menu
Compartir

Plagas y enfermedades de los rosales

Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. Actualizado: 21 abril 2022
Plagas y enfermedades de los rosales

Las rosas son unas de las flores más valoradas por todo el mundo, debido a su valor ornamental y a los muchos significados y sentidos que las distintas culturas les han atribuido con el tiempo. Por eso, son muchos los que se deciden a cultivar su propio rosal. No obstante, estas plantas tan bonitas son susceptibles de ser atacadas por algunas plagas y enfermedades que pueden echar a perder todo nuestro esfuerzo e, incluso, dañar tanto a la planta que esta muera.

Si quieres aprender a identificar, prevenir y combatir las principales plagas y enfermedades de los rosales, sigue leyéndonos en este artículo de EcologíaVerde.

También te puede interesar: Cómo podar rosales

Plagas de los rosales

Si quieres conocer los rosales, sus cuidados y enfermedades, primero vamos a hablar de las plagas. Así, aunque existen muchas plagas que pueden afectar a las plantas, las plagas de los rosales que son más comunes son las siguientes:

Pulgón en los rosales

Los pulgones son una de las plagas más comunes en todas las plantas de jardín y todo tipo de cultivos, y los rosales no son una excepción. De hecho, el pulgón (Aphididae) es la principal de las plagas en las rosas. Estos pequeños insectos, de no más de 3 mm de tamaño, tienden a ser de color verde, aunque algunas especies difieren en ese punto.

Estas plagas del rosal atacan sobre todo a los brotes jóvenes, ya que de los adultos chupan la savia. Además, sus larvas forman galerías en las hojas, también dañinas. Por si todo esto fuera poco, excretan una melaza azucarada que es un reclamo para los hormigas y puede favorecer la aparición del hongo negrilla.

Araña roja

De todas las plagas del rosal, la de la araña roja (Tetranychus urticae) es la segunda más popular. Pese a su nombre, se trata en realidad de un pequeño ácaro de ocho patas, que tiende a ser de color rojizo o cobrizo pero puede mostrarse blanco o negro según la especie.

Igual que los pulgones, se alimentan de la planta sorbiendo su savia y forman espesas sedas cuando hay gran cantidad de ellos. Se puede identificar su presencia por la gran cantidad de pequeños puntos decolorados que puede apreciarse en las hojas de las plantas.

Mosca de sierra

La siguiente de las plagas de los rosales tiene que ver con las moscas de sierra o, también conocidas como moscas portasierra (Blennocampa Phillocolpa), ya que su aspecto recuerda a las hojas de una sierra.

Notamos la presencia de este insecto porque, para poner sus larvas, las hojas del rosal se curvan. Es en esta cavidad donde las ubica. Cabe destacar que no se trata de una de las plagas en rosales más agresivas, ya que no puede matar a la planta.

Falsa oruga del rosal

La última plaga del rosal se trata en realidad de la larva del Arge rosae, conocida como la avispa del rosal. Es un insecto himenóptero que, en larva, tiene un cuerpo alargado y en segmentos de color blanco. Esta plaga en rosales consiste en que las hojas sufren defoliaciones porque las larvas se van alimentando de ellas.

Plagas y enfermedades de los rosales - Plagas de los rosales
Plagas y enfermedades de los rosales -

Enfermedades de los rosales

Entre las principales enfermedades de los rosales destacan algunas producidas por hongos, que atacan a cualquier parte de la planta, sobre todo a las raíces, pero que podemos detectar con más facilidad por el estado de las hojas y las flores.

Roya

La roya (Puccinia graminis) es uno de los principales hongos que habitualmente atacan a los rosales. Como todos los hongos, se desarrolla cuando la humedad es muy alta. Puede identificarse con facilidad por la presencia de manchas de tono anaranjado o amarillento y aspecto abultado en el envés de las hojas y porque estas se van secando. De todas las enfermedades de los rosales, esta tiende a aparecer sobre todo después de épocas de lluvia intensas, cuando la temperatura es suave.

Oídio en los rosales

Junto con la roya, son los hongos más comunes que generan las enfermedades del rosal. El oídio, Uncinula necator, se puede reconocer por su formación de manchas blancas en las hojas, tallos o frutos, que acaban formando un polvillo de ese tono gris o blanco, parecido a ceniza.

Aparece cuando la humedad es alta y la temperatura cálida. Si no se controla a tiempo, acabará por secar las hojas y hacerlas caer, pudiendo resultar muy dañino con el tiempo.

Mancha negra o Marssonina

La presencia de este hongo puede identificarse por las manchas de tono negruzco y forma redondeada que aparecen en algunas hojas del rosal. La Marssonina un hongo que se extiende usando las salpicaduras de las gotas de lluvia o riego, por lo que hay que tener cuidado con el tipo de riego usado.

Míldiu

Otra de las enfermedades del rosal es la producida por el hongo Oomycetes. Además, este hongo no ataca solo a los rosales, sino que puede afectar también a plantas de interior y exterior y puede extenderse fácilmente por tu jardín.

Es fácil reconocer si está enfermedad del rosal está afectando a nuestro jardín, ya que provoca manchas amarillas y blancas en las hojas, sobre todo en los bordes y la punta de estas. En ocasiones, también puede afectar a las propias flores y generar un polvillo en el revés de las hojas. Por otro lado, esta enfermedades de los rosales hará que las hojas se sequen y se caigan.

Plagas y enfermedades de los rosales - Enfermedades de los rosales

Tratamiento natural de plagas y enfermedades de los rosales

Una vez ya hemos visto cuáles son las plagas y enfermedades de los rosales, a continuación vamos a ver algunos de los tratamientos y remedios naturales que existen para acabar con ellas.

Pulgones del rosal

En el caso de tener que quitar una plaga de pulgones del rosal, una de las formas más naturales y efectivas de combatirlos es haciéndonos con mariquitas en nuestro jardín. Estos pequeños insectos de aspecto simpático son unos voraces depredadores del pulgón y terminarán con la plaga en poco tiempo.

También funciona rociarlos con agua con jabón potásico o de lavar los platos o bien, con una infusión de cebolla o ajo. El caldo o infusión de ajo y el jabón de potasa también son efectivos en el combate contra la araña roja.

En este enlace podrás conocer mucho más sobre los Remedios caseros para eliminar el pulgón en las plantas y cómo aplicarlos.

Araña roja

Una de las recomendaciones básicas para eliminar esta plaga de los rosales con remedios caseros es no utilizar fungicidas que contengan químicos. En este caso debemos utilizar otros fungicidas biológicos o basados en productos naturales que no puedan poner en riesgo las flores de nuestro rosal.

Otra opción de tratamiento natural se basa en retirar manualmente los huevos y los individuos adultos de arañas rojas que haya en el rosal. Para ello solo necesitaremos un algodón humedecido en agua.

Te dejamos el siguiente post sobre Cómo eliminar la araña roja por si quieres entrar en más detalles.

Oídio, Marssonina, míldiu o roya

Otro de los remedios caseros para eliminar las enfermedades del rosal como el oídio, la Marssonina, el míldiu y la roya, se basa en que, una vez ya hayan aparecido estos hongos, puede usarse una solución de leche y agua que pulverizada sobre las zonas afectadas ayudará a eliminarlos.

Esta solución, de hecho, funciona contra una gran cantidad de hongos, pero si quieres conocer más formas de combatir los hongos en los rosales y otras plantas, te aconsejamos estos otros artículos de EcologíaVerde que son guías muy prácticas sobre Cómo combatir la roya y Cómo combatir el oídio con remedios caseros.

Te dejamos además el siguiente vídeo para que conozcas otros insecticidas caseros para plantas.

Cómo prevenir plagas y enfermedades de los rosales de forma natural

Después de haber visto algunos de los remedios caseros para las enfermedades de los rosales y sus plagas, a continuación vamos a ofrecerte algunos consejos para prevenir plagas y enfermedades en los rosales:

  • La infusión de ajo: es un gran preventivo también contra la aparición de hongos y algunas plagas. Debe aplicarse durante varios días consecutivos en las épocas de riesgo de aparición de la plaga u hongo en cuestión. Conviene aplicar la infusión en horas en las que ya no le dé la luz del sol directa al rosal, para evitar que se queme y para que actúe durante más tiempo seguido.
  • La técnica del control biológico: se centra en introducir en el jardín el depredador natural de la plaga que queremos evitar como, por ejemplo como ya hemos indicado antes, las mariquitas para controlar los pulgones. Si quieres conocer más sobre esta técnica, consulta nuestro artículo sobre Control biológico de plagas: qué es, ventajas y desventajas.
  • No excederse en los riegos: el exceso de humedad favorece la aparición de enfermedades, y no mojes las hojas al regar tus rosales.

Ahora que ya conoces lo más básico sobre las plagas y las enfermedades que atacan a las rosas, te aconsejamos informarte sobre algunas más con este otro post acerca de las Plagas y enfermedades de las plantas: listas y cómo eliminarlas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Plagas y enfermedades de los rosales, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Nire España
Métodos para compartir las enfermedades del aguacate

Su valoración:
nicolás mateo sahuquillo
En un rosal trepador las varas se han puesto marrones, como si se fueran a secar, las puntas echan las hojas verdes pero no brotan con fuerza y no ha aparecido mas que un sólo capullo, parece que no va a dar rosas, pero no deseo que la planta muera. ¡Ah! varias ramas han muerto, como si se hubiesen secado, cubiertas de ese color marrón sucio
Plagas y enfermedades de los rosales
1 de 4
Plagas y enfermedades de los rosales

Volver arriba