Compartir

Podar la flor de Pascua: cuándo y cómo hacerlo

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 13 noviembre 2019
Podar la flor de Pascua: cuándo y cómo hacerlo

Aunque su nombre científico es Euphorbia pulcherrima, todos la conocemos como flor de Pascua, flor de Nochebuena, planta de Navidad o Poinsettia. Estas plantas, con sus llamativas flores y brácteas de intenso color rojo, son muy populares por florecer precisamente en la época de Navidad. Mucha gente cree que son plantas anuales, pero es posible hacer que sobrevivan durante más de un año. Para ello, sin embargo, requieren de bastantes cuidados, entre los que destaca la poda, vital en este caso.

Si quieres aprender cuándo y cómo podar la flor de Pascua o poinsetia para que pueda sobrevivir durante más tiempo, acompáñanos en este artículo.

Cuándo podar la flor de Pascua

La mejor época para podar la flor de Pascua es a finales de enero. Es en esta época cuando la planta ya habrá perdido todas sus hojas, tanto las verdes como las brácteas rojas. Este es el punto que indica que ha llegado el momento de coger las tijeras de poda, esterilizarlas y ponernos a trabajar. También es posible que la planta pierda solo las flores y brácteas dependiendo del clima, en cuyo caso puedes aplicar la poda entonces.

Cómo podar la flor de Pascua o planta de Navidad

Como hemos dicho, la poda correcta de esta planta resulta totalmente necesaria para su supervivencia, así que sigue estos pasos lo más cuidadosamente posible para aprender a podar una Poinsettia o flor de Pascua:

  1. Lo primero es podar los tallos de tu poinsetia. Elige cuatro ramas o tallos, que serán los principales para tu planta. Córtalos a la altura de la tercera yema, que serán unos 10 cm, y poda todas las otras ramitas y tallos, especialmente si parecen débiles.
  2. Una vez podadas, es muy recomendable sellar las heridas de la planta con pasta cicatrizante o cera derretida, que protegerá a la planta de Navidad contra enfermedades y plagas.
  3. Después se hace necesario comprobar cómo están las raíces de la planta. Las raíces de la poinsetia crecen a gran velocidad, y es probable que sea necesario un trasplante en un recipiente mayor. Además, debe aplicarse también una poda de las raíces, procurando dejarlas sueltas para que puedan desarrollarse mejor. Después del trasplante, es recomendable abonar y aportar luz a la planta.
  4. Por último, en verano, cuando la planta empiece a echar brotes nuevos, debes pinzar cada uno de estos para estimular su crecimiento. Hay quien recomienda pinzar los brotes de nuevo a medio verano, especialmente en las partes más altas de sus ramas, pero este segundo pinzado es opcional. Cuanto más pinces los brotes nuevos, más brotes laterales producirá la planta, y más flores dará cuando llegue el momento.
  5. Además de todo esto, la flor de Pascua, como cualquier otra planta, necesita que se la limpie regularmente de hojas y ramas secas o en mal estado, que frenan su desarrollo y resultan en un malgasto de nutrientes.
Podar la flor de Pascua: cuándo y cómo hacerlo - Cómo podar la flor de Pascua o planta de Navidad

Cómo cuidar la flor de Pascua hasta la próxima Navidad - cuidados básicos

Además de la poda, que es lo más importante, hay otros cuidados que debes tener en cuenta a la hora de conseguir que tu flor de Pascua sobreviva al año hasta el siguiente invierno. Para ello, ten en cuenta esta guía de cuidados básicos de la planta de Navidad:

Reposo vegetativo

Por un lado, la poinsetia necesita de un reposo vegetativo adecuado, como es el caso en muchas otras plantas. Es necesario que la permitas pasar el invierno en algún punto alejado de la calefacción y otras fuentes artificiales de calor, o la planta no entrará en este estado. En ese tiempo, espacia los riegos: con uno semanal debería bastar.

Trasplantes y temperatura

Como ya hemos especificado en la parte de la poda de raíces, es muy probable que esta planta te exija un trasplante cada año. Puedes sacarla al exterior, pero solo si en la zona en que vives las temperaturas no caen por debajo de los 0ºC. La poinsetia no soporta heladas, así que si tu clima es muy frío, será suficiente un trasplante a una maceta mayor de interior.

Abono

En lo que respecta al abono, agradece pequeños aportes de fertilizante añadidos al agua con la que la regamos, sobre todo después de su época de floración. Puedes usar fertilizante comprado de liberación lenta, o servirte de abonos orgánicos y ecológicos, que debes aplicar en dosis pequeñas y como mucho cada 10 días.

Si sigues todos estos pasos, tu Poinsetia debería ser capaz de acompañarte durante varios años. ¡Dale una oportunidad y no la tires! Además, si ves que se acerca la época navideña y no tiene su típico color, esta guía puede resultarte muy útil: Cómo hacer que la flor de Pascua se ponga roja.

Aparte, para ampliar esta información, te recomendamos esta otra guía práctica de jardinería que trata sobre los Cuidados para la flor de Pascua. Además, si te gusta decorar tu hogar con plantas en la época navideña, puedes consultar este otro artículo sobre las Flores y plantas típicas de Navidad.

Si deseas leer más artículos parecidos a Podar la flor de Pascua: cuándo y cómo hacerlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Podar la flor de Pascua: cuándo y cómo hacerlo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Podar la flor de Pascua: cuándo y cómo hacerlo
1 de 2
Podar la flor de Pascua: cuándo y cómo hacerlo

Volver arriba