Compartir

+10 animales de sangre fría

 
Por Laura Fdez. Roldán, Bióloga. 8 octubre 2019
+10 animales de sangre fría

En muchos documentales podemos ver cómo reptiles y anfibios permanecen prácticamente inmóviles sobre piedras y otras superficies, dedicándose solo y exclusivamente a tomar el sol. ¿Por qué lo hacen? ¿En qué se basa este sorprendente comportamiento?La respuesta está en que son animales de sangre fría, concepto que se refiere de forma coloquial a los diferentes grupos de especies científicamente conocidos como animales ectotermos. Sin lugar a dudas, las diferentes adaptaciones y pautas de comportamiento que han desarrollado a lo largo de la evolución los animales de sangría fría resulta de lo más interesante.

Continúa leyendo este artículo de EcologíaVerde y descubrirás los nombres y principales características de +10 animales de sangre fría.

También te puede interesar: +10 animales japoneses

Por qué se les llama animales de sangre fría

El término "sangre fría" comúnmente asociado a diferentes grupos de animales (como reptiles y anfibios), hace referencia a la necesidad de estos organismos de regular su temperatura corporal utilizando la temperatura del medio en que habitan. Es decir, los animales de sangre fría no son capaces de mantener la temperatura de su organismo por sí mismos, sino que son totalmente dependientes de una correcta termorregulación del exterior.

Veamos, a continuación, algunos ejemplos de animales de sangre fría para entender mejor cómo llevan a cabo dicho proceso de termorregulación.

Cocodrilos, grandes animales de sangre fría

Los cocodrilos (género Crocodylus), unos de los reptiles de mayor tamaño, se caracterizan por la necesidad de regular su temperatura corporal entre los medios acuático y terrestre en los que habita.

Para ello, los cocodrilos suelen quedarse sumergidos en el agua (de ríos, lagos y humedales) durante la noche, ya que a estas horas, el agua se mantiene a una temperatura más elevada que la del medio terrestre. Por el contrario, al llegar los primeros rayos solares, los cocodrilos salen del agua para aprovechar las altas temperaturas diurnas, permaneciendo inmóviles y abriendo sus gigantescas bocas para lograr así, una mayor superficie en contacto con la luz directa del sol.

Descubre más sobre estos asombrosos animales con este otro post de EcologíaVerde sobre el Hábitat del cocodrilo: ¿dónde vive?

+10 animales de sangre fría - Cocodrilos, grandes animales de sangre fría

Lagartos, animales que se ponen al sol para calentarse

Los lagartos son, probablemente, los reptiles más conocidos por su hábitos de exponerse a los rayos solares para captar el calor suficiente que le permita regular su temperatura corporal. No obstante, existen otras adaptaciones que han sido capaces de desarrollar los lagartos para adaptarse a la temperatura del medio que le resulte más adecuada para sobrevivir. Por ejemplo, el conocido lagarto ocelado (Timon lepidus), en épocas de sequías, intenso calor y poca humedad, opta por sumergirse por completo durante varios minutos en el agua de ríos y pantanales, permaneciendo más fresco y evitando así las temperaturas excesivamente cálidas del exterior.

Por otro lado, la especie Phymaturus verdugo o lagartos iguánidos destaca por su capacidad de regular su temperatura corporal gracias a su melanismo (pigmentación oscura de la piel), el cual le permite adaptarse mejor a las condiciones de baja temperatura, permitiéndole además poder dedicar así más tiempo a otras actividades no relacionadas con la termorregulación de su cuerpo.

+10 animales de sangre fría -  Lagartos, animales que se ponen al sol para calentarse

Los reptiles son animales de sangre fría: las lagartijas

Entre las lagartijas, destaca el género Iberolacerta, en el que se incluyen diversas especies de lagartijas de alta montaña. Estas se ven fuertemente condicionadas por las restricciones que las bajas temperaturas ambientales y la poca radiación solar invernal les impiden autorregular su temperatura corporal fácilmente.

Este otro grupo de reptiles de sangre fría u ectotermos, están actualmente amenazados por los efectos del cambio climático, por lo que todo estudio científico relacionado con la biología térmica de los lacértidos ectotermos será de gran utilidad para conseguir evitar su extinción a medio plazo.

+10 animales de sangre fría - Los reptiles son animales de sangre fría: las lagartijas

Víboras

Además de ser conocidas por su potente veneno, las víboras, (familia Viperidae), se caracterizan por su necesidad de exponerse a la luz solar durante varias horas al día para regular su temperatura corporal. Normalmente se sitúan sobre rocas, adquiriendo así, mediante un proceso de conducción, el calor acumulado en la roca u otras superficies.

Son capaces de dilatar o, por el contrario, contraer los vasos sanguíneos más periféricos de su anatomía, permitiendo así una rápida adaptación a la temperatura ambiente.

+10 animales de sangre fría - Víboras

Tortugas, reptiles que se termorregulan con el sol

Muchas especies de tortugas, especialmente las marinas, son consideradas como animales gigantotermos, caracterizadas por sus grandes dimensiones y la capacidad de mantener tanto temperaturas como tasas de metabolismo elevadas, gracias a su alta relación superficie/volumen.

Se agrupan dentro de los reptiles ectotermos poiquilotermos, ya que acostumbran a regular su temperatura corporal de forma conformista, es decir, permitiendo que su propia temperatura fluctúe junto con la del ambiente en que se encuentra.

Descubre más sobre estos animales en este otro artículo en el que te mostramos Nombres de especies de tortugas de agua dulce.

+10 animales de sangre fría - Tortugas, reptiles que se termorregulan con el sol

Sapos

Entre los anfibios más conocidos, los sapos (familia Bufonidae) habitan en casi todos los ecosistemas del mundo, a excepción de las regiones polares y en zonas desérticas muy áridas, adaptándose siempre a las condiciones climáticas y temperatura del medio para conseguir autorregular su propia temperatura corporal.

Destacan especies como el sapo común (Bufo bufo) y el sapo corredor (Epidalea calamita), ambos capaces de sobrevivir durante meses con poca comida, siempre y cuando tengan sus necesidades energéticas y de temperatura cubiertas.

+10 animales de sangre fría - Sapos

Hormigas, pequeños animales de sangre fría

Numerosos animales invertebrados, como los insectos, son capaces de calentar sus músculos de vuelo mediante repetidas vibraciones, consiguiendo adaptarse así a la temperatura del medio en que habitan.

Entre ellos destacan las hormigas (Familia Formicidae) por su habilidad para construir sus hormigueros bajo piedras de gran tamaño que permanecen expuestas al sol. De esta forma, las hormigas consiguen mantener una mayor temperatura a lo largo y ancho de las áreas del hormiguero que se sitúan bajo las piedras.

+10 animales de sangre fría - Hormigas, pequeños animales de sangre fría

Insectos ortópteros

También son llamativos por su capacidad termorregulativa, los insectos pertenecientes al grupo de los ortópteros, entre los que destacan los grillos (familia Grillydae) y los saltamontes (suborden Caelifera). Resulta realmente sorprendente el comportamiento de estos insectos para intentar obtener el máximo calor posible procedente de los rayos solares. Para ello, se sitúan desde primeras horas de la mañana en soportes verticales, como plantas y arbustos. Más tarde, se desplazan a la superficie del suelo, para seguir captando la radiación solar re-emitida por el suelo.

+10 animales de sangre fría - Insectos ortópteros

Peces óseos

Los peces también son animales de sangre fría. Debido a su variable metabolismo, muchos de los peces óseos han desarrollado determinadas adaptaciones que les permita regular su temperatura corporal. Los atunes (género Thunnus) por ejemplo, cuentan con una compleja adaptación, el músculo de natación. éste se calienta debido al esfuerzo y la acción de la natación, siendo capaz de intercambiar emergía en forma de calor.

Otros peces óseos en cambio, simplemente van cambian de profundidad dentro del agua a lo largo del día, para encontrar la temperatura más idónea a sus necesidades energéticas, y captar calor gracias a las radiaciones solares. Es el caso por ejemplo del pez luna (Mola mola), el pez óseo más pesado del mundo.

+10 animales de sangre fría - Peces óseos

Peces cartilaginosos

El otro gran grupo destacado en la clasificación de los peces, el grupo de los peces cartilaginosos, también se caracterizan por ser de sangre fría y necesitar adaptar su temperatura corporal a la del medio acuático en que se encuentran. Entre todos ellos, destaca el gran tiburón blanco (Carchadoron carcharias) como uno de los peces gigantotermos capaz de mantener temperaturas y tasas de metabolismo elevadas gracias a su alta relación superficie/volumen.

+10 animales de sangre fría - Peces cartilaginosos

Si deseas leer más artículos parecidos a +10 animales de sangre fría, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Animales salvajes.

Bibliografía
  • Alfaro, V. et al.Fisiología Animal: Temperatura corporal y procesos de transferencia de calor. Textos Docents, Universitat de Barcelona, Volumen I, pp: 141-150.
  • Sanmiguel, R. A. & Díaz, V. (2011) Mecanismos fisiológicos de la termorregulación en animales de producción. Revista Colombiana de Ciencia Animal, Volumen IV.
  • Literas, S. (2017) Importancia del melanismo en la biología térmica del lagarto Phymaturus verdugo. Biblioteca Digital, Universidad Nacional de Cuyo (Argentina).
  • Ortega, Z. (2015) Biología térmica de lagartijas de alta montaña del género Iberolacerta. CREDOS, Universidad de Salamanca (España).

Escribir comentario sobre +10 animales de sangre fría

¿Qué te ha parecido el artículo?

+10 animales de sangre fría
1 de 11
+10 animales de sangre fría

Volver arriba