menu
Compartir

Partes de una rosa: nombres y funciones

 
Por Laura Fdez. Roldán, Bióloga. 29 septiembre 2021
Partes de una rosa: nombres y funciones

Debido a sus hermosas flores y vistosos frutos, las rosas son unas de las flores más cultivadas en todo el mundo, tanto de forma natural en jardines como artificialmente en invernaderos para su venta como flores individuales o ramos. Más allá de ser conocidas por la presencia de molestas espinas en sus tallos y hojas puntiagudas que las protegen frente a la depredación de herbívoros, cada una de las partes de una rosa y sus funciones juega un papel indispensable para garantizar la reproducción y supervivencia de estas preciosas plantas.

Si quieres descubrir qué tipo de flor es una rosa y conocer más curiosidades sobre su morfología y cultivos, continúa leyendo este interesante artículo de EcologíaVerde en el que te mostramos las partes de una rosa, sus nombres y funciones.

También te puede interesar: Partes de la flor y sus funciones

Cáliz

A la hora de diferenciar las distintas partes de una flor de las rosas resulta útil hacerlo desde la estructura más exterior, el cáliz, a las estructuras más internas, constituidas por los apartados reproductores masculino y femenino que veremos en los próximos apartados; quedando como parte intermedia la corola portadora de los llamativos pétalos de las rosas.

Así, comenzando con la descripción del cáliz, resulta interesante detallar la función protectora de esta estructura floral externa, constituida por los llamados sépalos, hojas modificadas, de menor tamaño, color verde y generalmente con bordes puntiagudos e incluso espinas, que aparecen separadas entre sí a modo de corona protectora de las estructuras florales internas.

El cáliz, además de proteger el resto de la estructura de la flor, está unido al tallo a través del pedicelo, una estructura de menor diámetro y mayor flexibilidad que el tallo, que permite a las flores crecer a partir de ellos y ubicarse en las partes más externas de los arbustos o rosales en los que se desarrollan.

Corola

Probablemente reconocida como la parte más llamativa de la flor del rosal, la corola es la estructura floral responsable de los preciosos colores de las rosas y sus características fragancias.

Al igual que en la estructura externa que veíamos en el apartado anterior en la que los sépalos formaban el cáliz, la corola está formada de pétalos, hojas modificadas también, esta vez de diferentes colores y texturas más suaves que las hojas.

Así, la función de la corola, al ser una estructura externa de la flor, sigue siendo la de proteger las estructuras internas encargadas de la reproducción de las rosas, favoreciendo además la atracción de diferentes polinizadores que llegan a ellas por sus vistosos colores y afrutados aromas, esperando encontrar en el interior el preciado polen.

Te aconsejamos leer sobre Qué son los pétalos y su función y sobre Qué es la polinización y sus tipos.

Partes de una rosa: nombres y funciones - Corola

Androceo

Comúnmente conocido como la parte masculina de la estructura de las flores, el androceo incluye todas y cada una de las estructuras florales internas que participan en la reproducción, con el polen masculino como portador de información genética.

En el androceo diferenciamos los estambres, alargadas estructuras formadas por las anteras en las que se encuentran los granos de polen y los flexibles filamentos. Se sitúan siempre alrededor de la parte femenina de la flor de las rosas, facilitando que, tras la polinización, los granos de polen lleguen a su destino en el ovario.

Gineceo

En cuanto a la parte femenina de la flor o gineceo, se diferencia en tres estructuras diferentes, cada una de ellas con una importante función a desempeñar en el correcto funcionamiento del proceso de reproducción de las flores:

  • Pistilo: comúnmente reconocido como el órgano femenino de la flor, los pistilos con forma de botella guardan en su interior el ovario portador de los óvulos que participan en la reproducción de las flores. Los pistilos se ubican en el centro interior de las flores, quedando protegidos por numerosos carpelos, hojas modificadas de menor tamaño y gran resistencia que protegen los óvulos, ubicados en el receptáculo o base del pistilo.
  • Estigma: se corresponde con la parte superior del pistilo, coincidiendo con la entrada en la que quedan depositados los granos de polen masculinos. Su estructura es algo pegajosa, facilitando que el polen quede bien adherido hasta su llegada al interior del ovario.
  • Estilos: estructuras alargadas que conectan el ovario (inferior) con el estigma (superior), favoreciendo la posterior fecundación de los óvulos por parte del polen que queda adherido en el estigma.

Te recomendamos aprender más sobre esta importante parte de una rosa leyendo este otro post sobre el Gineceo: qué es, partes y función.

Partes de una rosa: nombres y funciones - Gineceo

Curiosidades de la rosa

Ahora que ya conocemos la morfología de una rosa según las diferentes partes que componen sus flores, resulta interesante destacar más datos de estas curiosas flores que despiertan el interés de los aficionados a la jardinería. ¿Sabrías decir cuántos tipos de rosas existen en el mundo? Veamos en este apartado algunas curiosidades sobre ellos.

  • Partiendo de la taxonomía de las rosas, o de los rosales, se ubican dentro del género Rosa, perteneciente a la familia de las Rosáceas o Rosaceae, en la que se incluyen plantas de diferente porte y formas, incluyendo arbustos y trepadoras.
  • Dentro de la gran variedad de rosas que existen en el planeta, quizás las más conocidas sean las rosas modernas cuyos cultivos se han fomentado a lo largo de los últimos siglos adornando sofisticados jardines y villas. En estos casos, son rosas híbridas las que suelen cultivarse, pues debido a su curiosa característica de floración continúa, permanecen siempre verdes embelleciendo los jardines.
  • No todas las rosas tienen colores y tamaños tan llamativos, pues las rosas silvestres suelen ser de menor tamaño, tonalidades más claras y encontrarse en forma de arbustos de diferentes tamaños creciendo en laterales de senderos naturales. Estas rosas silvestres se asemejan más a las comúnmente conocidas como rosas antiguas, aquellas rosas de numerosísimos pétalos que se cultivaban previamente a la introducción de las rosas modernas en los majestuosos jardines desde el siglo XIX.

Ahora que conoces mucho mejor a las rosas, también te aconsejamos aprender más sobre las Partes de la flor y sus funciones y las Partes de una planta y sus funciones leyendo estos otros artículos de EcologíaVerde.

Si deseas leer más artículos parecidos a Partes de una rosa: nombres y funciones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía
  • Yong, A. (2004) El cultivo del rosal y su propagación. Cultivos Tropicales 25(2), 53-67.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Partes de una rosa: nombres y funciones
1 de 3
Partes de una rosa: nombres y funciones

Volver arriba