Cultivo y cuidados de las plantas

Calathea: cuidados

 
Mª Belén Acosta
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 11 julio 2022
Calathea: cuidados

La Calathea es una de las plantas de interior más bonitas que puedes encontrar. Ni fáciles de cuidar ni especialmente complicadas tampoco, estas plantas de preciosas hojas pueden embellecer cualquier espacio de tu hogar aportándole un toque de naturaleza tropical al que es muy difícil resistirse.

Si quieres aprender cuáles son los cuidados de la planta Calathea en casa para que no le falte de nada, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde.

También te puede interesar: Plantas de sol y sombra

Índice

  1. Características de la planta Calathea
  2. Ubicación para la planta Calathea
  3. Temperatura para la planta Calathea
  4. Riego y humedad para la planta Calathea
  5. Sustrato y abonado para la planta Calathea

Características de la planta Calathea

Calathea no es una planta en realidad, sino toda un género con 25 especies diferenciadas. Sus necesidades en cuanto a cuidados son muy parecidas, pero las especies se diferencian entre ellas, sobre todo, por los distintos patrones y diseños de sus hojas.

Se trata de plantas tropicales que pertenecen a la familia de las marantas y están emparentadas con los estenantes. Según la especie la planta adopta diferentes tamaños y colores y formas en sus hojas, aunque muy rara vez supera el metro de altura y es habitual encontrarlas en macetas alrededor de los 40 cm.

Su floración es rara cuando se cultiva en interior aunque puede ocurrir, apareciendo las hojas de la base del tallo, a ras de suelo como si surgieran directamente de la tierra. No se trata de unas flores muy llamativas, por lo que decorativamente no son importantes. La única excepción a esto es la Calathea Crocata, que sí da flores: forma varas florales alargadas rematadas por una flor naranja, bastante vistosa.

Si te gustan las plantas de este tipo, te puede interesar conocer más especies de Plantas tropicales de exterior.

Ubicación para la planta Calathea

Uno de los puntos más importantes en el cuidado de la Calathea es buscarle una buena ubicación en casa. Como muchas otras plantas tropicales, la calatea no tolera el sol directo, ya que en su entorno natural crece por debajo de la cúpula arbórea. En casa, lo mejor es buscarle una habitación bien luminosa, pero mantener la maceta alejada de las ventanas y las fuentes de luz directa. De hecho, puedes cultivar tu Calathea directamente a la sombra y vivirá bien, aunque su desarrollo y vitalidad serán menores.

Si notas que las hojas de tu planta se secan o muestran manchas marrones, significará que recibe demasiada luz solar y debes ponerla más a resguardo. Evita también ubicarla cerca de fuentes de calor artificial como estufas, chimeneas o radiadores, porque le pueden hacer mucho daño al secarla.

Calathea: cuidados - Ubicación para la planta Calathea

Temperatura para la planta Calathea

A la planta Calathea le ocurre lo mismo que a muchas otras plantas tropicales que cultivamos como plantas de interior: admite un rango de temperaturas bastante estrecho para un clima templado, pues en su entorno tropical la variación térmica es pequeña. Debes mantener tu Calathea a entre 18 ºC y 25 ºC durante los meses cálidos, y no dejar que la temperatura de su entorno descienda a menos de 13 ºC en invierno. Si llegara a caer por debajo de los 10 ºC, lo más probable es que la pierdas.

Riego y humedad para la planta Calathea

De nuevo, aquí la Calathea no se diferencia de la mayoría de plantas tropicales: necesita mantener cierto nivel de humedad de forma constante en el sustrato, aunque esto no debe confundirse nunca con encharcarla, de ahí su principal dificultad. Debes regar tu calatea frecuentemente y en cantidades más bien pequeñas, de forma que ayudes a la planta a mantenerse húmeda sin que sus raíces sufran problemas de pudrición.

En los meses cálidos, no dejes que la capa superficial del sustrato se seque del todo entre riegos, mientras que en los fríos puedes dejar que se seque ligeramente. Si tienes un plato bajo la maceta, no te olvides de retirar el agua sobrante tras regar.

La planta también necesita de un nivel de humedad ambiental bastante mayor que el que solemos tener en nuestros hogares, por lo que deberás pulverizarla de vez en cuando o, mejor aún, colocar la maceta sobre un plato con guijarros grandes o piedras y agua. Vierte agua sobre el plato de forma que no llegue a cubrir las piedras y coloca la maceta sobre estas. Así, el agua no llegará a los agujeros de drenaje de la maceta, pero el agua que se evapore de forma natural llegará a la planta de forma constante. Cambia el agua un par de veces por semana y ya lo tienes.

Te recomendamos leer estos otros artículos sobre Cuándo regar las plantas y Cómo regar las plantas en vacaciones.

Calathea: cuidados - Riego y humedad para la planta Calathea

Sustrato y abonado para la planta Calathea

Esta planta no es demasiado exigente con el sustrato, aunque sí es muy importante que ofrezca un drenaje lo mejor posible. Lo mejor para asegurarte de que crece bien es que uses una mezcla como la mezcla universal para semilleros que recomendamos usualmente: mezcla turba, fibra de coco y humus de lombriz a partes iguales, y añade luego un puñado de vermiculita y otro de perlita.

En cuanto al abonado, puedes aportarle uno o dos centímetros de humus de lombriz a la base de la planta una vez al mes, o cada 15 días en los meses cálidos.

Los trasplantes, por último, son bastante traumáticos para la Calathea. No trasplantes tu calatea hasta que sea totalmente necesario, cuando las raíces de la planta o su base se salgan de la maceta, y hazlo siempre a principios de primavera. Aquí te contamos todo sobre Trasplantar una planta: cuándo y cómo hacerlo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Calathea: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Calathea: cuidados