Cultivo y cuidados de las plantas

Poto con las hojas amarillas: causas y qué hacer

 
Ulla Rothschuh Osorio
Por Ulla Rothschuh Osorio, Bióloga. 26 marzo 2024
Poto con las hojas amarillas: causas y qué hacer

El poto, potus o teléfono, es una de las plantas más populares en decoración de interiores. Tiene lustrosas hojas verdes que penden o trepan copiosamente. A pesar de que son de cuidados fáciles, a veces pueden presentar hojas amarillas. Si se trata solamente de una ocasionalmente no debe ser causa de preocupación, pero si ya son varias y al mismo tiempo, se nos está revelando un problema de clorosis a raíz de cuidados inadecuados.

Entre las principales causas del potus con las hojas amarillas están que haya demasiado riego, un sustrato mal preparado, la falta de humedad, la luz directa, etc. ¿Y qué conviene hacer en cada situación? Dependiendo de la causa, habrá que regar sólo cuando el sustrato esté seco, aportar humedad ambiental, tener la planta bajo luz filtrada, entre otras soluciones. Si te gustaría saber porqué tienes a tu potus con las hojas amarillas, te invitamos a leer este artículo de EcologíaVerde, en el que hallarás una guía explicando las causas del poto con hojas amarillas y qué hacer.

Índice

  1. Demasiado riego
  2. Sustrato mal preparado
  3. Falta de humedad
  4. Luz directa
  5. Falta de nutrientes
  6. Temperaturas extremas

Demasiado riego

Si bien se trata de una planta de fáciles cuidados, muchas veces se puede incurrir en cuidados de más, siendo el más frecuente el exceso de riego. Las hojas amarillas pueden ser indicativo de que la planta se ha regado demasiado. El poto solamente requiere ser regado cuando la primera capa esté seca. Es mejor que esté regada de menos, que de más.

Para resolver este problema reduce el riego si sabes que la estás regando demasiado, y sigue la regla de dejar secar entre riegos para que no vuelva a pasarte.

Cuando la demasía de agua todavía es temprana, puede que las hojas se tornen amarillas por poco tiempo. Pero si ya es constante, las raíces del poto comenzarán a pudrirse y de esto ya no hay vuelta atrás.

Para dar atención a este problema será necesario eliminar las raíces podridas cortando con herramientas bien lavadas y desinfectadas, las secciones que estén dañadas. Se distinguen por estar acuosas y oscuras. Cambia la planta de maceta, lavando bien en la que estaba, y cambiando a una nueva mezcla de sustrato. Con esto te aseguras de que estás empezando con un medio limpio.

En este artículo puedes conocer Las mejores regaderas para plantas. También te recomendamos leer este otro post sobre Cómo regar las plantas de interior.

Poto con las hojas amarillas: causas y qué hacer - Demasiado riego

Sustrato mal preparado

Si tienes un sustrato solamente con tierra, tendrás una planta con mala estructura y mal drenaje, reteniendo el agua y con encharcamiento. Siempre es recomendable preparar un sustrato que tenga un buen aporte de nutrientes, con materia orgánica y un material drenante. Específicamente para el poto, no tolera encharcamientos de agua, así que es necesario que proveas un sustrato que no permita que el agua se quede varios días retenida.

El sustrato para el poto se puede preparar en casa, a partes iguales de humus de lombriz y turba, añadiendo un puñado de perlita. Se combinan bien y se coloca el poto a este nuevo sustrato. Riega enseguida que introduzcas la planta en la maceta con sustrato nuevo para liberar posibles burbujas de aire y para que la planta comience a adaptarse.

Es importante también tener un buen contenedor o maceta, que tenga un orificio abajo. Si está completamente cerrado, el agua no podrá drenar y las raíces se pudrirán. Si tienes la planta en interior y no quieres que el agua gotee sobre tus muebles, usa un plato para macetas o bandeja recolectora de agua, o una sobremaceta o cubremaceta, de donde deberás sacar el agua sobrante a los pocos minutos de haber regado.

En estos enlaces encontrarás los materiales que te hemos comentado para mejorar el sustrato y también el drenaje de tu potus:

Falta de humedad

Al poto le gusta tener cierta humedad en el entorno, y cuando carece de ella las hojas comenzarán a ponerse amarillas, hasta tostarse. Al ser una planta de interior, es muy común que el potos se coloque cerca de estufas o de calentadores durante el invierno, pero estos eliminan la humedad del entorno y hay que tener mucho cuidado con las plantas que tenemos dentro de casa.

Para evitar que esto pase, atomiza las hojas con agua para que tenga buena humedad ambiental. Otra alternativa es colocar la maceta sobre una bandeja o plato con piedras y agregar agua. Esto aporta humedad al entorno de la planta y mantiene buenos niveles de humedad.

Aquí puedes adquirir los materiales que te recomendamos para solucionar el problema del poto con hojas amarillas por falta de humedad ambiental:

Poto con las hojas amarillas: causas y qué hacer - Falta de humedad

Luz directa

El poto es una planta de interior, lo que significa que requiere de semisombra o luz filtrada. Las hojas amarillas se pueden presentar cuando tiene demasiada luz, causando que eventualmente se quemen.

Cambia de posición tu poto junto a una ventana, bajo un domo o en semisombra. No debe tenerse bajo exposición solar completa, especialmente durante el mediodía que es cuando el sol está más fuerte.

En estas guías puedes conocer más Plantas verdes de interior y Plantas de interior sin flor.

Poto con las hojas amarillas: causas y qué hacer - Luz directa

Falta de nutrientes

El suelo contiene los elementos que la planta absorberá para nutrirse, pero eventualmente terminará por acabárselos. Cuando esto sucede, las hojas comenzarán a volverse amarillas por falta de nutrientes para producir clorofila.

La insuficiencia más frecuente es de hierro, a observarse por amarillamiento que empieza desde la punta hacia la base de la hoja o la hoja con venaciones amarillas. Para resolverlo puedes añadir hierro a la tierra, usando sulfatos de hierro o quelatos de hierro, siendo la última opción la más estable pero más cara. Cualquiera de ambas te servirá. Si no logras conseguir estos abonos, puedes conseguir un fertilizante balanceado que servirá para reponer todos los nutrientes que se hayan acabado en el sustrato.

En estos enlaces puedes comprarlos:

Poto con las hojas amarillas: causas y qué hacer - Falta de nutrientes

Temperaturas extremas

El poto se da en un rango de temperatura entre 20 a 31 ºC, pero si se enfrenta a frío o calor extremos, las hojas entrarán en choque térmico y comenzarán a ponerse a amarillas.

Si ves que la zona tiene una temperatura extrema para el rango que necesita el potus, mueve tu planta a un lugar cálido, sin demasiado calor, alejado de estufas y de luz directa, pero también de corrientes frías de aire, para que no tenga demasiado frío.

Ya sabes por qué tu poto tiene las hojas amarillas y qué hacer en cada caso para recuperarlo. Ahora te recomendamos seguir aprendiendo sobre esta planta para cuidarla lo mejor posible y leer nuestras guía acerca de Cómo hacer un poto frondoso y Potus o poto: cuidados.

Si deseas leer más artículos parecidos a Poto con las hojas amarillas: causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Bibliografía
  • Baesa, M. D. (2021). The Ultimate Guide to Pothos Plants: Epipremnum, Philodendron & Scindapsus Varieties, Care & Propagation. (n.p.): Amazon Digital Services LLC - KDP Print US.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 5
Poto con las hojas amarillas: causas y qué hacer