Compartir

Bosques de coníferas: características, flora y fauna

 
Por Cristina Novillo. 20 mayo 2019
Bosques de coníferas: características, flora y fauna

Los bosques de coníferas suponen una gran parte de la superficie arbolada en países como España y México, así como en países de zonas del norte. Además de servir de soporte para sus respectivos ecosistemas, tanto en la generación de biomasa como ofreciendo protección, evitando la erosión del suelo y mucho más, también prestan importantes servicios a los humanos, en especial gracias a las prácticas de silvicultura.

Si quieres saber más acerca de las características de los bosques de coníferas, quédate en EcologíaVerde.

Qué son los bosques de coníferas

Los bosques de coníferas son un tipo de masa forestal comprendida fundamentalmente por pinos, abetos y otros árboles conocidos como coníferas. Las coníferas son árboles de hoja perenne en forma de aguja o escama y de tipo leñoso y, como su nombre indica, sus estructuras reproductoras se disponen en forma de conos.

Estos bosques suelen estar adaptados a grandes variaciones climáticas. Además suelen estar en áreas donde, al menos una parte del año, no hay una gran cantidad de agua disponible. Es por ello que tienen hojas con una superficie muy pequeña, lo que reduce la transpiración. Muchas de estas especies son pirófilas, lo que quiere decir que son poco afectadas por los incendios forestales, e incluso su ciclo reproductor puede verse beneficiado por los mismos.

Bosques de coníferas: características, flora y fauna - Qué son los bosques de coníferas

Bosques de coníferas: características principales

Tras ver qué son los bosques de coníferas, vamos a detallar sus característica principales, como la flora y la fauna de los bosques de coníferas:

Flora de los bosques de coníferas

La flora de estos bosques suele organizarse en dos capas bien diferenciadas: dosel y sotobosque. El dosel está formado por la masa que forman las copas de los árboles, mientras que el sotobosque está formado por coníferas pequeñas, arbustos y helechos más próximos al suelo. Los árboles que forman el dosel tienen un mejor acceso a la luz solar, mientras que el sotobosque está más protegido de las inclemencias climáticas. Como ya se ha dicho, las coníferas tienen hojas de superficie muy reducida y una dura corteza. Pero no es lo único que los diferencia del resto de plantas: estos árboles pertenecen al grupo de las gimnospermas.

Las gimnospermas son plantas que no tienen "flores verdaderas". La característica principal de las gimnospermas es que alternan ciclos haploides (con una sola copia del material genético) y diploides (con dos copias, es decir, un juego de cromosomas repetido) en generaciones alternas. El individuo diploide se conoce como "esporofito", y el haploide, que se asienta sobre el esporofito, "gametofito". Las piñas y otras estructuras leñosas albergan al gametofito en su conjunto, el cual se encargará de generar un nuevo esporofito (un nuevo árbol) si las condiciones son las adecuadas. Algunas piñas se abren con el calor del fuego. Aquí te contamos más sobre las Plantas gimnospermas, qué son, características y ejemplos.

Es importante señalar la gran proliferación de bosques de coníferas destinados a la silvicultura, dado que son árboles de crecimiento rápido que generan una madera de buena calidad. Estas plantaciones pueden distinguirse fácilmente de los bosques nativos porque los árboles se ordenan en hileras y el sotobosque está prácticamente ausente.

Bosques de coníferas: fauna

Muchos bosques de coníferas se asientan en zonas montañosas o de clima frío que están cubiertas de nieve y hielo, al menos durante una parte del año. Las hojas, además de evitar la transpiración, también facilitan la caída de la nieve al suelo. Estas condiciones climáticas determinan en gran parte la fauna que podrá habitar este tipo de bosque. Por ejemplo, cuando el clima es frío, suele ser habitual la presencia de mamíferos con gruesas capas de pelaje. Es frecuente encontrar especies de castores, puercoespines, alces, conejos, murciélagos, musarañas... Todos estos animales viven en el sotobosque.

Los animales más numerosos, sin embargo, son las aves, que pueden ocupar tanto el sotobosque como el dosel. Estas aves tienen diferentes tipos de adaptaciones, ya que su fuente de alimento puede ser variada: pueden alimentarse de las semillas de las coníferas (por ejemplo los gorriones), de insectos (los petirrojos) o de pequeños mamíferos (las aves rapaces como cárabos, lechuzas, etc).

Bosques de coníferas: características, flora y fauna - Bosques de coníferas: características principales

Dónde se encuentran los bosques de coníferas

Los bosques de coníferas se encuentran sobre todo en el hemisferio norte del planeta. Cubren grandes extensiones en Estados Unidos, Canadá y Asia, principalmente en zonas boscosas como la taiga. Descubre en este otro artículo de EcologíaVerde Qué es taiga, su definición y características.

Sin embargo, también pueden encontrarse en países más próximos a los trópicos, como pueden ser México y España, aunque estas zonas son más templadas, la característica que define sus laderas es su sequedad.

Bosques de coníferas en España

En España los bosques de coníferas están relegados principalmente a las zonas montañosas bajas, como pueden ser Pirineos, Picos de Europa o el Sistema Central. Son muy frecuentes diferentes especies de pino, como Pinus pinaster o Pinus silvestris. En las Islas Canarias se encuentra además el Pinus canariensis, que se distingue fácilmente del resto porque sus acículas están agrupadas de tres en tres, en vez de por parejas.

En los últimos años se han realizado importantes esfuerzos por restaurar las poblaciones de grandes mamíferos, como los lobos ibéricos (Canis lupus signatus) en el Sistema Central o el oso pardo (Ursus arctos) en la zona pirenaica.

Bosques de coníferas en México

México cuenta con bosques de pinos ubicados en zonas templadas. Crecen desde el nivel del mar hasta por encima de los 4000 metros, abarcando un gran abanico de altitudes y subclimas. La mayor diversidad se encuentra en los bosques montañosos de la Sierra Madre Occidental y la Sierra Madre Oriental. Albergan más de 90 especies diferentes de coníferas, de las cuales aproximadamente la mitad son endémicas del país.

En México destacan las estrategias de conservación de estos bosques para que puedan servir de soporte a la migración de la mariposa monarca (Danaus plexippus).

Bosques de coníferas: características, flora y fauna - Dónde se encuentran los bosques de coníferas

Si deseas leer más artículos parecidos a Bosques de coníferas: características, flora y fauna, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Ecosistemas.

Escribir comentario sobre Bosques de coníferas: características, flora y fauna

¿Qué te ha parecido el artículo?

Bosques de coníferas: características, flora y fauna
1 de 4
Bosques de coníferas: características, flora y fauna

Volver arriba