Compartir

Explotación de recursos naturales: definición, tipos y ejemplos

 
Por Nura Abbas, Ambientóloga. 25 septiembre 2018
Explotación de recursos naturales: definición, tipos y ejemplos

El medio ambiente proporciona una gran cantidad de recursos naturales para el bienestar y la supervivencia de los seres vivos que habitan nuestro planeta. Este tipo de prestaciones son las que nos han permitido, sobre todo a los seres humanos, llegar a tener una mejor calidad de vida y también a desarrollar nuevas tecnologías, pero estamos llegando a un punto en el que dependemos mucho de estos recursos y no los gestionamos como deberíamos y, si seguimos a este ritmo, la naturaleza ya no nos podrá dar más de sí.

En EcologíaVerde te explicamos todo sobre la explotación de los recursos naturales, su definición, tipos y ejemplos.

También te puede interesar: Recursos naturales: definición y tipos

Qué son los recursos naturales

Los recursos naturales son bienes y servicios que se extraen directamente de la naturaleza. Estos son esenciales para el desarrollo del ser humano y de muchos otros seres vivos, ya que les proporcionan alimentos y ayudan en la obtención de energía.

Los recursos naturales se pueden clasificar en 3 categorías, determinadas por su capacidad de permutación en el medio:

Recursos naturales inagotables

Se trata de esos recursos naturales que por mucho que se usen, nunca se acabarán. Es decir, que podremos utilizarlos de manera continua sin que se agoten. Ejemplos: la luz del Sol, el aire, el movimiento de las mareas o la geotermia.

Aquí explicamos más sobre Ejemplos de recursos naturales inagotables.

Recursos naturales renovables

Son los recursos naturales que se pueden ir regenerando siempre que su extracción se realice de manera sostenible. Es decir, que se trata de unos bienes y servicios que tienen cierta capacidad de regeneración y que si se usan acorde a esta, su uso podrá prolongarse durante mucho tiempo. Pero si por contra, se extraen en grandes cantidades, sin valorar siquiera su capacidad de regenerarse, se agotarán indefinidamente. Ejemplos: el agua, plantas y árboles (madera, productos agrícolas,…), biocombustibles, etc.

Recursos naturales no renovables

Se trata de aquellos recursos que tienen un uso limitado, es decir, que una vez se usan, ya no existen. Eso se debe principalmente a que o bien no tienen la capacidad de regenerarse, o bien esta es extremadamente lenta. Ejemplos: acuíferos, combustibles fósiles (petróleo, gas natural y carbón), energía nuclear, etc.

En este otro artículo de EcologíaVerde puedes encontrar más información sobre Recursos naturales: definición y tipos.

Explotación de recursos naturales: definición, tipos y ejemplos - Qué son los recursos naturales

Qué es la explotación de recursos naturales

El concepto de explotación de los recursos naturales, se conoce como el aprovechamiento que realizamos de los bienes y servicios que nos proporciona la naturaleza. Se trata de actividades que se realizan diariamente para el sustento y mejora de nuestra sociedad.

La población actual de nuestro planeta, se está enfrentando cada día más a un desequilibrio ecológico de gran magnitud, ya que las actividades que realizamos para obtener según qué recursos naturales, provocan una gran repercusión en la biodiversidad del planeta. El gran problema reside no en la obtención de estos productos, sino en la cantidad y frecuencia en la que se extraen. A este término se le llama comúnmente sobreexplotación de los recursos, y se trata de una mala gestión que afecta al medio ambiente que nos rodea, y por consecuencia también a la fauna y flora que lo habita.

Es decir, que en vez de realizar una explotación sostenible de los bienes y servicios que nos proporciona nuestro medio natural, nos dedicamos a extraerlos de una manera excesiva e irresponsable.

Por lo tanto, podemos decir que el ser humano tiene un don para aprovechar una gran cantidad de materiales y medios beneficiosos para su desarrollo y supervivencia. Aún así, y pese a todos los avances sociales, tecnológicos e incluso culturales, seguimos sin encontrar la manera de no dañar al medio que nos ofrece todos estos recursos.

Qué tipos explotación de los recursos naturales existen y ejemplos

La explotación de los recursos naturales está presente en la mayoría de actividades que se realizan diariamente para el sustento y mejora de nuestra sociedad. Aún así, la mayoría de las prácticas que se llevan a cabo actualmente no son para nada sostenibles con el medio ambiente ni con su capacidad de regeneración, ya que se sobreexplotan los recursos naturales.

Los humanos nos estamos dedicando a obtener estos recursos en grandes cantidades innecesarias y mal reguladas, sobrevalorando la capacidad de regeneración del medio y aumentado su ritmo de degradación (que ya está muy acelerado debido a otras prácticas contaminantes que también son realizadas por los seres humanos).

El problema reside en que la gran mayoría de la población desconoce cuál es la situación actual de muchos de nuestros recursos, hecho que favorece a aquellos que los explotan continuamente porque no tienen ningún impedimento para seguir haciéndolo. Estos son algunos tipos y ejemplos de explotación de los recursos naturales:

Deforestación

Un muy buen ejemplo de explotación de recursos naturales, y de hecho de sobreexplotación de estos, es el de la tala de árboles y masas forestales, que en principio era una práctica en la que se extraían ciertos árboles previamente seleccionados en función de su uso futuro, por ejemplo para la extracción de madera para realizar muebles o puertas. Pero resulta ser que hay una gran problemática extendida por todo el planeta con este tipo de explotación, ya que hemos llegado a un punto en el que priorizamos necesidades absurdas antes que la supervivencia de la fauna y flora de ciertas zonas de un gran interés medioambiental.

Un caso que ilustra perfectamente lo mencionado, es el de la deforestación del Amazonas, que se ha reducido a más de la mitad en estos últimos veinte años por nuestro interés en sus exóticas maderas (caoba, quebracho, cuangare, sajo, etc.). Esto se debe a que, aun que hay una cuota de extracción de árboles determinada al año, la mayoría no la respetan y talan más de la cuenta, vendiendo la madera restante en un mercado negro. Pero la sobreexplotación de bosques no solo se realiza por su interés en la madera, si no que hay casos en los que se tala una gran cantidad de masa forestal de gran interés ecológico, para plantar cultivos con un gran aliciente económico. Un buen ejemplo es el de las selvas subtropicales del Sur Este Asiático, en las que se están suplantando los bosques por plantaciones de palma, de las que posteriormente se extrae su aceite, utilizado en una gran cantidad de productos diarios. Mayoritariamente estos bosques albergan una gran cantidad de animales, insectos, plantas y otros muchos seres vivos endémicos de esa zona, pero el ser humano lo está destruyendo cada día más por pura avaricia.

Pesca

Otro ejemplo de la explotación de los recursos naturales es la pesca. Se trata de una actividad que se remonta a los tiempos más antiguos, al igual que la caza. Pero des de hace un par o tres de décadas, las poblaciones de peces de nuestros mares y océanos está disminuyendo a cantidades realmente preocupantes, y se debe principalmente al exceso de pesca que estamos haciendo. Así pues, este suministro de recursos se ha convertido en lo que normalmente llamamos sobrepesca. Algunos de los peces más afectados son el rape, el atún, las anchovas, las sardinas, el bacalao y la merluza, entre muchos otros. La mayoría de especies que están en declive, son de consumo directo, pero muchas de ellas también se encuentran amenazadas debido a la producción de piensos o bien como alimento fresco para otros peces en piscifactorías. El hecho de que las poblaciones marinas estén decayendo en picado es un hecho muy preocupante, por el cuál deberíamos reaccionar y empezar a regular más estrictamente las cuotas de pesca, ya que las que hay actualmente no se cumplen con rigor. Si continuamos a este ritmo, es muy probable que en menos de 20 años se hayan extinguido muchas de las especies mencionadas con anterioridad, y con una previsión de 50 años más, el resto.

Otros tipos de explotación de recursos naturales

Existen muchos más recursos naturales que el ser humano explota, como las explotaciones mineras (por ejemplo, mina de diamantes en Mir, Rusia), las explotaciones petroleras (por ejemplo, las de Arabia Saudí), las explotaciones acuíferas, e incluso las explotaciones agrarias, pero la mayoría de ellos, debido al aumento poblacional y a la irresponsabilidad de los humanos, son sobreexplotados y extraídos de una manera que los agotará en poco tiempo.

El hecho de gestionar tan mal los recursos que nos proporciona la naturaleza, daña seriamente a nuestro planeta, provocando la pérdida de muchos seres vivos. Si seguimos a este ritmo, en unos pocos años se acabarán muchos de estos recursos y la humanidad deberá replantearse muchos de los hábitos que tenemos actualmente.

Explotación de recursos naturales: definición, tipos y ejemplos - Qué tipos explotación de los recursos naturales existen y ejemplos

Si deseas leer más artículos parecidos a Explotación de recursos naturales: definición, tipos y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros medio ambiente.

Escribir comentario sobre Explotación de recursos naturales: definición, tipos y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Explotación de recursos naturales: definición, tipos y ejemplos
1 de 3
Explotación de recursos naturales: definición, tipos y ejemplos

Volver arriba