menu
Compartir

Edafología: qué es, características e importancia

 
Por Germán Portillo, Ambientólogo. 19 octubre 2023
Edafología: qué es, características e importancia

La edafología es la ciencia que implica el estudio del suelo. Se encarga de analizar su composición y propiedades en función de su relación con las plantas y el medio ambiente. La palabra se deriva del griego edafos (suelo) y logía (estudio). Cubre todos los aspectos de las superficies incluyendo morfología, propiedades, formación, evolución, clasificación, distribución, utilidad, restauración y conservación. La edafología tiene gran importancia para la gestión de los suelos y la conservación de recursos naturales.

En este artículo de EcologíaVerde vamos a contarte qué es la edafología, sus características y la importancia que tiene, entre más aspectos relacionados.

Qué es la edafología y qué estudia

La edafología es una rama de la ciencia que se enfoca en el estudio de los suelos, en cómo se forman, en su composición, sus propiedades y su relación con la vegetación y otros aspectos del medio ambiente. Esta disciplina busca comprender cómo los suelos se desarrollan a lo largo del tiempo, cómo se ven afectados por factores naturales y humanos y cómo pueden ser gestionados de manera sostenible.

Los edafólogos, científicos que se especializan en edafología, investigan una amplia gama de aspectos relacionados con los suelos. Esto incluye la composición química de los suelos, su textura, estructura y capacidad de retención de agua, así como su capacidad para soportar la vida vegetal. También estudian cómo los suelos influyen en la calidad del agua y la conservación de la biodiversidad, ya que los suelos desempeñan un papel crucial en la filtración y purificación del agua y proporcionan el sustrato para la mayoría de las plantas terrestres.

En este otro post puedes aprender acerca de los Horizontes del suelo: estructura y factores.

Edafología: qué es, características e importancia - Qué es la edafología y qué estudia

Características de la edafología

Las características de cada suelo están influenciadas por sus materiales de origen, factores externos y procesos biológicos. Sin embargo, ciertos factores cruciales determinan su viabilidad.

La composición química y física del suelo está influenciada por una variedad de factores que, en última instancia, determinan la disponibilidad de nutrientes y los tipos de reacciones químicas que ocurren. Además, la morfología de las partículas del suelo y su tamaño relativo juegan un papel importante en la determinación de los valores texturales. Varias propiedades del suelo, como la densidad, el pH, la conductividad eléctrica y la capacidad de infiltración, dependen de estas características.

La evolución del suelo es un proceso continuo que está influenciado en gran medida por las condiciones y los procesos actuales. La actividad biológica juega un papel importante en el impacto de las propiedades clave del suelo, incluida la porosidad y la presencia de materia orgánica. Además, la bioturbación del suelo es una herramienta extremadamente valiosa en estudios geológicos, particularmente en términos de estratigrafía, ya que permite la identificación, descripción y reconstrucción de ambientes de formación.

El suelo, en su conjunto, se puede clasificar en función de su textura, dando como resultado la formación de múltiples tipos de suelo según la siguiente categorización:

  • Los suelos arenosos están formados principalmente por partículas silíceas que varían en tamaño desde más de 0,0625 mm hasta menos de 2 mm. Estos suelos tienen tendencia a desintegrarse fácilmente y su capacidad de absorción de agua es relativamente baja. Debido a su alta permeabilidad, los suelos arenosos pueden pasar el agua a través de ellos con bastante facilidad. Sin embargo, su concentración de nutrientes tiende a ser baja.
  • Los suelos limosos están compuestos por un material fino conocido como limo, que tiene tamaños de grano que van desde 0,0625 a 0,002 mm. Cuando están mojados, tienen una textura suave y cuando están secos, parecen talco. Estos suelos exhiben baja plasticidad y alta adhesividad, con niveles intermedios de aireación, permeabilidad, retención de humedad y disponibilidad de nutrientes.
  • Los suelos arcillosos se componen principalmente de silicatos de aluminio de tamaño inferior a 0,002 mm. Debido a su capacidad para retener grandes cantidades de agua, se vuelven muy densos y rígidos cuando se secan. Estos suelos son pesados ​​y poco permeables, pero contienen una gran cantidad de nutrientes.
  • Los suelos francos se componen de una mezcla relativamente uniforme de arena, limo y arcilla. Es raro encontrar suelos que sean de naturaleza completamente pura y, en la mayoría de los casos, están compuestos de una mezcla de texturas.

Aquí puedes conocer más sobre los diferentes Tipos de suelos y sus principales características.

Edafología: qué es, características e importancia - Características de la edafología

Historia de la edafología

A lo largo de la historia de la humanidad, la conexión entre la clasificación del suelo y la agricultura ha sido de gran importancia, lo que ha llevado a un interés continuo en utilizar diversos criterios para categorizar el suelo.

Durante generaciones, la gente ha quedado cautivada por las complejidades del suelo. Ya en la época romana se utilizaban técnicas como la fertilización y el cultivo para mejorar la calidad del suelo. Sin embargo, los factores que influyeron en el rendimiento de los cultivos a menudo estuvieron influenciados por creencias religiosas, lo que limitó su comprensión a un nivel práctico. El estudio de los suelos desde una perspectiva científica y académica no surge hasta el siglo XIX, cuando se empiezan a tener en cuenta variables edafológicas.

Durante la época de Berzelius (1779-1848), propuso la noción de que el suelo es un laboratorio químico natural en el que ocurren reacciones químicas tanto de descomposición como de síntesis, que luego fue apoyada por Liebig (1803-1873). Sin embargo, el alemán Sprengel (1787-1859) consideraba el suelo como una masa de materiales minerales y productos de descomposición tanto de animales como de plantas. Fue el primero en sugerir que las características del suelo pueden cambiar según el clima. Por otro lado, Fallou (1794-1877) tenía una perspectiva distinta y veía el suelo como una formación geológica en sí misma, punto de vista que también compartían sus contemporáneos.

La ciencia del suelo surgió como un campo de estudio distinto gracias al trabajo pionero de Dokuchaev (1846-1903). Identificó varios tipos de suelos autóctonos de diferentes paisajes rusos. Al hacerlo, conceptualizó el suelo como un cuerpo con múltiples capas, cada una con propiedades únicas específicas de su entorno natural. Esto le ayudó a establecer una correlación directa entre los suelos y los sistemas naturales como la geosfera y la biosfera. La edafogénesis de la escuela rusa, que fue propagada por eruditos como Marbut (1863-1935) y Ranman (1851-1926), se extendió por toda Europa. Finalmente, condujo a la primera reunión internacional en 1909 organizada por la Comisión Agrogeológica Internacional. El estudio del suelo ganó una atención considerable y evolucionó con el tiempo, lo que llevó a una frecuencia cada vez mayor de reuniones internacionales. La Unión Internacional de Ciencias del Suelo (IUSS) es actualmente el máximo representante de estas conferencias.

Importancia de la edafología

La edafología es fundamental para la agricultura, ya que proporciona información esencial sobre la calidad y fertilidad del suelo. Los edafólogos ayudan a los agricultores a tomar decisiones informadas sobre la selección de cultivos, la fertilización y el riego, lo que contribuye directamente a la producción de alimentos y a la seguridad alimentaria global.

Los suelos son recursos naturales finitos, por lo que edafología desempeña un papel crítico en la gestión sostenible de estos recursos, ayudando a prevenir la erosión del suelo, la degradación y la pérdida de tierras fértiles.

Los suelos albergan una gran diversidad de microorganismos, insectos y pequeños animales que son fundamentales para la salud de los ecosistemas terrestres. Comprender la relación entre los suelos y la biodiversidad es crucial para la conservación de la vida silvestre y la restauración de ecosistemas degradados.

La edafología también tiene importancia en cuanto a calidad del agua se refiere. Los suelos desempeñan un papel vital en la purificación y filtración del agua. La edafología ayuda a identificar cómo los suelos afectan la calidad del agua y cómo se pueden utilizar de manera efectiva para prevenir la contaminación y la escasez de agua potable.

Como has aprendido más sobre la edafología, ahora te animamos a leer sobre la Conservación del suelo: importancia, técnicas y prácticas y el Día Mundial del Suelo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Edafología: qué es, características e importancia, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros medio ambiente.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Edafología: qué es, características e importancia
1 de 3
Edafología: qué es, características e importancia

Volver arriba