menu
Compartir

Cómo hacer un poto frondoso

Cómo hacer un poto frondoso

Para conseguir un poto frondoso necesitas añadir fertilizante, podar los tallos, propagar la planta, colocar tutores, colocar en una zona más luminosa, regular el riego y evitar corrientes de aire. El poto, Epipremnum aureum, es una planta de interior muy popular por la facilidad de sus cuidados, y los estéticos tallos colgantes que de él penden. Muchas veces puede verse con poco volumen, pero afortunadamente esto tiene solución fácil.

Para saber cómo hacer un poto frondoso, te invitamos a leer esta guía de EcologíaVerde donde te daremos varios consejos según la problemática que haya causado la falta de volumen en tu planta.

También te puede interesar: Plantas que crecen rápido

Añade fertilizante a la tierra

Cuando están en deficiencia de nutrientes, las plantas pierden vigor y, por tanto, reducen la producción de hojas. Estos nutrientes están disponibles en el suelo, pero eventualmente se consumirán por la planta dejando el sustrato sin elementos que la planta necesita. Frente a esto, es necesario volver a reponer los nutrientes consumidos mediante un fertilizante.

Tipo de fertilizante

Lo ideal es utilizar uno de origen orgánico. Como alternativas está el humus de lombriz, del que solamente será necesario añadir una capa a forma de mantillo superior. También puedes usar composta. Por último, puedes usar un fertilizante líquido balanceado como opción de fertilizante químico. Esto ayudará a mejorar la calidad del suelo. En este post puedes conocer mejor Qué son los fertilizantes y sus tipos. Además, en este botón podrás encontrar el humus de lombriz, que es una de las mejores opciones.

Frecuencia de uso del fertilizante

En cuanto a la frecuencia de abonado, es importante mencionar que los potos son sensibles a la fertilización excesiva, así que no debes añadir de más. Durante la fase de crecimiento puedes hacerlo cada 2 a 4 semanas, y en otoño e invierno la frecuencia es cada 6 a 8 semanas. Esto aplica para los fertilizantes de origen natural para los que no tengas instructivo, pero para los comercializados deberás atender a las instrucciones detalladas en la etiqueta. Para el fertilizante balanceado, la frecuencia suele ser cada dos semanas.

Aquí puedes conocer Cómo hacer fertilizantes orgánicos caseros.

Cómo hacer un poto frondoso - Añade fertilizante a la tierra

Poda los tallos del potus

Cuando los tallos colgantes del poto comienzan a crecer demasiado hacia abajo, los espacios entre las hojas se verán más amplios y con menos hojas. Para resolver esto, puedes podar los tallos que estén demasiado largos. Esta es una solución visual para que el poto se vea más compacto, pero además esta poda continua estimulará el crecimiento de nuevas hojas. Los cortes deben hacerse sobre los nodos. Si tienes tallos completamente sin hojas, pódalos también porque solamente están drenando energía.

Te recomendamos probar alguna de Las mejores tijeras de podar.

Propaga el poto

Continuando con el punto anterior, de la poda vas a obtener tallos que puedes aprovechar antes de tirarlos. Los cortes de los tallos funcionan como esquejes para propagación para reproducir tu planta. Colocarás la parte inferior del esqueje en un frasco con agua, donde nuevas raíces brotarán en muy poco tiempo. Llegado este momento, traspásalas a la maceta inicial del poto. Esto ayudará a que tu contenedor tenga más plantas y por lo tanto servirá para aumentar el volumen.

Aquí puedes conocer Cómo enraizar esquejes y aquí te mostramos las Plantas de interior que crecen en agua, como el potus.

Cómo hacer un poto frondoso - Propaga el poto

Coloca tutores en el potus

Como mencionamos anteriormente, dado que esta es una planta colgante, puede parecer que las hojas están más espaciadas. Si este es tu caso, puede colocar tutores en tu maceta para hacer tu poto más frondoso. Para ello, puedes usar tutores de musgo a la venta en tiendas especializadas de jardinería, que constan de una rejilla con musgo dentro. Pero si no logras encontrar estos tutores elaborados puedes usar simplemente varitas que tengas en casa. Pueden ser de bambú, de madera o incluso de plástico.

Alrededor de estos tutores sujetarás la planta con ayuda de cintas o alambre, sin que queden muy apretados a la planta. Acomodando el poto con ayuda de tutores la planta quedará compacta y no de forma colgante, dando un aspecto más frondoso. Simultáneamente, estos tutores ayudan a indicar a la planta hacia dónde crecer, facilitando el mantenimiento posterior. En este botón puedes adquirir un tutor de musgo para hacer tu poto más frondoso.

Cómo hacer un poto frondoso - Coloca tutores en el potus

Coloca el poto en una zona más luminosa

Si bien el poto es una planta de interior, suele ser frecuente que se coloque en lugares donde la luz es demasiado baja. Esto causa que la planta reduzca sus hojas, que son superficies fotosínteticas. Funciona como estrategia de la planta para evitar gastar energía de más, puesto que si no hay luz no necesita hacer tanta fotosíntesis. Este espaciado y poca producción de hojas es bastante común en plantas trepadoras o plantas colgantes. Dado que tienen la capacidad de estirarse, lo hacen no solo para crecer sino también para buscar luz, causando la apariencia de tallos muy largos de pocas hojas.

Para que tu planta vuelva a recuperar unos buenos niveles de área foliar, muévela a un área donde reciba más luz que en el lugar donde antes la tenías. La luz no debe ser directa, sino que debe ser filtrada o indirecta. Esto evitará que las hojas se quemen.

Regula el riego

Los potos no necesitan demasiada agua, pero agregar menos líquido provocará un crecimiento ralentizado y causando un aspecto poco frondoso. La dosis ideal de agua es de 1 vez por semana en primavera y verano, y en otoño e invierno a hacerlo cada 2 semanas. Agregar demasiada agua causa que las hojas se pongan amarillas y se caigan, así que para evitar esto deberás agregar la cantidad correcta. Además, puedes ir procurándole humedad ambiental y limpiar sus hojas, sin excederte en la cantidad de agua.

En estos otros posts puedes conocer Las mejores regaderas para plantas y Los mejores medidores de humedad para plantas.

Cómo hacer un poto frondoso - Regula el riego

Evita las corrientes de aire

Esta planta no está acostumbrada a estar expuesta, así que si la tienes cerca de una ventana abierta o corrientes de aire, estarás haciendo más lento el crecimiento y causando que las hojas se caigan como respuesta al estrés. Para evitar esto y lograr que tu poto se recupere y crezca más frondoso, debes colocarlo en un lugar resguardado de las corrientes de aire.

En esta otra guía de EcologíaVerde puedes conocer más sobre los Cuidados del poto o potus y aquí puedes adquirir la planta, en caso de que quieras ampliar tu colección.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer un poto frondoso, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Bibliografía
  • Complete Guide to Container Gardening. (2009). Reino Unido: Wiley.
  • Squire, D. (2017). Houseplant Handbook: Basic Growing Techniques and a Directory of 300 Everyday Houseplants. Estados Unidos: Fox Chapel Publishing.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Inmaculada
Información sobre productos para plantas de interior
Cómo hacer un poto frondoso
1 de 5
Cómo hacer un poto frondoso

Volver arriba