menu
Compartir

Suculentas y cactus comestibles

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 16 noviembre 2022
Suculentas y cactus comestibles

Las suculentas y cactus son unas de las plantas más fáciles de cuidar y más llamativas que puedes tener en el jardín de tu hogar, pero ¿sabías que también pueden ser todo un manjar? Efectivamente, muchos cactus y suculentas son comestibles y muy agradables al paladar, ya se trate de sus frutos, flores o carnosas hojas.

¿Quieres saber cuáles son las suculentas y cactus comestibles más sanos y deliciosos? Acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde para descubrirlo.

También te puede interesar: Plantas suculentas tóxicas y peligrosas

Fruta del dragón

La llamada fruta del dragón no es otra cosa que el fruto de la pitaya, de nombre científico Hylocereus undatus. Este cactus es excepcionalmente bonito y se cultiva no solo por sus ricos frutos, muy apreciados, sino también por su gran valor ornamental. Son cactus tanto epífitos como terrestres en forma rastrera, llegando a trepar hasta los 10 metros de altura, aunque cuando se cultiva por sus frutos se mantiene en un tamaño mucho más controlado. La especie es muy longeva y si está bien cultivado puedes empezar a disfrutar de sus frutos a partir del segundo año.

Si quieres saber más sobre la fruta del dragón no te pierdas la Pitaya: cultivo.

Suculentas y cactus comestibles - Fruta del dragón

Agave azul

Algunas especies de agave son comestibles, aunque ninguna en ese aspecto es tan famosa como el Agave tequilana, popularmente llamado agave azul. ¿Su nombre científico os da una pista? En efecto, el tequila, licor apreciado en todo el mundo, proviene nada más y nada menos que de esta planta. Este se realiza a partir de las pencas del agave, aunque esta no es la única parte comestible: sus flores también son muy apreciadas culinariamente en la cocina mexicana.

Suculentas y cactus comestibles - Agave azul

Nopal

Algunos de los cactus del género Opuntia, más conocidos como Nopales, también son comestibles. Se trata de plantas que dan frutos no solo comestibles, sino también muy ricos y dulces, aunque es necesario tener mucho cuidado en su manejo, pues están cubiertos de finas espinas que se clavan con gran facilidad, por lo que hay que tocarlos con guantes adecuados. Sus tallos también son comestibles, aunque es necesario retirar las espinas previamente o quemarlas con un soplete, como algunos tienen la costumbre de hacer. Estas almohadillas son de uso tradicional en la cocina mexicana.

Te recomendamos leer el Nopal: propiedades, beneficios y contraindicaciones para que aprendas más sobre este cactus.

Suculentas y cactus comestibles - Nopal

Saguaro

Conocido como el cactus más grande del mundo gracias a su capacidad de crecer hasta los 20 metros de altura, el Carnegiea gigantea es todo un espectáculo a la vista que cualquiera reconoce fácilmente como un icono del desierto mexicano. Esta planta, que puede vivir hasta 300 años, da lugar a una fruta comestible una vez madura, aunque esto puede llevar décadas enteras. Su carne también es comestible, aunque su sabor no es muy agradable.

Suculentas y cactus comestibles - Saguaro

Aloe

Lo primero que debe decirse de los aloes aquí es que, aunque sus propiedades beneficiosas son más que conocidas, hay que tener mucho cuidado al ingerirlos, pues algunos de ellos son venenosos o tóxicos. Dicho esto, de las especies comestibles, la más adecuada para ello es el Aloe barbadensis, que es también es el más comúnmente utilizado de esta forma. Su gel tiene efectos laxantes y puede ingerirse ocasionalmente, aunque la Agencia Europea de Medicamentos insiste en que no debe tomarse sin prescripción médica y nunca durante más de una semana.

En este artículo te enseñamos Cómo hacer gel de aloe vera casero.

Suculentas y cactus comestibles - Aloe

Sedum

Las hojas de todos los tipos de Sedum son comestibles. Estas plantas, conocidas por los nombres de uña de gato, siempreviva, pie vilano, pinillo o uña de lagarto, entre muchos otros más, es una pequeña crasa perenne que crece en zonas de rocas y en terrenos secos, llamando la atención allí donde lo hace. Sus hojas se preparan en encurtido o se añaden como ingrediente en la cocina, siendo una gran adición en ensaladas o sopas gracias a su sabor a pimienta. Debe consumirse con moderación, pues en pequeñas cantidades, ya que tiene efectos beneficiosos, pero en exceso es indigesta.

También te puede interesar este artículo sobre el Sedum sieboldii: cuidados y reproducción.

Suculentas y cactus comestibles - Sedum

Portulaca

Comúnmente llamada verdolaga, la Portulaca oleracea es una planta silvestre que a menudo aparece en huertos y campos, y que se cultiva también como hortaliza. Es una planta útil para el huerto por atraer abejas, cuyas hojas se suelen comer crudas y en ensaladas, aunque también es común saltearlas. Estas hojas son muy interesantes nutricionalmente, pues además de ricas en vitaminas y minerales, contienen una gran cantidad de ácidos grasos Omega 3, convirtiéndose en una de las mayores fuentes de este valiosísimo nutriente en todo el reino vegetal y siendo así un alimento especialmente interesante para aquellos que siguen dietas vegetarianas o veganas.

Si quieres descubrir más sobre esta planta silvestre, no te pierdas este artículo sobre la Verdolaga: propiedades y para qué sirve.

Suculentas y cactus comestibles - Portulaca

Cactus de barril

Este caso es más una anécdota o recurso para aventureros que un alimento regular, pero el Ferocactus wislizeni, conocido como cactus de barril de Arizona, es una especie comestible en su totalidad, desde sus flores y carne a sus frutas y semillas. Sus únicas pegas son, por un lado, sus espinas, que hay que retirar con cuidado y por el otro, que su sabor no es muy agradable para el paladar humano, pero nunca se sabe cuándo un aventurero puede verse en la emergencia de necesitar unos nutrientes extra y algo de líquido en una travesía por el desierto.

Ahora que ya conoces las suculentas y cactus comestibles, te recomendamos leer este artículo de EcologíaVerde sobre la Diferencia entre cactus y suculentas.

Suculentas y cactus comestibles - Cactus de barril

Si deseas leer más artículos parecidos a Suculentas y cactus comestibles, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Suculentas y cactus comestibles
1 de 9
Suculentas y cactus comestibles

Volver arriba