Compartir

Planta dieffenbachia: cuidados

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 30 septiembre 2019
Planta dieffenbachia: cuidados

Es muy probable que hayas visto dieffenbachias más de una vez en cualquier hogar como planta de interior. Estas plantas tropicales son muy populares, ya que se desarrollan bien en condiciones de sombra y sus llamativas hojas tienen un gran valor decorativo.

Si quieres aprender más acerca de la planta dieffenbachia y sus cuidados, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde, en el que también podrás ver algunas fotos de la planta dieffenbachia para que aprecies las razones de que sea elegida como planta de interior tan a menudo.

También te puede interesar: Planta azalea: cuidados y características

Qué es la planta dieffenbachia: características

Las dieffenbachia son todo un género de plantas de la familia de las aráceas compuesto por casi 30 especies distintas. De todas ellas, sólo algunas son las que se usan habitualmente como plantas de interior, entre las que destaca la dieffenbachia bowmanii. Son originarias de América Central y América del Sur, y reciben su nombre del médico alemán Ernst Dieffenbach.

Son plantas que pueden llegar a alcanzar alturas de 20 metros, aunque otras no pasan de los 3 metros. Sus hojas son ovaladas o lanceoladas, de un bonito color verde oscuro con manchas claras en el centro.

Aparte de la bowmanii, algunas de las especies de dieffenbachia conocidas son las siguientes:

  • Dieffenbachia seguine.
  • Dieffenbachia amoena.
  • Dieffenbachia camilla.
  • Dieffenbachia maculata.
Planta dieffenbachia: cuidados - Qué es la planta dieffenbachia: características

Planta dieffenbachia: cuidados

Estas plantas tropicales son muy resistentes a los entornos cerrados, de ahí su popularidad como plantas de interior. Sin embargo, pese a que se trate de especies fuertes y adecuadas para principiantes, vale la pena repasar los cuidados básicos de la planta dieffenbachia:

Luz y temperatura para la dieffenbachia

En lo que a luz respecta, la dieffenbachia puede tolerar estar a la sombra, aunque se aconseja ubicarla en habitaciones iluminadas. Si se expone a la luz solar directa perderá sus hojas más bajas, por lo que lo habitual será buscarle un punto de semisombra.

Además, esta planta no tolera bien los cambios drásticos de temperatura, que es otro de los motivos por los que tiende a cultivarse en interior, donde la temperatura del hogar es más parecida a lo largo de todo el año. Las corrientes de aire tampoco le hacen bien.

Sustrato

Con el sustrato, lo más importante es que ofrezca un buen drenaje. Los sustratos con fibra de coco tienden a ofrecer muy buenas cualidades en este sentido, y una cama de grava o arcilla expandida en la base de la maceta también podría ayudar. Claro está, también es necesario que la maceta disponga de agujeros de drenaje.

Riego de la dieffenbachia

A la hora de regar, como es una planta tropical necesita que el sustrato permanezca húmedo, aunque siempre sin encharcar, que provocaría daños en sus raíces. Esta planta no tolera demasiado bien las aguas muy duras, así que si usas agua del grifo, puedes ablandarla hirviéndola y dejándola reposar, o simplemente exponiéndola al sol directo durante un tiempo.

Abono

La planta agradece las dosis de abono cada 15 días en los meses cálidos y, en cambio, abonar como mucho una vez al mes en los meses fríos. En este otro post de EcologíaVerde te contamos Cómo hacer abono orgánico casero para plantas.

Limpiar las hojas de la dieffenbachia

Además, es importante limpiar sus hojas con un trapo humedecido una vez cada dos semanas para liberarlas del polvo acumulado. Recuerda que siempre es mejor hacer la limpieza de sus hojas con guantes. Aquí te contamos Cómo limpiar las hojas de las plantas.

¿La planta dieffenbachia es venenosa?

Corren rumores acerca de la toxicidad de la dieffenbachia que afirman que es altamente mortal para las personas y mascotas. Si bien es cierto que sí estamos ante una planta tóxica, su grado de peligrosidad dista mucho del que algunos le atribuyen, y aunque puede provocar algunas molestias o síntomas, no es una planta mortal, excepto en casos muy raros y extremos en los que se consumiera una gran cantidad o se sufriera de un estado grave de salud previo.

Lo primero que debe tenerse en cuenta es que, evidentemente, no deben ingerirse las hojas de la planta. De hacerse por error, podría provocar afonía y inflamación, ardor y otras molestias digestivas, llegando a tener náuseas, vómitos o diarreas en casos graves. Además, puede producirse dolor o daños en los ojos, por lo que también hay que evitar tocarse los ojos después de haber tocado las hojas de la planta, que son las que contienen los cristales del compuesto tóxico. De la misma forma, es preferible manipularla con guantes, especialmente si el contacto nos provoca algún tipo de molestia en la piel.

Teniendo todo esto en cuenta, la planta solo es peligrosa para niños pequeños y mascotas, que podrían ingerirla por error, por lo que, si se cualquiera de ellos esta en casa, conviene tener la dieffenbachia fuera de su alcance.

Planta dieffenbachia: cuidados - ¿La planta dieffenbachia es venenosa?

Si deseas leer más artículos parecidos a Planta dieffenbachia: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Planta dieffenbachia: cuidados

¿Qué te ha parecido el artículo?

Planta dieffenbachia: cuidados
1 de 3
Planta dieffenbachia: cuidados

Volver arriba