Cultivo y cuidados de las plantas

Aguileña o Aquilegia vulgaris: cuidados, riego y reproducción

Ulla Rothschuh Osorio
Por Ulla Rothschuh Osorio, Bióloga. Actualizado: 12 junio 2023
Aguileña o Aquilegia vulgaris: cuidados, riego y reproducción

Los cuidados de la Aguileña o Aquilegia vulgaris son pocos, considerando un suelo con buen drenaje y exposición solar parcial o completa. El riego es moderado, a hacerlo una vez por semana y aumentando en verano. Se reproducen por semillas.

La aguileña o pajarilla es una planta que crece en los bosques de montaña del hemisferio norte en el Viejo Mundo. Recibe el nombre común de aguileña porque los pétalos recuerdan al águila, aunque también parecen pequeños sombreritos, con un aspecto único y colorido que alegra cualquier jardín. Es muy adaptable, de fáciles cuidados y tolerante a bajas temperaturas, así que si te gustaría tener una en casa, te invitamos a leer este artículo de EcologíaVerde donde aprenderás los cuidados de la aguileña o Aquilegia vulgaris, su riego y su reproducción.

También te puede interesar: Eléboro: cuidados, riego y reproducción

Índice

  1. Características de la aguileña o Aquilegia vulgaris
  2. Luz, temperatura y ubicación
  3. Suelo y abono de la aquileña
  4. Riego de la aguileña
  5. Poda de la aguileña
  6. Reproducción de la Aquilegia vulgaris
  7. Plagas y enfermedades de la aguileña o Aquilegia vulgaris

Características de la aguileña o Aquilegia vulgaris

  • Lo más llamativo de esta planta herbácea son sus flores de cinco pétalos que se levantan sobre verdes tallos altos de 30 a 80 centímetros de alto.
  • Es silvestre pero tiene gran atractivo, tanto que tiene una larga historia como planta cultivada por el hombre.
  • Tales flores suelen ser azules, pero se han desarrollado muchas variantes de color rosa, blanco, morado, o combinaciones de esos colores. Algunas incluso tienen pétalos dobles.
  • Los pétalos son cónicos y abiertos, con un espolón curvo terminal, y la época de floración de la aguileña va desde primavera a verano.
  • Las hojas son lanceoladas, y son pocas muy espaciadas a lo largo del tallo.

Los usos de la Aquilegia vulgaris en jardinería son:

  • Ornamental.
  • Para jardines atrayentes de especies polinizadoras.
  • Planta para jardines y espacios públicos.
  • Jardines de poco mantenimiento.
  • Camas florales.
  • Cubierta de suelo.
  • Jardines silvestres.

Además, es considerada planta medicinal. Se utilizan sus raíces como tratamiento tópico para la gingivitis y estomatitis, que es la inflamación de las mucosas bucales. No debe usarse de forma interna porque contiene alcaloides fuertes tóxicos.

En su entorno nativo se les encuentra en bordes y claros de bosques, especialmente en la montaña. Son de muy pocos cuidados que son fáciles de replicar en casa. Revisemos cuáles son.

Si te gustaría tener esta planta, aquí puedes comprar sus semillas.

Aguileña o Aquilegia vulgaris: cuidados, riego y reproducción - Características de la aguileña o Aquilegia vulgaris

Luz, temperatura y ubicación

  • Es originaria de las zonas templadas de Eurasia, por lo que es una gran alternativa de planta con flor para tales climas. Es muy resistente y tolera temperaturas de hasta -20 °C. Llegado este invierno entrará en reposo vegetativo, donde pierde las hojas y tallos. A la próxima primavera volverán a emerger.
  • Necesita exposición solar completa, o sombra parcial. Las mejores floraciones se observan a sombra parcial proporcionada por árboles altos.
  • En zonas donde haya mucho viento, pueden colocarse estacas para dar soporte a los tallos.

Suelo y abono de la aquileña

Soporta casi cualquier tipo de suelo, sea pesado o ligero, pero nunca que esté encharcado. Para esto se prepara una mezcla de sustrato a partes iguales de humus de lombriz y turba para aportar nutrientes, y un puñado de un material drenante como puede ser grava volcánica, perlita o vermiculita. Se mezclan bien los componentes para colocar dentro la planta.

A principios de primavera se aplica un fertilizante líquido equilibrado para promover una buena floración. Se repite después de la canícula. En otoño se recomienda colocar un mantillo de paja o de estiércol.

Aquí puedes comprar el humus de lombriz y la turba, necesarios para poder hacer la base del sustrato.

Aguileña o Aquilegia vulgaris: cuidados, riego y reproducción - Suelo y abono de la aquileña

Riego de la aguileña

  • El riego de la Aquilegia vulgaris es moderado, con una vez por semana.
  • Cuando aumenta el calor debe hacerse un día sí, un día no.
  • El indicativo será el suelo, que debe estar húmedo, pero sin estar encharcado.

Descubre en este artículo Las mejores regaderas para plantas.

Poda de la aguileña

  • Puede llegar a crecer demasiado por su autofecundación, así que se recomienda podar las que se salgan del marco del diseño del jardín para evitar que invada otros espacios. Para evitarlo, se quitarán las cabezas florales para evitar la formación de las semillas.
  • Para mantenerla en control, la poda se hace apenas pase la floración para evitar dañar las flores.
  • También debe hacerse la poda cuando las cabezas florales o las hojas comiencen a marchitarse, o sean atacadas por alguna enfermedad.

Aquí podrás ver cuáles son Las mejores tijeras de podar.

Aguileña o Aquilegia vulgaris: cuidados, riego y reproducción - Poda de la aguileña

Reproducción de la Aquilegia vulgaris

Tiene autofecundación y una abundante producción de semillas que caerán sobre el suelo, así que podemos esperar una producción continua y automática.

De querer comenzar el cultivo sin tener planta inicial, también se hará por semilla a comienzos de primavera. Estas se colocan en humus de lombriz para tener una rápida germinación, sin enterrar muy profundo. Deben regarse con más frecuencia que las plantas establecidas para que puedan establecerse.

Plagas y enfermedades de la aguileña o Aquilegia vulgaris

Es una planta propensa a áfidos, pequeños insectos verdes que succionan la savia de las plantas derivando en plantas débiles y propensas a ser atacadas por enfermedades. Para combatirlos lo mejor es aplicar control biológico, colocando mariquitas para que se los coman. Como último recurso se pueden usar pesticidas, aunque no es recomendado por ser muy agresivos. En este artículo puedes aprener más sobre el Control biológico de plagas: qué es, ventajas, desventajas y ejemplos.

Las enfermedades que suele contraer la aguileña son oídio, una enfermedad fúngica que se manifiesta como pequeños puntitos blancos sobre las hojas, o mildú velloso también fúngico a observarse como parches amarillos, cafés o blancos sobre las hojas y las flores. Para eliminar a estos hongos se recomienda quitar y destruir las hojas para deshacernos de las esporas. Esta poda recurrente evitará la posibilidad de infecciones futuras. Después se colocará a la planta bajo sol directo y asegurar un suelo con buen drenaje para evitar exceso de humedad. Por último, es importante dejar buena distancia entre las plantas para que pueda circular el aire.

Ahora que ya sabes cuáles son los cuidados de la aguileña o Aquilegia vulgaris, también te puede interesar este artículo sobre la Buganvilla en maceta: cuidados, riego y poda.

Si deseas leer más artículos parecidos a Aguileña o Aquilegia vulgaris: cuidados, riego y reproducción, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Bibliografía
  • Royal Hoticultural Society (s.f.) Aquilegia vulgaris. Disponible en: https://www.rhs.org.uk/plants/100859/aquilegia-vulgaris/details
  • Buczacki, S. (1999). Plantas de sombra. España: Tursen, Hermann Blume.
  • Buczacki, S. (1997). El cuidado de las plantas de Jardín. España: Tursen.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
DanieL MaTias Guerrero
Si la parte i.portante Las Avejas ,Soy i capacitado ,trabajo mucho en Tiestos ,limoneros ,Acerolas ,Tamarindo Parchas,las tengo florecidas y con frutos
donde puedo puedo instruirme sobre Apicultura ,si es gratis mejor ,
Gracias ,
1 de 4
Aguileña o Aquilegia vulgaris: cuidados, riego y reproducción