Cultivo y cuidados de las plantas

Monstera con las hojas amarillas: causas y qué hacer

 
Ulla Rothschuh Osorio
Por Ulla Rothschuh Osorio, Bióloga. 28 marzo 2024
Monstera con las hojas amarillas: causas y qué hacer

Monstera es un género de plantas muy buscadas en últimos años por sus llamativas hojas fenestradas, es decir, con orificios. Las dos más populares son M. deliciosa, de tamaño grande, y M. adansonii, que tiene hojas pequeñas. Sus cuidados son relativamente fáciles pero, a veces, pueden tener hojas amarillas como signo de estrés. Es común que las plantas tengan hojas amarillas de vez en cuando, es normal como parte de sus procesos de renovación, pero si llegas a notar que son demasiadas y es constante, es porque los cuidados a tu Monstera o costilla de Adán no son óptimos.

Las causas de la Monstera con las hojas amarillas son exceso de agua, falta de humedad ambiental, demasiada luz, demasiado calor, falta de hierro, suelo con pH ácido, sustrato con poca estructura. ¿Qué hacer? Reduce el agua, aumenta la humedad ambiental, colócala en la sombra, aléjala del calor directo, etc. Si te gustaría saber mucho más sobre por qué tienes a tu costilla de Adán con las hojas amarillas, te invitamos a leer este artículo de EcologíaVerde en el que verás una guía sobre las causas de la Monstera con hojas amarillas y qué hacer.

Índice

  1. Exceso de agua
  2. Falta de humedad ambiental
  3. Demasiada luz
  4. Demasiado calor
  5. Falta de hierro
  6. Sustrato con pH ácido
  7. Sustrato con poca estructura

Exceso de agua

Esta es una de las razones más comunes de las hojas amarillas en la Monstera; y es que puede ser confusa su demanda de agua. Requieren alta humedad ambiental, pero el riego debe ser moderado, mejor si es 1 vez por semana. No deben confundirse ambos parámetros, así que si estás regando más de una vez por semana, debes de especiarlo.

En este artículo puedes conocer Las mejores regaderas para plantas.

Monstera con las hojas amarillas: causas y qué hacer - Exceso de agua

Falta de humedad ambiental

Como mencionamos, la Monstera requiere mucha humedad ambiental. Proviene de selvas húmedas, así que hay que replicar estas condiciones en casa.

Si la tienes ubicada en un cuarto demasiado seco, junto a estufas o bajo el sol directo, sufrirá una desecación alta. Para remediarlo puedes colocar una bandeja con piedras y agua debajo para que se evapore alrededor de ella. Otra alternativa es atomizar las hojas directamente con agua dos veces por semana. También puedes mover la planta de sitio para que gane humedad. Un lugar ideal para las Monsteras son los cuartos de baño o ducha, porque tienen poca luz y humedad alta.

En estos enlaces puedes comprar algunos de los materiales que te recomendamos para estas soluciones:

Monstera con las hojas amarillas: causas y qué hacer - Falta de humedad ambiental

Demasiada luz

El exceso de luz puede quemar las hojas, llevándolas a un estado de estrés manifestado como color amarillento antes de pasar a estar completamente tostadas.

Las monsteras son plantas de interior, porque en su hábitat natural se encuentran cubiertas por el denso dosel arbóreo que filtra y reduce la luz que llega hasta ellas. Como dato curioso, las fenestras o rasgaduras que tienen las hojas sirven para que toda la planta reciba luz pareja, sin que las hojas que están arriba de otras signifiquen sombra para las mismas. Esto quiere decir que si damos un exceso de luz a la planta será contraproducente por no estar adaptada.

Si tienes tu planta en exterior, bajo luz solar completa o en un lugar que reciba más de 6 horas de luz solar, deberás cambiarla a un lugar con más sombra. Esto ayudará a que tu planta recupere el balance y sus hojas se recuperen. A más luz más deshidratación, así que procura mejorar la humedad ambiental y el riego directo hasta que veas que vuelve a tomar forma.

Demasiado calor

Relacionado a lo anterior, la Monstera puede tener hojas amarillas por temperatura demasiado elevada, normalmente causada por luz directa. Cámbiala a un lugar más fresco y con sombra. Si bien es una planta de zonas cálidas, el calor que se desprende de la luz directa es dañino para las hojas y lleva a la planta al estrés térmico. Las altas temperaturas también aumentan el grado de desecación, por lo que se tendrá que reponer el agua hasta que la planta se recupere.

Monstera con las hojas amarillas: causas y qué hacer - Demasiado calor

Falta de hierro

El hierro es un elemento que las plantas usan para producir clorofila, así que cuando está ausente causará hojas amarillas. A esto se le conoce como clorosis férrica. Puedes saber que las hojas amarillas son por falta de hierro cuando comienzan a cambiar de color desde la punta de la hoja o cuando tienen las venas amarillas.

Para remediar esta situación puedes añadir hierro al sustrato en forma de sulfato de hierro, que es la versión económica, o en quelatos de hierro, que es más estable y por tanto mejor asimilada por las raíces de la planta. Este último ayuda a estabilizar los iones de hierro, dejándolos disponibles para que la planta lo asimile. Aquí puedes adquirirlos:

Sustrato con pH ácido

Otra de las razones por las que tu Monstera puede tener clorosis férrica es por un pH demasiado bajo en el suelo. Un sustrato demasiado ácido impide que la planta absorba hierro, por lo que no puede fabricar clorofila.

Para saber si tu sustrato es muy ácido, consigue unas tiras medidoras de pH que te dirán exactamente qué pH tiene el sustrato de tu Monstera. Para hacer la prueba diluye un poco del sustrato en agua y coloca la tira dentro. Si obtienes un número de 0 a 6, el suelo está muy ácido. Para remediar esto, coloca una cucharadita de cal en tu sustrato. Este agente ayuda a elevar el pH. Aquí puedes adquirir las tiras para medir el pH:

Sustrato con poca estructura

Un sustrato que no promueve el drenaje de agua, provocará hojas amarillas porque el agua se estanca y pudre las raíces. Como comentamos, un exceso de agua es contraproducente para la planta. Revisa cómo se encuentra el sustrato; si está con agua empozada quiere decir que no está bien preparado.

Saca la planta y cambia el sustrato por uno preparado con partes iguales de perlita, turba y humus de lombriz. Mezcla bien y coloca dentro la planta. El contenedor o maceta debe tener orificios para que al agua salga por ahí, así que si tu maceta no lo tiene busca una que sí. En estos enlaces puedes encontrar estos materiales para mejorar el sustrato y drenaje de tu planta:

Ya conoces mejor por qué tu Monstera tiene las hojas amarillas y qué hacer en cada caso. Si te gusta mucho esta planta, quizás te interese descubrir más Tipos de Monstera en nuestra guía.

Si deseas leer más artículos parecidos a Monstera con las hojas amarillas: causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Bibliografía
  • Korniichuk, S. (2020). Monstera: How to Grow and Care. (n.p.): Amazon Digital Services LLC - KDP Print US.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Monstera con las hojas amarillas: causas y qué hacer