Compartir

Enfermedades del melocotonero

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 16 noviembre 2020
Enfermedades del melocotonero

Si eres un amante de los árboles frutales, en EcologíaVerde, vamos a explicar cómo tratar y reconocer algunas de las enfermedades del duraznero o melocotonero. Estas enfermedades se acusan a diferentes factores como hongos y bacterias patógenos que afectan de forma generalizada a la planta produciendo distintos síntomas. Algunos de estos son fáciles de visualizar y reconocer como manchas necróticas, hojas arrugadas y frutos en mal estado. Los frutales en general, además del melocotonero, son también muy susceptibles de contraer plagas por culpa de sus frutos jugosos que atraen a todo tipo de insectos perjudiciales para su crecimiento. Por ello, al final de este artículo, también encontrarás algunas de las plagas que suelen tener los árboles frutales y, en concreto, el duraznero.

Así que, si te interesan los árboles frutales, sigue leyendo este artículo sobre 5 enfermedades del melocotonero, sus tratamientos y cómo prevenirlas.

También te puede interesar: Enfermedades del tomate

Monilinia laxa o monilinia

Esta es una de las enfermedades más comunes en los árboles frutales que producen frutos con hueso o drupas. Los principales síntomas de la Monilinia laxa o monilinia en el melocotonero es que podrás distinguirla si ves que aparece un polvo o moho en los melocotones de color blancuzco. Además, si este no se trata con rapidez también puede provocar chancros en las ramas y en los brotes, así como defoliación o caída de los frutos de forma prematura.

Incluso, al empezar a desarrollarse, crea un efecto de gomosis, debido a la exudación que produce al contagiarse las partes frescas del árbol. Te recomendamos utilizar fungicidas ecológicos que contengan cobre o azufre antes de que llegue la primavera ya que, al igual que la mayoría de plagas y enfermedades, la monilia aparece cuando las temperaturas suben. Aquí te contamos Cómo hacer fungicidas caseros para los árboles frutales. Tampoco es mala idea realizar una poda preventiva para airear la copa y favorecer la entrada de luz para evitar concentraciones de humedad alta en el árbol.

Enfermedades del melocotonero - Monilinia laxa o monilinia

Podosphaera pannosa u oídio

Al igual que en el caso anterior, el conocido comúnmente como oídio o Podosphaera pannosa, es otras de las enfermedades de los melocotoneros, o más bien propias de los árboles frutales de hueso, pues afecta a variedad de árboles y también a otras plantas.

En concreto, esta enfermedad afecta principalmente a las hojas, las cuales acaban cubiertas en polvo blanco y tomando una apariencia de enrollamiento que dificulta la capacidad del árbol de realizar correctamente la fotosíntesis. Por esto, la planta se debilita y acaba por afectar a la producción de nuevos frutos. Lo mejor para prevenir esta enfermedad es eliminar las partes afectadas o realizar una poda preventiva antes de primavera. Si aparece, lo mejor es usar fungicidas ecológicos. Además, aquí puedes aprender más sobre Cómo combatir el oídio con remedios caseros.

Enfermedades del melocotonero - Podosphaera pannosa u oídio

Stigmina Carpophila o cribado

Aunque también se le conoce como perdigonada, debido al aspecto parecido que toman las hojas por la enfermedad, la Stigmia Carpophila o cribado proviene de un hongo que afecta no solo a las hojas sino también a las yemas e incluso a las flores.

La mejor forma de reconocerla es observando esas marcas de forma redondeada que, además, necrosan el borde hasta crear un orificio. Una manera natural de evitar esta enfermedad del duraznero es asegurar que el árbol no cuenta con exceso de humedad.

Enfermedades del melocotonero - Stigmina Carpophila o cribado

Taphrina deformans o abolladura

Este tipo de hongo aparece durante la primavera, justo cuando la planta empieza de nuevo a mover una mayor cantidad de savia. También conocida como lepra de las hojas, la abolladura o Taphrina deformans es también muy fácil de identificar, ya que comienza con una clara hipertrofia de las hojas. Más adelante también afecta a la coloración de las mismas e incluso las seca.

El resultado es una defoliación y, por lo tanto, un fuerte debilitamiento del árbol. En este caso también te recomendamos que utilices fungicidas ecológicos durante el invierno, concretamente los que contengan cobre o azufre.

Enfermedades del melocotonero - Taphrina deformans o abolladura

Xanthomona arboricola pv pruni o mancha negra

La enfermedad de la mancha negra es provocada por una bacteria (Xanthomona arboricola pv pruni) que afecta especialmente al melocotonero. Comienza con una defoliación prematura y muy severa por lo que es muy fácil de reconocer. Esto provoca que la planta se debilite y como resultado los frutos tienen manchas, son muy pequeños y poco comestibles. También presenta otros síntomas como manchas en las hojas o amarilleamiento antes de la caída. Además, los frutos también pueden presentar grietas que, de no ser tratados con fungicidas pueden acabar en podredumbre antes de llegar si quiera a la fase de madurez del fruto.

Enfermedades del melocotonero - Xanthomona arboricola pv pruni o mancha negra

Cómo evitar las enfermedades del melocotonero

Tras enumerar las enfermedades del duraznero más comunes es fácil sacar como conclusión que lo mejor para evitar futuras enfermedades es realizar un tratamiento preventivo con fungicidas ecológicos y una poda durante el invierno.

Esta última es muy recomendable porque, además de mejorar la copa y favorecer el crecimiento de ramas nuevas y más fuertes, evitaremos que se creen espacios donde se concentre la humedad. Que las ramas estén bien aireadas antes de que comience la primavera y, por lo tanto, la época de floración, es uno de los métodos naturales más sencillos y fáciles de aplicar para poder combatir estas enfermedades tan perjudiciales para los árboles frutales.

Plagas del melocotonero

A continuación, te enseñamos algunas de las plagas más comunes de los duraznos:

Panonychus ulmi y Tetranychus urticae

Estas dos especies de ácaros son muy polífagas y suelen atacar, sobre todo, a los brotes y a las hojas. Las picaduras de estos ácaros provocan, en caso de no tratarlas a tiempo el debilitamiento de la planta, sobre todo dejando al melocotonero sin hojas.

Ceratitis capitata

Conocida comúnmente como mosca de la fruta, suele aparecer cuando las temperaturas comienzan a subir en primavera. Esta plaga afecta sobre todo a los frutos del duraznero. La mosca coloca los huevos en el interior de los melocotones que ya no pueden consumirse.

Myzus persicae

Los pulgones del melocotonero son otra de las plagas más comunes del duraznero, en especial las especies como Myzus persicae y Brachycaudus swchartzi. Estos pulgones miden entre 1,5 y 3 mm y también producen daños en la planta mediante picaduras directas sobre las hojas, principalmente. Estas picaduras acaban segregando melaza que aumenta el riesgo de enfermedades como la negrilla.

Ahora que ya conoces estas pocas plagas pero sobre todo las principales enfermedades de los melocotoneros, te aconsejamos aprender sobre Cómo germinar una semilla de durazno y plantarla y Cómo cultivar árboles frutales en maceta con estos otros artículos de EcologíaVerde.

Enfermedades del melocotonero - Plagas del melocotonero

Si deseas leer más artículos parecidos a Enfermedades del melocotonero, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Enfermedades del melocotonero
1 de 7
Enfermedades del melocotonero

Volver arriba