Compartir

Qué son las arenas movedizas

 
Por Enrique Arriols. Actualizado: 27 noviembre 2018
Qué son las arenas movedizas

La mayoría de la gente conoce las arenas movedizas por haber protagonizado escenas dramáticas y muy tensas en muchas de las películas de aventuras o acción de Hollywood, incluso hay quienes las ven en estas escenas y se llegan a preguntar si realmente existen las arenas movedizas y si es que sí qué peligro tienen realmente.

Sin embargo, más allá de su carácter cinematográfico, son una realidad peligrosa que podemos encontrar en muchos lugares y terrenos del planeta, por lo que conviene saber qué son las arenas movedizas y qué peligros pueden suponer. Si quieres conocer un poco más sobre este tipo de terrenos sigue leyendo el siguiente artículo de EcologíaVerde y te lo contamos.

Qué son las arenas movedizas

Las arenas movedizas son lo que en física se conoce como un fluido no newtoniano o coloide. Esto significa que se trata de un fluido que, según las circunstancias, puede comportarse como un líquido o como un sólido, o ambos a la vez según diferentes partes. En un lenguaje más coloquial, podríamos decir que se trata de un fluido que al estar formado por partículas tanto líquidas como sólidas, actúa de ambas maneras. Esto, en el caso de las arenas movedizas, se trata de un terreno que, aunque a simple vista pueda parecer un terreno sólido y estable, en realidad constituye un peligro porque es un terreno con una gran viscosidad y con la capacidad de atrapar a cualquier persona, animal u objeto que se coloque en su superficie.

El aspecto de las arenas movedizas es el de un terreno que puede ser tanto arenoso, como pantanoso, lodo, agua con tierra o arena en la superficie, una zona cubierta de hojas o, incluso, como un simple charco. El problema de estos terrenos es que, al estar conformados por agua y material sólido muy fino, actúan como una gelatina, permanecen estables mientras que no se ejerza una fuerza concreta sobre ellos. Por ello, las hojas y otros cuerpos de poco peso pueden no alterar su estado. Sin embargo, si una persona o un animal de gran tamaño caminase sobre estos terrenos, empezaría a hundirse en ellos al ser mucho más denso que el material del que están compuestos.

Arenas movedizas: cómo salir

El gran problema que presentan estos terrenos es que sería necesario ejercer una fuerza desmedida para poder moverse o escapar de ellos, ya que el propio peso del cuerpo es el que tira hacia abajo, lo que supone un peligro porque pueden terminar absorbiendo por completo a personas, animales u objetos grandes como vehículos, conllevando la muerte en las arenas movedizas por ahogamiento. De este modo, se trata de terrenos muy peligrosos que deben ser evitados siempre, tanto si se va caminando como en un vehículo de cualquier tipo.

Uno de los aspectos que hay que tener en cuenta en este tipo de terrenos es que, si se ha caído en ellos, lo más importante es evitar los movimientos bruscos, ya que conllevarían un hundimiento más rápido al ejercer mayor presión sobre el fluido. Por el contrario, lo más recomendable en estos casos es permanecer lo más quieto posible para reducir la velocidad de hundimiento o, si se quiere reducir aún más, tumbarse de espaldas. Esto se deba hacer de modo similar a la natación que se hace de espaldas. Con el mayor impulso posible, se deberá saltar hacia atrás y con los brazos extendidos. El objetivo es quedarse lo más posible tumbado boca arriba. Esta posición reduce la presión que se ejerce sobre el fluido al repartir el peso por toda la superficie de la espalda, lo que permite que sea más fácil salir de estos terrenos. Desde esta posición, se deberá nadar de manera similar a la forma en que se haría en una piscina al nadar de espalda.

No obstante, esto deberá hacerse solo en el que caso de que no se pueda salir de estos terrenos por otros medios. Por el contrario, si hay otras personas que puedan auxiliar a la persona o animal que haya quedado atrapado en arenas movedizas, lo correcto será usar una cuerda o cabo para asegurar a la persona o animal en las arenas movedizas y, desde el otro extremo, tirar de él para sacarlo de este terreno.

¿Hay arenas movedizas en el desierto?

Uno de los aspectos que hay que tener en cuenta cuando se trata en encontrarse con arenas movedizas es que, aunque se ha popularizado la creencia de que están presentes en los desiertos, lo más común es encontrarlas en zonas de abundante agua. De hecho, las zonas más habituales para encontrar arenas movedizas son las zonas pantanosas, los ríos y las playas.

Así que, aunque en muchas películas hayamos visto arenas movedizas en el desierto no es posible, ya que allí no existen.

Dónde hay arenas movedizas

Uno de los lugares donde se pueden encontrar este tipo de terrenos con mucha facilidad es en los sedimentos de las desembocaduras de arroyos o ríos y lagos. Al tratarse de terrenos compuestos por arena muy fina y llenos de agua, es muy normal que terminen constituyendo terrenos de arenas movedizas que pueden atrapar a bañistas con facilidad.

Así mismo otro de los lugares que deben evitarse para no caer en arenas movedizas son las zonas de lodazales y barros de los pantanos o embalses, puesto que actúan de la misma forma al estar constituidos por arenas arcillosas y acompañadas de gran cantidad de agua.

Qué son las arenas movedizas - Dónde hay arenas movedizas

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué son las arenas movedizas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Geografía.

Escribir comentario sobre Qué son las arenas movedizas

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué son las arenas movedizas
1 de 2
Qué son las arenas movedizas

Volver arriba