Cultivo y cuidados de las plantas

Portulaca grandiflora: cuidados y reproducción

 
Ulla Rothschuh Osorio
Por Ulla Rothschuh Osorio, Bióloga. 7 agosto 2023
Portulaca grandiflora: cuidados y reproducción

Los cuidados de la Portulaca grandiflora son exposición solar completa, riego moderado, suelo arenoso y con buen drenaje. La reproducción se hace mediante semillas durante la primavera.

Hay plantas que tienen la bondad de ser fáciles de cultivar y con flores excepcionales. Una de ellas es la Portulaca grandiflora, conocida como verdolaga de flor o amor de un rato, entre otros nombres. Es originaria de Brasil y Argentina, en América del Sur, pero por su gran atractivo ya se ha extendido su cultivo a todo el mundo para decorar espacios con sus brillantes flores de colores. Si te gustaría tener una de estas maravillosas plantas en casa, sigue leyendo este artículo de EcologíaVerde donde aprenderás los cuidados de la Portulaca grandiflora y su reproducción.

También te puede interesar: Abelia grandiflora: cuidados

Índice

  1. Características de la Portulaca grandiflora
  2. Luz y ubicación
  3. Suelo para la Portulaca grandiflora y abono
  4. Riego de Portulaca grandiflora
  5. Poda de Portulaca grandiflora
  6. Reproducción de la Portulaca grandiflora

Características de la Portulaca grandiflora

  • Se trata de una planta herbácea con hojas carnosas y suculentas de color verde brillante de forma alargada y cilíndrica.
  • Los tallos pueden crecer hacia arriba o alargarse sobre el suelo. Miden hasta 35 centímetros de largo. Los nodos de donde salen las hojas tienen vellosidades blancas. Crece expansivamente.
  • Las flores son solitarias de 2 a 4 centímetros de diámetro. Vienen en colores rosa, blanco, rojo, naranja, crema o amarillo, y se presentan en el verano desde junio a octubre. Aparecen a las primeras horas de la mañana y desaparecen avanzado el día, por lo que también se conoce a esta planta como mañanitas. Algunas variedades son de flor doble, con más pétalos de lo normal. Incluso hay cultivares variegados bicolores o con tonos especiales. Los pétalos tan delicados le dan el nombre a la planta de flor de seda.
  • Son plantas anuales, germinando en primavera y mueren en otoño.
  • Quizás hayas escuchado que la verdolaga es popular como hierba culinaria en muchos países, pero ¿la planta Portulaca grandiflora es comestible? No todas las especies son comestibles, así que hay que poner atención. Las que sí se pueden comer son Portulaca oleracea y Portulaca umbraticola, pero la especie de la que aquí hablamos no es comestible. No es que sea tóxica, sino que su sabor es demasiado amargo y poco agradable. Aquí puedes conocer a plantas Suculentas y cactus comestibles.

Si te gustaría tener esta bonita planta en casa, aquí puedes adquirir sus semillas.

Portulaca grandiflora: cuidados y reproducción - Características de la Portulaca grandiflora

Luz y ubicación

Necesita exposición solar completa para producir las llamativas flores. Cuando llega la tarde, las flores se cierran por falta de luz. Gracias a que almacena agua dentro de las hojas, puede sobrevivir bien en zonas muy secas.

Es una planta para cultivo de exterior. Por su crecimiento bajo se utiliza para cobertura de suelo o colgante, para jardines rocosos o de grava, para rellenar espacios en camas florales, para jardines atrayentes de polinizadores, o como manchones de color para el diseño de jardín. Aquí puedes conocer más Plantas colgantes de sol.

Puede colocarse directo en suelo, o en maceta para controlar su crecimiento. Si necesitas una o varias, aquí puedes encontrar macetas con agujeros de drenaje.

Portulaca grandiflora: cuidados y reproducción - Luz y ubicación

Suelo para la Portulaca grandiflora y abono

En su entorno natural crecen muy bien en suelos perturbados, pobres y sin nutrientes, pero podemos darle un empujón a las condiciones para obtener mejores resultados en casa.

El suelo debe ser arenoso, pero con muy buen drenaje. Son propensas a pudrirse por tener hojas suculentas, así que hay que asegurarse de preparar una buena mezcla de sustrato, tanto para la Portulaca grandiflora en maceta como en suelo directo. En el primer caso, hay además que asegurarse de que el recipiente tenga orificios para que drene el exceso de agua.

Se prepara una mezcla a partes iguales de turba o tierra negra, humus de lombriz y arena, a mezclar e integrar bien. Al fondo del orificio en donde irá la planta, se colocan unos granos de superfosfato triple, pues si bien tolera pocos nutrientes, un extra le ayudará a tener una floración muy abundante. Aquí puedes adquirir la turba necesaria para plantar tus plantas.

Riego de Portulaca grandiflora

Tolera bien la sequía por las hojas suculentas que retienen agua, así que no necesita demasiada agua. Pero si se riega regularmente se obtendrán mejores resultados y mayor productividad, así que la frecuencia ideal de riego es de 1 a 2 veces por semana, aumentando en verano si el calor evapora demasiado el agua.

Descubre aquí Las mejores regaderas para plantas.

Portulaca grandiflora: cuidados y reproducción - Riego de Portulaca grandiflora

Poda de Portulaca grandiflora

No se necesitan podar los tallos porque no crecen demasiado, aunque si sobresalen del diseño que tienes en mente puedes hacerlo.

Si no necesitas que la planta produzca semillas, se recomienda cortar las cabezas florales que van marchitándose para que las nuevas flores puedan crecer abundantemente. Pero si te gustaría obtener semillas de tu planta, no las cortes. Veamos cómo usar dichas semillas.

Aquí puedes encontrar Las mejores tijeras de podar.

Reproducción de la Portulaca grandiflora

Al ser anual, conviene saber cómo reproducirla para poder disfrutarla cada año. La propagación se hace mediante las semillas en primavera. Miden apenas un milímetro, así que lo más fácil es que cuando se compren se mezclen directamente con el sustrato.

Si se quiere colocarlas primero en un almácigo o semillero, hay que tener en cuenta que se trasplantan cuando las plántulas tienen 4 hojas. Las raíces son frágiles frente al trasplante, así que debe evitarse trasplantar durante heladas, y fuera de ellas también hay que tener cuidado. Se trasplantan solamente por la tarde para evitar temperaturas extremas. Se debe regar antes y después de colocar el trasplantado porque así se reduce el riesgo de deshidratación y se mejora la fijación a la tierra. Siempre deben colocarse a 15 centímetros de distancia entre ellas para darles espacio de crecer. Aquí puedes conocer más sobre Trasplantar una planta: cuándo y cómo hacerlo.

Las semillas de Portulaca grandiflora se consiguen en tiendas de jardinería, como el enlace indicado en el primer apartado de esta guía, pero también se obtienen fácilmente cuando nuestra planta ya ha dado flor. Las flores maduran en otoño en una cápsula que se abre sola sobre el suelo, dejando caer las semillas y propagándose de forma fácil por sí sola. Mantener las cabezas para que produzcan flores en el mismo sitio ayudará a aumentar la densidad de la planta.

Ahora que conoces mejor los cuidados de la Portulaca grandiflora y su reproducción, te recomendamos leer sobre la Verdolaga: propiedades y para qué sirve.

Si deseas leer más artículos parecidos a Portulaca grandiflora: cuidados y reproducción, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Bibliografía
  • Silva, R. (1985). Jardinería básica no. 1: plantas y flores. Chile: Andrés Bello.
  • Mohlenbrock, R. H. (2001). Flowering Plants: Pokeweeds, Four-o'clocks, Carpetweeds, Cacti, Purslanes, Goosefoots, Pigweeds, and Pinks. Ucrania: Southern Illinois University Press.
  • Royal Horticultural Society (s.f.) Portulaca grandiflora Rose moss. Disponible en: https://www.rhs.org.uk/plants/60169/portulaca-grandiflora/details

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Portulaca grandiflora: cuidados y reproducción