menu
Compartir

Peperomia obtusifolia: cuidados

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 16 marzo 2022
Peperomia obtusifolia: cuidados

La Peperomia obtusifolia es una planta, generalmente cultivada en interiores por sus necesidades de clima, muy valorada por su porte elegante y el vistoso patrón de sus hojas. Sus cuidados son muy sencillos, por lo que se trata además de una especie totalmente apta para principiantes o aficionados sin mucho tiempo.

Si quieres aprender a darle a tu planta todo lo que necesita, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde en el que encontrarás una guía sobre los cuidados de la Peperomia obtusifolia.

También te puede interesar: 16 plantas pequeñas

Características de la Peperomia obtusifolia

Aunque su nombre científico es Peperomia obtusifolia, habitualmente nos referimos a ella como peperomia veriegada o simplemente peperomia, pese a que no es la única de su género, que cuenta con más de 1.000 especies. Se trata de una planta de porte inicialmente arbustivo que proviene de Sudamérica y que conforme crece va dejando que sus tallos se inclinen y pierdan verticalidad, siendo esto parte del proceso natural de desarrollo de la planta.

Su característica más llamativa son sus bonitas hojas perennes, coriáceas y redondeadas, que pueden ser de un brillante verde oscuro o variegadas, combinando el verde y el amarillo. La planta no suele crecer más allá de unos 25 cm tanto de alto como de ancho, y su inflorescencia aparece en una espiga floral blanca, normalmente en verano. En interior estas no se dan mucho, pero en cualquier caso están lejos de ser la característica ornamental más importante de la planta.

Ubicación de la Peperomia obtusifolia

Dado su origen en México, Florida y las islas del Caribe, no cuesta imaginarse el tipo de clima que esta planta necesita. Es debido a esto que suele cultivarse como planta de interior, pues la peperomia no tolera las heladas, así que en los climas con inviernos fríos la planta no puede estar fuera desprotegida. El clima ideal para esta planta es de entre 16 ºC y 21 ºC, siendo la temperatura mínima que la planta soporta sin daños graves de 12 ºC.

Como planta de interior, la peperomia necesita de una ubicación tan luminosa como sea posible, normalmente junto a una ventana cerrada u otra fuente de luz natural, pero siempre protegida de las corrientes de aire, que le son bastante perjudiciales.

En exterior, lo ideal es ubicarla en semisombra, es decir protegida del sol directo pero en una zona con mucha luminosidad indirecta. Sobre todo, es importante mantenerla protegida de las horas del sol de mediodía.

Peperomia obtusifolia: cuidados - Ubicación de la Peperomia obtusifolia

Riego de la Peperomia obtusifolia

La peperomia requiere de cierto nivel de humedad, tanto ambiental como en lo que a riego se refiere. Por ello, necesita de riegos frecuentes pero no demasiado abundantes, que mantengan el sustrato ligeramente húmedo aunque libre de encharcamientos.

En los meses cálidos lo ideal es regar aproximadamente cada 48 horas, mientras que en los fríos se puede pasar a un riego semanal, atendiendo siempre al nivel de humedad del sustrato o la tierra según las condiciones del clima local.

También ayuda mucho aportar humedad ambiental a la planta si el clima es seco, como ocurre en la mayoría de hogares. Para esto hay varios métodos, como colocar vasos de agua alrededor de la planta, cambiando el agua cada 3 o 4 días, o colocar la maceta sobre un plato que contenga piedras o guijarros de buen tamaño y algo de agua que no las cubra. Con este último método, se asegura que el agua evaporada de forma natural mantenga constantemente cierto nivel de humedad alrededor de la planta, sin dañar sus raíces.

Aquí puedes conocer algunos consejos más sobre Cuándo regar las plantas.

Sustrato y abono para la Peperomia obtusifolia

La planta no es exigente en cuanto a su suelo se refiere, siendo lo único realmente importante que aporte un buen drenaje y aireación. Normalmente bastará algo de sustrato universal enriquecido con perlita, aunque siempre puedes recurrir a la mezcla universal que recomendamos aquí, con turba, fibra de coco y humus de lombriz a partes iguales, además de vermiculita y perlita. Como siempre, esto dará lugar a un sustrato ligero, muy nutritivo y con grandes propiedades de retención de humedad, pero nada propenso a encharcarse.

Respecto al abono, bastará con añadir algo de fertilizante ecológico en forma de materia orgánica a la base de la planta cada 15 días en los meses cálidos. Usa humus de lombriz, compost o bokashi, o abono líquido si no tienes acceso a ninguno de estos fertilizantes y aún no te has animado a producirlos tú mismo.

Peperomia obtusifolia: cuidados - Sustrato y abono para la Peperomia obtusifolia

Reproducción de la Peperomia obtusifolia

Multiplicar la peperomia es bastante sencillo y puede hacerse por diversos métodos, siendo el más sencillo y con mayores posibilidades de éxito el de hacer esquejes de tallos, sobre todo si se realiza en verano. Para ello, sigue estos pasos:

  1. Desinfecta unas tijeras o cuchillo bien afilados.
  2. Corta un esqueje de alrededor de 10 cm, siempre eligiendo un tallo que parezca sano y tenga al menos 4 hojas.
  3. Humedece la base en hormona de enraizamiento, que puedes elaborar tú mismo en casa con productos que todo el mundo tiene. Aquí te contamos Cómo hacer enraizante natural.
  4. Plántala en una nueva maceta con un sustrato adecuado.
  5. Haz un riego generoso después de plantar y mantén, durante los primeros días, la planta protegida de la luz directa.

Si deseas leer más artículos parecidos a Peperomia obtusifolia: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Peperomia obtusifolia: cuidados
1 de 3
Peperomia obtusifolia: cuidados

Volver arriba