Compartir

Arácnidos: características, tipos y ejemplos

 
Por Ana Cartón. 15 noviembre 2019
Arácnidos: características, tipos y ejemplos

Dentro del reino Animalia, existen una gran biodiversidad. Por ejemplo, unos muy interesantes y que pueden resultarnos extraños son un grupo numeroso de artrópodos con gran éxito evolutivo en el medio terrestre, aunque también presentan ejemplares que habitan en medios acuáticos, tanto marinos como dulceacuícolas: los arácnidos.

En este artículo de EcologíaVerde te contamos todo sobre los arácnidos: características, tipos y ejemplos. Así que, si quieres conocer más acerca de este grupo de animales, quédate con nosotros y descubre diversos detales y fotos.

También te puede interesar: Moluscos: características, tipos y ejemplos

Características de los arácnidos

Los arácnidos son una clase (Arachnida) muy numerosa de animales invertebrados y están incluidos en el filo de los artrópodos, junto con los insectos, los crustáceos y los miriápodos. Esta clase está constituida por arañas, escorpiones, ácaros y arañas de mar. Se encuentran dentro del subfilo de los quelicerados, que incluye, además, a los merostomados y picnogónidos. Los arácnidos son los quelicerados con mayor éxito evolutivo debido, en gran parte, a sus características de supervivencia únicas y a su adaptación al medio terrestre. Se trata de organismos solitarios que únicamente se agrupan para la reproducción. Existen más de 100.000 especies conocidas de arácnidos y el registro fósil parece indicar que estos habrían sido de los primeros animales en vivir en el medio terrestre, posiblemente a partir del periodo Devónico inferior, hace casi 400 millones de años. Los arácnidos presentan el cuerpo diferenciado en dos tagmas: el prosoma (cefalotórax) y el opistosoma (abdomen). El prosoma carece de segmentación y cuenta con cuatro pares de patas marchadoras, un par de quelíceros para la captura de presas o la defensa y un par de pedipalpos con función sensorial, locomotora o reproductiva, así como entre 2 y 10 ojos simples u ocelos (fotorreceptores sencillos).

Además de lo mencionado, estas son las principales características de los artrópodos y que, por tanto, también están presentes en los arácnidos:

  • Cuentan con un exoesqueleto firme y flexible compuesto por proteínas y quitina, del cual realizan mudas de manera periódica.
  • Su sistema circulatorio es abierto, de manera que la sangre fluye por todo el cuerpo, sin estar contenida en vasos sanguíneos.
  • Muestran apéndices articulados y especializados.

Principales características de los arácnidos

  • Carecen de antenas, garras o alas.
  • Tienen mandíbulas, necesarias para morder y masticar los alimentos.
  • Presentan 8 apéndices o patas.
  • Tienen la cabeza y el tórax fusionados formando una estructura combinada llamada cefalotórax.
  • Son carnívoros, en general, y alimentarse de los fluidos corporales de sus presas, para lo cual excretan enzimas digestivas sobre estas y, posteriormente, las absorben mediante el estomodeo, un órgano de bombeo y succión.
  • Son animales de sangre fría, así que su temperatura corporal depende de la del ambiente.
  • Tienen un sistema respiratorio compuesto por tráqueas o pulmones en libro para el intercambio gaseoso, siendo ambos sistemas (traqueal y pulmonar) independientes entre sí.
  • Presentan un sistema nervioso muy concentrado, excepto en el caso de los escorpiones. La mayoría del los ganglios torácicos y abdominales se han fusionado con el sub-esofágico y están organizados en un anillo que rodea el esófago. Carecen de deutocerebro.
  • Tienen un sistema circulatorio arterial, con el corazón en el interior del opistosoma (aunque puede estar ausente, como en el caso de los ácaros). En muchos arácnidos, la sangre presenta hemocianina en vez de hemoglobina.
  • Cuentan con un sistema excretor especializado en la conservación de agua. Excretan guanina y ácido úrico por las glándulas coxales (a los lados del prosoma) y los tubos de Malpigio (abiertos en la parte posterior del intestino) o lo acumulan en células intestinales y nefrocitos.
  • Son nocturnos, a excepción de los escorpiones, que son más activos durante el día, igual que algunos solpúgidos y arañas.
  • Presentan conductas de cortejo en su reproducción. Los escorpiones realizan una danza de un lado a otro y hacia atrás, mientras entrelazan sus colas. Las arañas se reproducen sexualmente y suele haber cópula y una conducta de cortejo variable, que puede implicar el desarrollo de una danza o la emisión de sonidos.
  • Tienen ojos simples. En especial, las arañas que son muy activas suelen disponer de ojos muy bien distribuidos para tener una visión en prácticamente 360º.
  • Tienen órganos sensoriales sencillos y muy especializados: sensilas (quimiorreceptores en los extremos de los apéndices), pelos distribuidos por todo el cuerpo (mecanorreceptores), tricobotrios (órganos que detectan vibraciones), órganos liriformes (fosetas sensoriales que sirven para la orientación) y órganos tarsales (detectan feromonas y se encuentran en la parte distal de los apéndices).

Tipos de arácnidos

El grupo de los arácnidos está constituido por 10 órdenes, de los cuales vamos a tratar los escorpiones (orden Scorpionida), las arañas (orden Araneae), los ácaros (orden Acari) y los opiliones (orden Opilionida). Así, estos son algunos de los tipos de arácnidos más conocidos:

Arañas

Se conocen alrededor de 40.000 especies. El prosoma y el opistosoma se encuentran separados por un pedúnculo o pedicelo. En la parte dorsal presentan los ojos y en la ventral se distinguen los quelíceros (por donde se conecta con la glándula venenosa), los pedipalpos, las patas y un esternón muy desarrollado. En la parte ventral del opistosoma se encuentran el epiginio (placa que tapa el orificio genital en las hembras), los estigmas (hendiduras comunicadas con los pulmones en libro), el orificio traqueal (comunica con un sistema que transporta el aire a las células) y las hileras (estructuras por las que se vierte la seda con la que tejen la "tela de araña").

Para que puedas descubrir más sobre estos animales te recomendamos consultar estos otros artículos sobre La importancia de las arañas y sobre la Araña violinista: características, imágenes y síntomas de su picadura.

Escorpiones

Se conocen unas 2.000 especies. Además del prosoma y el opistosoma, presentan el telson o uña venenosa. El prosoma cuenta con quelíceros y pedipalpos terminados en pinza y la parte dorsal está cubierta por una placa quitinosa con quillas. En esta placa están los ojos (un par medianos y tres pares más pequeños). En la parte ventral del prosoma se encuentran unos apéndices pre-orales y orales, así como el esternón, una placa pequeña que separa el punto de inserción del tercer par de patas marchadoras. En la zona dorsal del mesosoma se observan cinco esternos, los opérculos genitales (tapan el orificio genital), los peines (órganos táctiles) y los estigmas (orificios respiratorios) y, en la parte ventral, el ano. El metasoma tiene capacidad para moverse verticalmente y permite clavar a las presas el aguijón.

Aprende más sobre ellos en este otro artículo sobre Diferencia entre alacrán y escorpión.

Ácaros

En este grupo se incluyen los propios ácaros y las garrapatas. De tamaños generalmente pequeños (alrededor de 1 mm), aunque existen especies de hasta 3 cm de longitud (como ciertas garrapatas). Aproximadamente, se conocen alrededor de 30.000 especies. Su cuerpo carece de divisiones, pues el prosoma y el opistosoma se encuentran fusionados. La región de la cabeza está compuesta por una serie de piezas bucales y recibe el nombre de gnatosoma o capítulo. Presentan múltiples setas distribuidas por la superficie corporal que pueden tener función sensorial, así como placas que cubren la parte ventral. Sus ojos están poco desarrollados. Los ácaros pueden ser perjudiciales para las plantas y animales (por ejemplo, el ser humano), actuando como vectores de microorganismos patógenos.

Opiliones

Se conocen unas 6.500 especies de opiliones. Habitan en bosques húmedos, son omnívoros y, en vez de realizar una digestión externa de sus presas, fragmentan su cuerpo y, posteriormente, lo succionan para realizar una digestión intestinal. El prosoma de los opiliones no presenta segmentación y está unido al opistosoma, que cuenta con 9 segmentos, quelíceros tri-articulados y unos pedipalpos con quelas. A su vez, presentan un par de ojos, así como patas marchadorascon bases en forma de placas masticadoras.

Arácnidos: características, tipos y ejemplos - Tipos de arácnidos

Ejemplos de arácnidos

Para terminar, aquí puedes conocer varios ejemplos de arácnidos:

  • Escorpiones: escorpión común (Buthus occitanus) y escorpión emperador (Pandinus Imperator).
  • Arañas: araña pavo real (Maratus volans) y viuda negra americana (Latrodectus mactans).
  • Ácaros: Blomia tropicalis y Lepidoglyphus destructor.
  • Opiliones: Scotolemon catalonicus y Pachyloides hades.
Arácnidos: características, tipos y ejemplos - Ejemplos de arácnidos

Si deseas leer más artículos parecidos a Arácnidos: características, tipos y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biodiversidad.

Escribir comentario sobre Arácnidos: características, tipos y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Arácnidos: características, tipos y ejemplos
1 de 6
Arácnidos: características, tipos y ejemplos

Volver arriba