Compartir

Cnidarios: características y ejemplos

 
Por Ana Cartón. 12 noviembre 2019
Cnidarios: características y ejemplos

Los cnidarios son animales acuáticos caracterizados por presentar diversas formas morfológicas según su estadio vital, es decir, según en qué fase o etapa de su vida se encuentran. Incluyen tanto las medusas que ocupan nuestras costas en verano, como los estéticos corales que conforman los asombrosos y coloridos arrecifes de Australia, pasando por las anémonas de tentáculos urticantes.

Si quieres descubrir más sobre los cnidarios: características y ejemplos, continua leyendo este artículo de EcologíaVerde en el que vamos a explicarte todo lo que necesitas saber sobre este filo animal tan particular.

Qué son los cnidarios y sus características

Son organismos acuáticos, la mayoría de ellos marinos, y conforman el filo Cnidaria. Se conocen más de 10.000 especies vivas de cnidarios y también existen especies fósiles que datan del Ordovícido. Estas son las principales características de los cnidarios:

  • Son organismos diblásticos, es decir, que su cuerpo está constituido por 2 capas de células: el ectodermo o epidermis (capa exterior) y el endodermo o gastrodermis (interior), además de una sustancia gelatinosa entre ambas llamada mesoglea, que es especialmente visible en las medusas.
  • La mayoría de los cnidarios tienen simetría radial, lo que significa que las partes del cuerpo están dispuestas alrededor de un punto central. Muchos cnidarios presentan un segundo eje de simetría bilateral y otros solo presentan simetría bilateral, que implica un solo plano de corte por el centro.
  • Son organismos carnívoros que se alimentan, fundamentalmente, de crustáceos (por ejemplo, plancton), aunque también pueden ser omnívoros.
  • Presentan una cavidad gastrovascular conectada al exterior por medio de una boca que está rodeada de tentáculos que les sirven, en parte, para la captura de presas. Algunos cnidarios absorben materia orgánica disuelta directamente del agua. Otros, como es el caso de ciertos tipos de corales, presentan algas que realizan la fotosíntesis y les proporcionan carbono.
  • La mayoría de cnidarios presentan ciclos reproductivos complejos que incluyen un estadio asexual y otro sexual. La reproducción sexual tiene lugar mediante desove (tanto los machos como las hembras liberan sus gametos a la columna de agua, que se combinan generando larvas), y la reproducción asexual se da por gemación (un individuo crece a partir de otro).
  • Tienen una esperanza de vida muy variable. Existen tipos de pólipos que viven menos de 10 días, mientras que algunos corales en arrecifes pueden llegar a vivir en una misma capa durante más de 4.000 años. Esto se debe a que son capaces de regenerar sus cuerpos.
  • Carecen de órganos excretores y respiratorios especializados, pero sí presentan un sistema nervioso.
  • Presentan unas células urticantes llamadas cnidocitos, que sirven tanto para alimentarse como para defenderse. En el interior del cnidocito hay una cápsula llamada cnido, que puede tener una tapa u opérculo. Dentro del cnido está el filamento característico de esta célula, que se encuentra enrollado y plegado, llamado nematocisto. Cuando el cnidocito recibe una serie de estímulos (químicos o mecánicos), estos son procesados en su superficie y el opérculo del cnido se abre y el filamento se dispara. Los cnidocitos están presentes en los tentáculos y también en otras partes del cuerpo (como en la epidermis y en la gastrodermis). Los nematocistos contienen sustancias tóxicas y sirven como mecanismo de defensa contra depredadores, mientras que en otros casos cuentan con sustancias adherentes que les ayudan a capturar presas o adherirse al sustrato. Cabe destacar que el filamento del cnidocito no es reutilizable, de manera que solo se usa una vez.
  • Cuentan con una cavidad digestiva llamada celéntero, que contiene el estómago, el esófago y los intestinos. Esta cavidad tiene una abertura que hace las veces de boca y de ano.
  • Algunos cnidarios son móviles y otros completamente sésiles pero, la mayoría tienen estadios de la vida en forma de medusa y de pólipo sésil. El hidroide o pólipo sésil tiene una forma más o menos cilíndrica y está sujeta al sustrato por la cara aboral, de manera que la boca y los tentáculos quedan en la parte opuesta, expuestos libremente. Las colonias de hidroides están formadas por diferentes tipos de individuos, algunos dedicados a la alimentación, otros especializados en la defensa y otros en la reproducción. La forma de medusa, móvil, es aplanada, generalmente con los tentáculos dispuestos en los márgenes del cuerpo. La superficie aboral de la medusa queda hacia arriba, mientras que la cara oral queda orientada hacia abajo.
Cnidarios: características y ejemplos - Qué son los cnidarios y sus características

Tipos de cnidarios

Existen cuatro tipos o clases de cnidarios: hidrozoos, cubozoos, escifozoos y antozoos.

Hidrozoos (clase Hydrozoa)

Incluye animales depredadores de pequeño tamaño que viven en agua dulce (hidras) o ambientes marinos. La mayoría genera conchas de calcita. Algunos viven aislados y otros en colonias. Presentan una mesoglea no celular, carecen de tentáculos en la cavidad gástrica y no tienen esófago. En sus ciclos vitales predomina la fase de hidroide aunque, en algunas especies, la fase medusoide tiene más importancia.

Cubozoos (clase Cubozoa)

Agrupa a las cubomedusas, que están emparentadas con las escifomedusas pero se diferencian de estas en que son más pequeñas, tienen un sistema nervioso primitivo y ojos, además de una morfología característica en forma de cubo. Las picaduras de las cubomedusas pueden resultar fatales para los humanos. Existe divergencia de opiniones en cuanto a si han de ser considerados como un orden o una clase. Al reproducirse, dan lugar a un estado polipoide llamado escifistoma, de vida relativamente larga, que se puede reproducir asexualmente dando lugar a otros escifistomas, mediante la formación de yemas laterales. Al final de esta fase larvaria de escifistoma, el organismo pasa a la forma de cubomedusa, que se caracterizan por tener cuatro aristas en los bordes del cuerpo donde se colocan un o varios tentáculos de base aplanada, que conforman el llamado pedalio. Además de los pedalios, también presentan ropalios, que son conglomerados de órganos sensoriales, fotorreceptores y neuronas que también aparecen en las escifomedusas.

Escifozoos (clase Scyphozoa)

Es la clase de las “verdaderas medusas”. Todos sus ejemplares viven en el océano. Tienen una fase corta en forma de pólipo (escifopólipo o escifistoma), mientras que la mayor parte de sus vidas la pasan en forma de medusa (escifomedusa). Son de tamaño mayor que las medusas de los hidrozoos, pudiendo alcanzar hasta los dos metros de longitud, aunque lo normal es que se encuentren entre los 2 y los 40 centímetros de diámetro. Se caracterizan por presentar una mesoglea celular, así como tentáculos en su cavidad gástrica. Hay medusas en las que la fecundación tiene lugar en el manubrio, donde los embriones se desarrollan hasta dar lugar a la “larva plánula”, que queda libre y, al final de su vida nadadora, se va al fondo y da lugar a escifistoma. El escifistoma es como un pólipo que puede vivir durante unos meses y, por procesos de gemación o deestrobilación, da lugar a nuevos individuos. Mediante la estrobilación, escifistoma genera éfiras, unos discos de pequeño tamaño que quedan libres en el agua y se van desarrollando hasta dar lugar a la forma de medusa. El tiempo que ocupa cada fase es muy variable: hay escifistomas de vida más larga, mientras que, en otras especies, prácticamente es inexistente y la larva plánula da lugar directamente a una éfira…

Si quieres conocer más sobre las llamadas "verdaderas medusas", aquí puedes aprender Cómo se reproducen las medusas.

Antozoos (clase Anthozoa)

Incluyen anémonas, corales y las plumas de mar. Es la clase más grande de los cnidarios, con más de 6.000 especies conocidas (existen muchos ejemplares fósiles) en todos los mares, incluso a grandes profundidades. Presentan solo forma pólipo, no medusoide, y viven en ambientes marinos. Pueden vivir en forma solitaria o en colonias. Los individuos tienen forma de columna con un extremo aboral por donde se sujetan al sustrato y un extremo oral donde se sitúa la boca rodeada de tentáculos. En los antozoos, la boca se continúa a través de una faringe que ocupa una buena parte de la cavidad gastrovascular. En la zona donde se encuentra la faringe, los antozoos presentan septos o mesenterios completos o incompletos que aumentan la superficie de absorción y digestión. El grupo de antozoos más importante es la subclase Hexacorallia que, principalmente, contiene las anémonas y los corales pétreos, que forman los arrecifes. En este otro post hablamos sobre Los corales en peligro de extinción.

Cnidarios: características y ejemplos - Tipos de cnidarios

Ejemplos de cnidarios

Una vez que hemos explicado qué son los cnidarios y sus características, ahora presentamos algunos ejemplos de cnidarios indicando de cada clase.

  • Hidrozoos: Pennaria disticha y Obelia geniculata.
  • Cubozoos: avispa de mar (Chironex fleckeri), medusa irukandji (Carukia barnesi), medusa habu (Chiropsoides quadrigatus) y avispa de mar pequeña (Tripedalia cystophora).
  • Escifozoos: medusa común (Aurelia aurita), la aguacuajada (Cotylorhiza tuberculata), medusa luna o aurtita (Aurelia aurita) y medusa clavel (Pelagia nocticula).
  • Antozoos: tomate de mar (Actinia equina), anémona común de mar (Anemonia viridis), anémona urticina (Urticina felina).

Si deseas leer más artículos parecidos a Cnidarios: características y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biodiversidad.

Escribir comentario sobre Cnidarios: características y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cnidarios: características y ejemplos
1 de 3
Cnidarios: características y ejemplos

Volver arriba