.

Si deseas leer más artículos parecidos a Plumeria rubra: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Plumeria rubra: cuidados