menu
Compartir

Abelia grandiflora: cuidados

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 29 marzo 2021
Abelia grandiflora: cuidados

Las abelias son todo un género de plantas con 30 especies. Se trata de arbustos que tienen su origen en México y Asia, de follaje semiperenne y de un verde brillante muy decorativo. En este artículo vamos a centrarnos en la planta Abelia grandiflora, la más empleada en jardinería y espacios verdes por su fácil cuidado y sus bonitas flores blancas que contrastan con el intenso verde de sus hojas y el tono rojizo de sus tallos.

Así que, si quieres aprender cómo cuidar la Abelia grandiflora, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde en el que encontrarás una completa y práctica guía de cuidados de la Abelia grandiflora.

También te puede interesar: Cuidados de las gitanillas

Características de la Abelia grandiflora

La Abelia x grandiflora alcanza habitualmente alturas de alrededor de 150 cm, aunque puede llegar a doblar esta medida. Es un arbusto de tallos rojizos, con hojas lanceoladas de un bonito tono verde y de margen aserrado.

La flor de Abelia grandiflora es tubular y acampanada y de algo más de 1 cm de longitud, de pétalos de un blanco rosado y de agradable aroma. Cuando los pétalos caen, tras la floración, el cáliz se mantiene en la planta, dándole al arbusto un tono rojo muy apreciado en decoración. ¿Y cuándo florece la Abelia grandiflora? En el entorno adecuado, mantiene su floración durante todos los meses cálidos, desde primavera hasta otoño, siendo por ello tan popular en jardinería.

Abelia grandiflora: cuidados - Características de la Abelia grandiflora

Ubicación y clima para la Abelia grandiflora

Esta planta necesita de una gran cantidad de luz solar, incluso de incidencia directa. De hecho, a menos que vivamos en un clima excepcionalmente cálido, la abelia necesita estar expuesta a luz directa durante todas las horas posibles. No obstante, si en nuestra zona el sol es particularmente intenso, la planta agradecerá una ubicación de semisombra.

Lo más importante en lo que respecta a la ubicación de la abelia es mantenerla protegida de las corrientes de aire, que no tolera en absoluto. Así, en zonas con viento será necesario plantar el arbusto al resguardo de alguna otra planta mayor o de un muro.

En lo que respecta a la temperatura, la abelia tolera sin problemas los climas cálidos e incluso muy cálidos, pero no es así con las temperaturas bajas, especialmente cuando la planta es joven. Este arbusto no tolera las heladas hasta haber lignificado sus tallos, momento a partir del cual soportará temperaturas puntuales de hasta -10 ºC.

Abelia grandiflora: cuidados - Ubicación y clima para la Abelia grandiflora

Riego de la Abelia grandiflora

Otro de los cuidados de la Abelia grandiflora más particulares es el riego ya que, a pesar de necesitar habitualmente cierto nivel de humedad en su sustrato, puede resistir sequías puntuales. Así, una planta Abelia grandiflora puede soportar pequeños descuidos en su riego mientras no se den habitualmente.

En los meses cálidos es recomendable mantener unos riegos constantes y regulares, siempre sin encharcar la planta, pero aportando un riego en profundidad. En cambio, en los meses fríos se debe reducir mucho el riego, de forma quincenal o más espaciadamente aún. Además, toma nota de que si tienes la abelia en maceta, retira el agua sobrante del plato diez minutos después de haber regado.

Te recomendamos leer esta otra guía de jardinería sobre Cuándo regar las plantas.

Sustrato y abono para la Abelia grandiflora

Este es probablemente, junto a la luz, el más importante de los cuidados de la abelia. Necesita de un suelo con un drenaje lo mejor posible y muy rico en materia orgánica. Así, es necesario buscarle una zona del jardín que drene el agua sin problemas, pero si el terreno no drena lo suficiente, habrá que agregar arena antes de plantar la abelia.

En maceta, la mezcla universal hecha con turba, humus de lombriz y fibra de coco a partes iguales funciona de forma excelente, sobre todo si añadimos algo de vermiculita y perlita.

Tampoco se debe descuidar el abonado de esta planta, muy necesario para su salud y floración. Tanto en maceta como en suelo, es necesario aplicar fertilizante orgánico a la planta tanto al inicio de la primavera como del otoño, para potenciar su floración en el primer caso y para fortalecerla antes del invierno en el segundo.

Abelia grandiflora: cuidados - Sustrato y abono para la Abelia grandiflora

Poda de la Abelia grandiflora

Si te preguntas cómo podar la Abelia grandiflora, estás de suerte porque en este aspecto la planta no es exigente. Con practicarle una poda de mantenimiento cada 2 años será suficiente para mantenerla en buenas condiciones. Basta con retirarle las ramas y las hojas en mal estado y aprovechar, si se quiere, para controlar su crecimiento y darle forma, especialmente a lo ancho, dado su gran crecimiento en este sentido.

Reproducción de la Abelia grandiflora

El método más fácil de llevar a cabo la reproducción de la Abelia grandiflora en casa es mediante esquejes o por división de matas. Para reproducir abelias por esquejes, estos deben hacerse en verano, tomando tallos de leña blanda, mientras que la división de matas funciona mejor en primavera. En ambos casos de multiplicación de la abelia, se recomienda mover el esqueje o la mata dividida a una zona controlada o de interior y trasplantarla a su nueva ubicación definitiva una vez haya enraizado y agarrado adecuadamente.

Abelia grandiflora: cuidados - Reproducción de la Abelia grandiflora

Plagas y enfermedades de la Abelia grandiflora

Para terminar de comentar los cuidados de las abelias, mencionaremos el importante tema de las plagas y enfermedades. Una de las mejores características de este arbusto es que resulta excepcionalmente resistente a las plagas y enfermedades más comunes, no siendo habitual que se vea afectada.

Como mucho, y solo si la abelia se encuentra débil, puede verse atacada ocasionalmente por el pulgón, pero no es habitual es abelias sanas y bien nutridas. Aquí te mostramos algunos Remedios caseros para eliminar el pulgón en las plantas.

Otras especies de Abelia

La grandiflora es la más común de las abelias, pero no la única. Estas son algunas otras especies de abelia:

  • Abelia triflora
  • Abelia Edward Goucher
  • Abelia parvifolia
  • Abelia engleriana
  • Abelia chinensis
  • Abelia floribunda

Ahora que ya sabes cómo cuidar la Abelia grandiflora, quizás quieras descubrir más de 20 arbustos con flores con este otro artículo, entre ellos verás la abelia pero también conocerás muchos más.

Si deseas leer más artículos parecidos a Abelia grandiflora: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Abelia grandiflora: cuidados
1 de 5
Abelia grandiflora: cuidados

Volver arriba