Compartir

Alimentación sostenible: qué es y cómo lograrla

 
Por Andrea Márquez, Ambientóloga especializada en el Medio Marino y Costero. 27 enero 2021
Alimentación sostenible: qué es y cómo lograrla

Con la industrialización, los avances tecnológicos, la globalización y el modelo de mercado capitalista, la actividad agrícola ha dado un giro relevante, dejando atrás las prácticas más artesanales y promoviendo enfoques productivos a gran escala. Tales transformaciones caracterizan las tendencias crecientes de sobreexplotación de los recursos que han llevado al límite, nunca mejor dicho, las capacidades de nuestro planeta. Teniendo en cuenta la finitud de los recursos naturales y las tendencias de crecimiento poblacional al alza, resulta necesario buscar alternativas que nos lleven a modelos de vida sostenibles con el objetivo de garantizar la alimentación para las generaciones presentes y futuras.

Si desconoces qué es la alimentación sostenible y cómo lograrla pero tienes curiosidad y quieres profundizar en este concepto, consulta este interesante artículo de EcologíaVerde, donde además podrás conocer algunos consejos para llevar una alimentación sostenible.

También te puede interesar: Qué es la alimentación ecológica

Qué es la alimentación sostenible

La definición de alimentación sostenible que proporciona la OMS, inspirada en el concepto de desarrollo sostenible y sus objetivos (ODS), alude a un tipo de alimentación con bajo impacto ambiental, que garantiza la soberanía y seguridad alimentaria tanto para las generaciones presentes como para las futuras. De esta manera, la alimentación sostenible ha de ser también saludable, solidaria y justa (SENC, 2016).

Otras características de la alimentación sostenible y saludable son:

  • Equilibrada, es decir, que tenga variedad de alimentos, con predominio de aquellos frescos y de origen vegetal. En relación con esto último, son muchos los expertos que coinciden en que una alimentación basada en hortalizas, verduras, frutas, legumbres, cereales, genera menor impacto ambiental y sobre la salud, que una basada en el consumo de alimentos de origen animal.
  • Adaptada a las características individuales, personales, culturales y del entorno.
  • Completa en nutrientes, suficiente en necesidades y satisfactoria.
  • Asequible económicamente.

En definitiva, orientar la alimentación, en todos sus niveles de producción y consumo, hacia las prácticas sostenibles y responsables tiene por objetivo dar respuesta a las preocupaciones que el sector alimentario genera sobre sus afecciones a la salud y el medio ambiente y requiere, por tanto, de un enfoque ecológico y social.

Alimentación sostenible: qué es y cómo lograrla - Qué es la alimentación sostenible

Cómo lograr una alimentación sostenible

Las guías alimentarias para la población española[1] señalan que, aplicar la regla de las 3R o 3 erres, asociada principalmente a la gestión de residuos y basuras, al sector de la alimentación puede ser útil para alcanzar hábitos alimentarios y de consumo sostenibles y responsables. Poner en marcha tales indicaciones (3R) puede orientarnos hacia la sostenibilidad alimentaria en nuestros hogares:

cómo llevar una alimentación sostenible

  • 1ª R: Reducir el desperdicio de alimentos.
  • 2ª R: Reutilizar las sobras con seguridad.
  • 3ª R: Reciclar adecuadamente.

Si pensamos en las dietas como una vía posible, te damos las siguientes recomendaciones para una alimentación sostenible. Es importante poner el foco en la dieta mediterránea. En este contexto, científicamente hay un amplio consenso sobre cómo debe ser una dieta sostenible y saludable y, aunque las diferencias pueden ser varias en función del contexto, muchos estudios se refieren a la dieta mediterránea como ejemplo de patrón de alimentación sostenible. ¿Por qué? Pues porque este tipo de dieta, más allá de ser considerado un patrón, constituye un modo de vida basado en el consumo de productos locales, tradicionales y ecológicos, en su mayoría de origen vegetal. De hecho, otra manera de avanzar hacia la sostenibilidad implica que, desde las empresas, se fomente la alimentación basada en vegetales (plant-forward). En cualquier caso, las dietas sostenibles quedan fuera del espectro de los alimentos hiperprocesados o ultraprocesados. Aquí puedes conocer más sobre Los alimentos ecológicos.

En relación con las dietas, en los hábitos de consumo, como se ha ido mencionando en apartados anteriores, es importante priorizar el comercio local y sus productos frescos y de calidad. Por ejemplo: en la pesca, esto favorecería las artes menores, que además de ser más respetuosas con el medio ambiente, obtienen productos de tales características.

Llevando la atención a las actividades extractivas y a los enfoques que pueden tomar para lograr una alimentación sostenible y saludable, centrándonos en la pesca como ejemplo, cabe pensar en las capturas sostenibles, de temporada, con un tamaño adecuadas y en cantidades ajustadas, evitando daños sobre los recursos naturales y el ecosistema.

Alimentación sostenible: qué es y cómo lograrla - Cómo lograr una alimentación sostenible

La importancia de la sostenibilidad en el consumo alimentario

Incorporar en nuestras vidas una alimentación sostenible beneficia nuestra salud y bienestar, pero también al medio natural al reducir nuestra huella ambiental. El impacto medioambiental se vería reducido por varios motivos, algunos de los cuales son:

  • Cada año, en todo el mundo, se desperdician aproximadamente 1.300 millones de toneladas de alimentos, lo que agrava las desigualdades entre países y rompe el equilibrio del sistema alimentario. Es importante tener en cuenta que, desaprovechar comida implica desaprovechar todos aquellos recursos, humanos, naturales y materiales que dan lugar al producto alimentario. Reduciendo la cantidad de alimentos que desaprovechamos podremos disminuir las emisiones de gases efecto invernadero (GEI), también fomentar un reparto más justo y equitativo de los recursos. En este otro artículo hablamos acerca de las Causas y consecuencias del desperdicio de alimentos y cómo evitarlo.
  • Al consumir alimentos locales y de temporada, podría frenarse la pérdida de especies nativas y adecuar, por tanto, las necesidades hídricas y energéticas de los cultivos a las características y propiedades del territorio.
  • Abandonar el empleo de sustancias y productos químicos, que permiten las prácticas agrícolas intensivas, reduciría las fuentes de contaminación del suelo y del agua, mejorando, por tanto, la calidad de tales recursos y su potencial agrícola.
  • Fomentar la rotación de cultivos en detrimento del monocultivo evita la erosión del suelo, la erosión hídrica y las plagas y enfermedades.

Si deseas leer más artículos parecidos a Alimentación sostenible: qué es y cómo lograrla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación saludable.

Referencias
  1. Nutrición Hospitalaria. Guías alimentarias para la población española (SENC, diciembre 2016); la nueva pirámide de la alimentación saludable: http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v33s8/guia.pdf

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Alimentación sostenible: qué es y cómo lograrla
1 de 3
Alimentación sostenible: qué es y cómo lograrla

Volver arriba