Compartir

Cuidados del hibisco o hibiscus

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 2 octubre 2019
Cuidados del hibisco o hibiscus

Los hibiscos son todo un género de la familia Malvaceae con unas 150 especies. Son plantas tropicales, muy valoradas por los vivos colores de sus flores de cinco pétalos, que van del blanco al morado, naranja, amarillo y rosa. Además, es muy común tomar la infusión de las flores de hibiscus, también llamada flor de Jamaica o rosa china, debido a las propiedades tan beneficiosas que tiene.

Si quieres aprender cómo cuidarlos adecuadamente en casa, sigue leyéndonos en este artículo de EcologíaVerde en el que ofrecemos una guía práctica de cuidados del hibisco o hibiscus.

También te puede interesar: Dipladenia o mandevilla: cuidados

Cuidados del hibisco o hibiscus - guía básica

Sigue esta guía práctica de los cuidados del hibiscus en casa y verás que la planta crece y florece sin problemas.

Ubicación

Como planta tropical que es, el hibisco prefiere los climas cálidos, con temperaturas que se mantengan aproximadamente entre los 14 ºC y los 18 ºC. Es importante mantenerlo protegido del frío del invierno y las heladas, o el arbusto podría no sobrevivir a ellas. En lo que a luz se refiere, esta planta prefiere un lugar bastante iluminado, que reciba luz solar durante la primera mitad del día, pero a salvo de la incidencia directa del sol de mediodía.

Riego del hibisco

En la época de floración, durante el verano, el hibisco requiere de riegos abundantes que mantengan el suelo o sustrato húmedo. Sin embargo, esto no significa que debas permitir que éste se encharque, ya que esto pondría en peligro la salud de la planta. Por este motivo, es importante que el suelo del hibisco tenga un muy buen drenaje. Si tienes tu hibisco ubicado en una maceta de interior, pulveriza suavemente agua alrededor de las hojas para replicar una humedad ambiental elevada.

En invierno, la planta necesita de muy poca agua. Limítate a regarla un poco cuando notes la tierra o sustrato muy secos.

Abono para el hibisco

Es bueno aplicar fertilizante a esta planta cuando llega la primavera, y mantener el aporte cada 15 días durante toda su época de floración. Aquí puedes aprender Qué son los fertilizantes y sus tipos.

De esta forma ayudarás al hibisco a mantener sus flores en buen estado y a producir nuevas. La flor del hibisco, también llamadas flores cucardas en algunos países, vestirán tu jardín con sus grandes floraciones de vivos colores.

Hibiscus: poda

La poda de la planta hibisco debe realizarse en primavera. Recorta los brotes de la temporada anterior para mantener el arbusto en tu forma deseada, y asegúrate de retirar cualquier rama seca o dañada. Ten en cuenta que este arbusto puede llegar a alcanzar los 5 metros de altura.

Hibiscus: reproducción

El hibisco puede propagarse fácilmente por esquejes. Para ello, conviene cortar el esqueje de hibiscus, ayudarlo con hormona enraizante y tenerlo unos 2 meses sumergido en agua, hasta que desarrolle raíces y estas tomen un color levemente bronceado. Es importante que cambies el agua cada semana, y que le añadas cada vez una gota de peróxido de hidrógeno.

Uno de los más comunes es el hibisco de flores de color rojo, si te gustan estas, entonces te recomendamos este otro artículo sobre 15 plantas con flores rojas.

Cuidados del hibisco o hibiscus - Cuidados del hibisco o hibiscus - guía básica

Hibiscus: cuidados en invierno

Lo más importante en este aspecto es la temperatura para el hibisco en invierno. Si vives en una zona en que se dan heladas y la temperatura cae por debajo de los 0 ºC, no deberías tener tu hibisco en exterior. Trasplántalo a una maceta antes de que las heladas lleguen para mantenerlo a una temperatura adecuada dentro de casa.

Además, en algunos climas los inviernos son muy secos. Puedes ayudar a remediar esto poniendo la maceta en una ubicación lo más cálida posible, y donde reciba luz solar. Pulveriza agua alrededor de la planta para aportarle humedad y cúbrela con un plástico fino que la mantenga.

Para qué sirve el hibisco - propiedades y beneficios

En Asia menor y Sudamérica es muy común tomar infusiones de flor de hibisco como una forma de combatir la sed y el calor. Sin embargo, no solo nos aporta esto, sino que vale la pena mencionar las diversas propiedades y beneficios de tomar hibiscus:

  • El té de hibisco resulta un gran complemento como aporte vitamínico, por ello es un valioso aliado a la hora de combatir fatiga, estados anémicos leves y falta de apetito.
  • Además, también tiene efectos digestivos, por lo que resulta muy útil para aligerar empachos, digestiones pesadas o dolores abdominales, ayudando a que las digestiones sean más ligeras. Por esto mismo, también es de utilidad a la hora de combatir la acidez estomacal o las gastroenteritis.
  • También puede ayudar a solucionar estreñimientos ocasionales, aunque se recomienda tomarlo en apoyo de otras plantas con estas propiedades.
  • Además, ayuda al correcto desarrollo de las funciones hepáticas, siendo muy beneficioso tras casos de alergias alimentarias.
  • Es un gran diruético y depurativo, que ayuda también contra la hipertensión.
  • Finalmente, es también un relajante suave, y un tónico venoso muy beneficioso en el tratamiento de varices o hemorroides.
Cuidados del hibisco o hibiscus - Para qué sirve el hibisco - propiedades y beneficios

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados del hibisco o hibiscus, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Cuidados del hibisco o hibiscus

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cuidados del hibisco o hibiscus
1 de 3
Cuidados del hibisco o hibiscus

Volver arriba