Compartir

Qué es la hidrosfera: definición y características

Por Cristina Novillo. 10 mayo 2019
Qué es la hidrosfera: definición y características

El agua es un recurso muy presente en nuestras vidas: lo utilizamos no solamente en nuestros hogares y centros de trabajo, sino que además es imprescindible para la industria y la agricultura. Disponer de agua de calidad es importante para la sociedad y el medio ambiente. El conjunto de agua de nuestro planeta se conoce como hidrosfera y esta se encuentra en distintos estados en la naturaleza: sólido, líquido y gaseoso o en vapor.

Para que conozcas mucho mejor esta parte del plaEn este artículo de EcologíaVerde veremos qué es la hidrosfera, con definición y características.

Qué es la hidrosfera - definición

Para explicar la definición de hidrosfera, comenzaremos por el significado literal. La palabra "hidrosfera" deriva de los lexemas "hidro-", agua, y "-sphera", o esfera, de origen griego.

La hidrosfera es una parte de la biosfera que se define como el conjunto de aguas que hay en el planeta. Esto incluye no solamente el agua en superficie de los mares y océanos, ríos y lagos, sino también las aguas subterráneas, el hielo acumulado en los polos y las cadenas montañosas y el agua que circula por la troposfera en forma de vapor.

Qué es la hidrosfera: definición y características - Qué es la hidrosfera - definición

Características de la hidrosfera

Estas son algunas de las características más importantes de la hidrosfera:

  • Está en constante transformación físico-química.
  • Interacciona constantemente con la corteza terrestre y modifica su estructura.
  • Es una parte fundamental de los ecosistemas, tanto terrestres como marinos.
  • Es imprescindible para todas las formas de vida.
  • Solo un pequeño porcentaje es apto para el consumo humano y otras especies.

Origen de la hidrosfera

Durante la formación terrestre los materiales se encontraban en estado líquido y gaseoso. En concreto, el agua que había disponible se encontraba en forma de vapor. Según se fue enfriando la corteza terrestre, el agua en forma de vapor se fue condensando hasta formar grandes balsas de agua líquida, y se congeló formando grandes extensiones de hielo. Una parte permaneció en la atmósfera.

Esto es, a grandes rasgos, cómo se formaron los primeros depósitos de agua. Sin embargo, sabemos que el agua ha sufrido grandes transformaciones a lo largo de la historia de la tierra. Por un lado, el agua se encuentra en constante circulación y transformación gracias al llamado "ciclo del agua". Además, en virtud a los diferentes cambios climáticos las proporciones de hielo, agua líquida y vapor han variado en gran medida. La carga de disolución de sales y otras sustancias también se han modificado según la localización y las características del terreno. La superficie que ocupan también varía en función de la dinámica terrestre.

Pero más allá de las transformaciones físico-químicas y geológicas, los diferentes organismos vivos también han supuesto una gran transformación de la hidrosfera: desde el aporte de materia orgánica hasta la transformación de sus características físicas, como ocurre en las grandes superficies forestales. Mención especial a la acción antropogénica, es decir humana, que ha supuesto transformaciones tan dramáticas como el encauzamiento de aguas, su depuración o contaminación (esta última preeminente) y, en última instancia, su estado físico debido al reciente cambio climático.

Como conclusión, podemos decir que el agua se condensó durante el enfriamiento de la corteza terrestre, y ha estado en constante transformación desde entonces.

Composición de la hidrosfera

La hidrosfera está compuesta de:

  • Agua en estado sólido: esto incluye el agua contenida en los polos y en nieves y glaciares alpinos. Las superficies de hielo flotantes se conocen como "banquisas", y el conjunto del agua en estado sólido recibe el nombre de "criosfera".
  • Agua en estado líquido: aquí podemos distinguir fundamentalmente dos categorías, agua dulce y agua salada. Dentro de la categoría de agua dulce encontramos ríos, lagos, lagunas, estanques, escorrentías, agua canalizada y, no menos importante, el agua almacenada bajo el nivel freático en forma de aguas subterráneas. El agua salada la encontramos en mares y océanos. Aunque supone un porcentaje residual, el agua en estado líquido también está contenida dentro de los seres vivos.
  • Agua en estado gaseoso: la atmósfera tiene siempre una cierta composición de agua, que varía según la localización, la época del año, etc.
Qué es la hidrosfera: definición y características - Composición de la hidrosfera

Cómo se distribuye el agua en la Tierra

La hidrosfera se compone de un total aproximado de 1.4 billones de km3 de agua. Esta cantidad de agua se distribuye en la Tierra de esta forma:

  • El 97% en mares y océanos.
  • El 2.5% en forma de agua dulce.
  • El 0.5% restante se distribuye entre el resto de localizaciones.

Aprende más sobre la Distribución del agua en el mundo con este otro post.

El ciclo del agua - explicación breve

El ciclo del agua se compone de varias fases:

  1. Evapotranspiración: la evaporación se da tanto en grandes superficies de agua como en extensiones de tierra. Además, la cubierta vegetal provoca la transpiración, la emisión de agua a la atmósfera en virtud de sus ciclos metabólicos. El conjunto de ambas se conoce como evapotranspiración.
  2. Precipitación: el agua emitida a la atmósfera se condensa y cae en forma de precipitación a la superficie terrestre. Esta precipitación puede darse de forma sólida, como nieve o hielo, que puede quedar almacenada en depósitos o sufrir fusión a estado líquido. Las precipitaciones también pueden caer en forma de lluvia.
  3. Escorrentía: estos dos últimos procesos dan lugar a fenómenos de escorrentía, o circulación de las aguas por la superficie terrestre, donde dan lugar a fenómenos erosivos.

Te explicamos más sobre Qué es el ciclo del agua en este otro post de EcologíaVerde.

Qué es la hidrosfera: definición y características - El ciclo del agua - explicación breve

Contaminación de la hidrosfera

La hidrosfera puede ser contaminada por muy diversos componentes como:

  • Compuestos químicos como aceites y otros disolventes.
  • Metales pesados.
  • Plásticos y microplásticos.
  • Compuestos con acciones biológicas.
  • Materia orgánica.

Cada uno de estos elementos genera una problemática particular que se suma a la contaminación de la hidrosfera y que debe ser estudiada con detenimiento. Sin embargo, todos ellos contribuyen al deterioro global de la hidrosfera, con efectos nocivos en los ecosistemas y en la salud de las personas.

En este otro artículo de EcologíaVerde explicamos todo sobre la Contaminación del agua: qué es, causas, consecuencias y soluciones, entre más datos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es la hidrosfera: definición y características, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Curiosidades de la Tierra y el universo.

Escribir comentario sobre Qué es la hidrosfera: definición y características

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Dora Rodriguez
Muy buen articulo muy completo, gracias

Qué es la hidrosfera: definición y características
1 de 4
Qué es la hidrosfera: definición y características

Volver arriba