menu
Compartir

Cuidados del acebo

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. Actualizado: 9 diciembre 2020
Cuidados del acebo

El acebo, de nombre científico Ilex aquifolium, es un árbol de pequeño tamaño y crecimiento lento muy popular en las fiestas de Navidad. De hecho, el abuso durante muchos años de plantas como el acebo y el muérdago en Navidad las ha llevado a estar en peligro y ambas son, actualmente, especies protegidas, por lo que solo se pueden usar como decoración navideña las plantas que venden en tiendas de jardinería o lugares similares y han sido cultivadas expresamente para ello, nunca sacadas directamente de la naturaleza. Por ello, lo primero que debes saber es que está totalmente prohibido coger acebo o sus frutos de la naturaleza, y en algunos países las multas son muy severas.

Sin embargo, como indicábamos, sí es posible comprar arbolitos y plantas de acebo, que son particularmente comunes en las tiendas en estas fechas, así que si piensas hacerte con uno o lo has recibido como regalo, lee con atención esta guía práctica de cuidados del acebo para aprender cómo cuidar una planta de acebo para que te acompañe durante muchos años.

También te puede interesar: Cuidados de las tillandsias

Características del acebo

Estas son algunas de las principales características del acebo:

  • La planta de acebo puede llegar a alcanzar tamaños de hasta 10 metros, aunque es mucho más común ver acebo en maceta en pequeños arbustos. El acebo en el jardín, en cambio, puede crecer bastante más, y con el tiempo suficiente alcanzar grandes alturas.
  • Lo más llamativo de esta planta es su fruto de color rojo vivo, que además resulta tóxico si se ingiere, por lo que hay que mantenerlo alejado de los niños y animales que haya en casa.
  • Las hojas del acebo son rígidas, de borde dentado, ligeramente espinoso y de un color verde oscuro muy bonito.
  • Su tronco es liso y recto y la planta adopta un porte piramidal cuando crece.
  • ¿Y cuándo florece el acebo? Es en primavera cuando aparecen sus pequeñas flores, de color blanco y formando compactos racimos en las axilas de las hojas.

Si te gusta esta planta porque es resistente al frío y alegra el paisaje en esta época, antes de empezar a explicar con detalle cómo cuidar un acebo, queremos indicarte que también puede gustarte este otro artículo de EcologíaVerde sobre 10 plantas de exterior resistentes al frío y a la sombra.

Cuidados del acebo - Características del acebo

Ubicación para el acebo

Es muy común encontrar el acebo en maceta, razón por la que muchos creen que se trata de una planta de interior, falsa impresión alimentada además por la costumbre de usar el acebo navideño como una decoración más dentro de casa. La realidad es que esta es una planta marcadamente de exterior, que necesita de la brisa fría natural para desarrollarse adecuadamente. El acebo necesita frío, una ligera corriente de aire y luz indirecta, por lo que no cuesta darse cuenta de que difícilmente podrá sobrevivir bien en el interior de nuestros hogares. Por tanto, si colocas un acebo en maceta dentro de casa te durará poco tiempo en buen estado y acabará muriendo, sobre todo si lo tienes cerca de una fuente de calor.

Lo mejor entonces es tener el acebo en el jardín, búscale una ubicación de semisombra o sombra, en una zona no demasiado resguardada.

Cuidados del acebo - Ubicación para el acebo

Riego del acebo

Como ocurre con muchas plantas de sombra, la planta de acebo necesita de un buen índice de humedad. Es necesario mantener un riego constante y frecuente que no deje que la tierra se seque nunca por completo, especialmente en verano. Si intentáramos mantener la planta en interior por necesidad mayor, es muy importante pulverizar habitualmente sus hojas con agua.

También te recomendamos tener presentes estos consejos sobre Cuándo regar las plantas.

Poda del acebo

En los meses fríos es necesario llevar a cabo la poda del acebo, es decir, entre otoño e invierno. ¿Y cómo podar el acebo? La parte más importante es la de eliminar las ramas que se estorben entre sí o crezcan en direcciones erróneas, así como limpiar la planta de ramas u hojas dañadas o en mal estado. Además, podemos aprovechar esto para dar al árbol una poda de formación, destinada a que no crezca más de lo que queremos o a que tome una forma que nos guste más.

Cuidados del acebo - Poda del acebo

Trasplante del acebo

Este árbol cuenta con unas raíces muy exigentes y delicadas en cuanto a sus niveles de humedad, por lo que no tolera bien los trasplantes. Sin embargo, es probable que tarde o temprano nos veamos en la necesidad de trasplantarlo, siendo muy importante el momento en que decidamos hacerlo. Así, ante la duda de en qué mes se trasplantan los acebos, será vital hacerlo cuando el árbol se encuentre en estado vegetativo, es decir, que la mejor época para trasplantar un acebo es durante los meses fríos, en otoño e invierno.

Te recomendamos leer este otro artículo sobre Cuándo y cómo trasplantar una planta.

Por qué mi acebo no da frutos

Es posible que tu acebo no se encuentre en condiciones óptimas, lo cual hará que, lógicamente, dé menos cantidad de frutos de la habitual o simplemente no los dé en absoluto. Sin embargo, puede ocurrir que estés cuidado a tu acebo a la perfección y, pese a todo, no dé un solo fruto. ¿A qué se debe esto? No quiere decir necesariamente que tu planta esté afectada por las enfermedades del acebo.

El acebo es un árbol dioico, lo que significa que hay plantas de sexo masculino y otras de sexo femenino. Solo las plantas de acebo femeninas dan fruto, así que, si tu acebo es masculino, nunca dará frutos por muy bien que lo cuides.

Cómo decorar con acebo en Navidad

Hay muchas formas de usar el acebo en la decoración de Navidad, aunque las mejores son aquellas que no pasan por maltratar a la planta. Puedes utilizar los restos de la poda anual para hacer con ellos todo tipo de adornos navideños como:

  • Centros de mesa con sus hojas y otras plantas secas.
  • Guirnaldas para pared o estante.
  • Una corona de acebo en la puerta de entrada.
  • Si solo quieres acebo para adornar tu hogar, recomendamos usar imitaciones artificiales para usarlos durante muchísimos años, que son igualmente decorativas, o colocar la maceta los más cerca posible de una ventana y alejada de fuentes de calor, para que le llegue algo del frío de fuera a través de los cristales.

Aparte del acebo navideño, aquí puedes conocer más Flores y plantas típicas de Navidad. Además, te animamos a conocer más Ideas para decorar en Navidad, aparte de usar partes de esta planta tan típica de esta época.

Cuidados del acebo - Cómo decorar con acebo en Navidad

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados del acebo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Cuidados del acebo
1 de 5
Cuidados del acebo

Volver arriba