Compartir

Características generales de los mamíferos terrestres

 
Por Javier Sánchez, Biólogo. 18 septiembre 2018
Características generales de los mamíferos terrestres

Los mamíferos (Mamalia) son una clase de animales que han conseguido diversificarse por todos los medios (tierra, mar y aire) gracias a las muchas adaptaciones que han adquirido a lo largo de la evolución. Además de los representantes terrestres (carácter típico de mamíferos), existen algunos mamíferos capaces de volar, como los murciélagos, y de vivir en el medio acuático, los llamados mamíferos marinos, como delfines y ballenas.

Dentro de los mamíferos, también estamos nosotros, los humanos, y concretamente somos el único integrante del género Homo (familia Hominidos). En EcologíaVerde te desvelamos algunas de las características generales de los mamíferos terrestres.

También te puede interesar: Cuáles son los animales mamíferos voladores

Los mamíferos y su origen

El término mamífero proviene del latín ‘mamma’, que en castellano significa teta o mama, y el sufijo ‘fero’, cuyo significado se refiere a lo portar o llevar. Así, el significado de la palabra mamífero hace alusión a ‘que lleva mamas’, es decir, identifica a aquellos animales que en sus primeros días de vida se nutren de leche materna a través de glándulas mamarias.

Los mamíferos son un grupo de animales más evolucionados que otros grupos. Su origen se sitúa hace unos 245 millones de años. En aquel entonces, aun no tenían el aspecto que tienen hoy en día, sino que eran pequeños animales insectívoros que descendían de reptiles terápsidos del período Triásico. Después de la desaparición de los dinosaurios, durante el período Cretácico, los mamíferos empiezan a evolucionar y ocupan sus nichos ecológicos. Por este motivo, se considera que los mamíferos tienen un antepasado común, es decir, es un grupo monofilético.

Características generales de los mamíferos terrestres - Los mamíferos y su origen

Principales características de los mamíferos terrestres

Entre las características generales de los mamíferos terrestres, que son las que los diferencian de otros grupos de animales, destacan:

  • Poseen un cráneo sinápsido (cráneo con un orificio detrás de las orbitas de los ojos) con una cabeza que permanece unida al tronco por medio del cuello. Además disponen de una columna vertebral como eje central del cuerpo.
  • Volumen encefálico mayor que otros grupos de animales, es decir un cerebro mayor que el de otros tipos de seres vivos. Este rasgo les permite adquirir mayores capacidades psíquicas e increíbles facultades de aprendizaje.
  • Presencia de cinturas en sus extremidades, que les permiten levantar el cuerpo del suelo.
  • Presencia de una boca compuesta por labios y dientes. En ciertos casos, como en ornitorrincos, los dientes solo se presentan durante el período juvenil.
  • Cuerpo cubierto de pelo, aunque en algunos casos el pelo es escaso o nulo y la piel actúa como aislamiento.
  • Presencia de glándulas con funciones específicas en las capas profundas de la piel. Entre estas están las glándulas mamarías (producen leche para alimentar a las crías), glándulas sudoríparas (facilitan la refrigeración del cuerpo y desarrollan funciones excretoras), glándulas odoríferas (transmiten señales) o glándulas sebáceas (proporcionan protección al pelo).
  • Presencia de cuatro extremidades que les permiten mantenerse en pie, a cuatro patas o sobre dos piernas, y desplazarse en el medio terrestre.
  • Capacidad para mantener una temperatura corporal constante gracias a su alimentación y con independencia de la temperatura ambiental (animales homeotermos).
  • Respiración mediante pulmones. Gracias al diafragma y a sus movimientos de contracción, el aire consigue entrar en los pulmones.
  • Presencia de un corazón formado por cuatro cavidades (dos aurículas y dos ventrículos) y un sistema circulatorio doble, cerrado y completo.
  • La mayoría de mamíferos, tienen apéndices auditivos u orejas o pabellón auricular, incluso móviles en muchas especies.

Cómo se reproducen los animales mamíferos

En cuanto a su reproducción, los mamíferos terrestres presentan otra característica distintiva, como es la reproducción vivípara. En este tipo de reproducción, el embrión se desarrolla en el interior del vientre materno y los individuos poseen reproducción interna, es decir, el ovulo producido por la hembra es fecundado gracias a un órgano copulador en los machos. Existen algunas excepciones a la reproducción vivípara de mamíferos, una de ellas son los monotremas (ornitorrincos y equidnas), que ponen huevos, aunque una vez eclosionado las crías se alimentan de leche a través de las glándulas mamarias de la madre.

El orden de los Marsupiales es intermedio entre mamíferos vivíparos y Monotremas, ya que las crías nacen en un estado prematuro y se agarran al pezón de su progenitor, en el interior de una bolsa abdominal o marsupio (ausente en algunas especies).

Leyendo este otro artículo de EcologíaVerde puedes ampliar esta información y conocer todos sobre ¿Los animales mamíferos son ovíparos o vivíparos?

Alimentación de los animales mamíferos

Por último, para terminar de hablar de las características generales de los animales mamíferos, queremos informarte sobre su alimentación.

La alimentación en los mamíferos terrestres es muy variada entre especies, pudiendo ser carnívora, herbívora, omnívora o, incluso, insectívora. La capacidad de tener distintos tipos de alimentación es una prueba de su mayor evolución con respecto a otros grupos. Además, en función de sus hábitos alimenticios, su sistema digestivo sufre diferentes adaptaciones.

Características generales de los mamíferos terrestres - Alimentación de los animales mamíferos

Si deseas leer más artículos parecidos a Características generales de los mamíferos terrestres, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Curiosidades de los animales.

Escribir comentario sobre Características generales de los mamíferos terrestres

¿Qué te ha parecido el artículo?

Características generales de los mamíferos terrestres
1 de 3
Características generales de los mamíferos terrestres

Volver arriba