Compartir

Ejemplos de cambios naturales y artificiales en los ecosistemas

Por Enrique Arriols, Periodista especializado en ecología y medio ambiente. 11 febrero 2019
Ejemplos de cambios naturales y artificiales en los ecosistemas

Cuando pensamos en el cambio climático, somos conscientes de que se trata de un cambio en el clima a gran escala y que tiene lugar como consecuencia de las acciones humanas sobre el planeta. Sin embargo, el clima es un sistema que está en constante cambio por sí mismo. De este modo, independientemente de las acciones humanas, nos encontramos con que los ecosistemas se manifiestan como los entes vivos que son, cambiando y adaptándose a las nuevas circunstancias que puedan acontecer. De esta forma, podemos encontrar cambios naturales y cambios artificiales que afectan a los ecosistema y que los modifican, en ocasiones para bien y otras para mal.

Si quieres conocer algunos ejemplos de cambios naturales y artificiales en los ecosistemas, así como las consecuencias que estos tienen en estos sistemas, sigue leyendo EcologíaVerde y te lo contamos.

Qué son los ecosistemas

Al hablar de ecosistema, se hace referencia a un sistema que está conformado por dos elementos principales: los seres vivos que lo conforman y el espacio físico en el que habitan dichos seres vivos. De esta manera, hablar de un ecosistema es hablar de un sistema de carácter biológico que está delimitado dentro de un espacio físico concreto.

Debido a que el espacio físico es uno de los elementos clave a la hora de determinar las características de un ecosistema, se puede hablar de tantos ecosistemas como espacios físicos existan, siempre y cuando haya actividad biológica en ellos. De esta manera, existen algunos ecosistemas muy conocidos, como pueden ser los bosques, los mares o los ríos, las montañas, o incluso los desiertos. Sin embargo, también es justo hablar de ecosistemas cuando nos referimos a espacios donde la vida biológica se ha adaptado a condiciones muy particulares, como pueden ser las que se dan en las fosas marinas, en las cuevas subterráneas o, simplemente, las que se dan en las ciudades y los núcleos de población humanos, que también son ecosistemas en sí mismos, aunque con un marcado carácter artificial al estar vinculados a la mano del ser humano.

Por otro lado, uno de los elementos que no se pueden evitar mencionar al hablar de ecosistemas es que, más allá de la importancia de estar mencionando espacios donde tienen su hábitat diferentes especies, estas especies establecen relaciones entre sí. Estas relaciones pueden ser de muchos tipos, desde cooperación y simbiosis a depredación o competición entre sí. Todo ello, constituye para intrínseca del ecosistema, que debe ser entendido como una única unidad a pesar de estar compuesto claramente por una multiplicidad.

Descubre en este otro artículo mucho más sobre Qué es un ecosistema, pues lo contamos de forma muy completa y sencilla.

Ejemplos de cambios naturales y artificiales en los ecosistemas - Qué son los ecosistemas

Causas de los cambios en los ecosistemas

Uno de los elementos que también hay que considerar a la hora de hablar de los ecosistemas es que, aunque se trata de sistemas, lo que implica cierto orden intrínseco en sí mismo, son sistemas abiertos al cambio. Es decir, que los ecosistemas tienden al equilibrio de forma natural, pero que, si aparece un nuevo elemento que modifique dicho equilibrio, se generará un cambio en el ecosistema, que tenderá a asumirlo como propio e intentar adaptarse a dicho cambio. No obstante, el éxito o el fracaso a la hora de adaptarse a dicho cambio será el que determine la supervivencia del ecosistema en su conjunto.

De esta forma, son los elementos nuevos los que permiten que se lleven a cabo los cambios en los ecosistemas. En este sentido, un elemento nuevo puede ser una enfermedad que afecte a un parte de la cadena trófica, lo que hará que, aunque solo afecte a una especie, se vea afectado todo el ecosistema en su conjunto por el efecto dominó que esto generará. O también se puede dar un cambio en un ecosistema por algo tan sencillo como cambios climáticos en el entorno que modifiquen la presencia de precipitaciones, haciendo que haya mayor o menor cantidad de vegetación.

Uno de los factores que hay que tener en cuenta a la hora de que se den cambios en los ecosistemas es que, cuanto más lentos sean dichos cambios, más posibilidades tendrá el ecosistema en cuestión de sobrevivir a dichos cambios, ya que tendrá más posibilidades de adaptarse con éxito a la nueva tesitura. Por el contrario, si los cambios se manifiestan de forma muy rápida, es muy probable que muchas especies sean incapaces de adaptarse a las nuevas modificaciones y, en consecuencia, podrán llegar a desaparecer o extinguirse de dicho ecosistema.

Ejemplos de cambios naturales y artificiales en los ecosistemas y diferencias

Uno de los problemas que presentan los cambios artificiales en los ecosistemas (es decir, provocados por el ser humano) es que son cambios que se llevan a cabo de forma muy rápida. De esta forma, la mayoría de las especies no pueden adaptarse a dichos cambios y terminan siendo desplazadas o suprimidas del ecosistema. Por el contrario, los cambios naturales en los ecosistemas suelen darse de forma más lenta, lo que permite que las especies se adapten con mayor éxito y, en consecuencia, tengan más posibilidades de sobrevivir. No obstante, existen cambios naturales que también pueden conllevar grandes extinciones y modificaciones catastróficas para los ecosistemas.

A continuación, mencionamos algunos ejemplos de cambios naturales y producidos por el hombre o artificiales en los ecosistemas, los cuales nos ayudan a entender la amplia variedad de posibilidades que existen a la hora de hablar de cambios en los entornos o ecosistemas:

Ejemplos de cambios naturales en los ecosistemas

  • Sequías o inundaciones: el éxito de los ecosistemas suele estar ligado a la presencia regular del agua, la modificación de dichos ciclos hídricos puede conllevar cambios importantes en los ecosistemas. En este otro artículo puedes conocer más sobre Qué es la sequía, sus causas y consecuencias.
  • Cambios naturales en las temperaturas: otro factor importante es la temperatura, cuando esta varía de forma irregular, se producen cambios importantes en los ecosistemas.
  • Aparición de enfermedades: sin duda, la aparición o desaparición de enfermedades que afectan a especies concretas es uno de los elementos que más puede modificar una población en un ecosistema.
  • Terremotos o catástrofes naturales: este tipo de situaciones, aunque sean naturales, conllevan cambios muy rápidos en los ecosistemas, lo que hace que las especies no se puedan adaptar y muchas de ellas mueran. En este sentido, se puede hablar desde terremotos, incendios o volcanes, hasta incluso el impacto de un asteroide, lo que puede provocar extinciones masivas pese a ser un fenómeno natural.

Ejemplos de cambios producidos por el hombre en los ecosistemas

  • Deforestación: uno de los cambios que propicia el ser humano en los ecosistemas y que más repercusión tiene es la deforestación, ya que elimina la base de la mayoría de los ecosistemas, que es la masa vegetal.
  • Introducción de especies exóticas que resultan invasoras: el ser humano también puede producir cambios en los ecosistemas modificando las especies que están presentes en él. En este sentido, la introducción de animales exóticos o de regiones geográficas diferentes pueden causar verdaderos estragos en los ecosistemas donde se introducen.
  • Contaminación química: uno de los tipos de contaminación que produce el ser humano y que más daño causa a los ecosistemas es la contaminación química. Es decir, aquella que está constituida por partículas tan pequeñas que se mezclan con el entorno, contaminando suelos, agua y aire.
  • Contaminación lumínica: otro tipo de contaminación que produce el ser humano y que afecta a los ecosistemas en sus fases nocturnas es la contaminación lumínica. Esta contaminación afecta a los animales que están acostumbrados a la oscuridad y que, de hecho, requieren de ella para poder sobrevivir debido a que están adaptados a ella, así como modifica los ciclos vitales de los animales diurnos, afectando a todo tipo de especies animales y vegetales.
Ejemplos de cambios naturales y artificiales en los ecosistemas - Ejemplos de cambios naturales y artificiales en los ecosistemas y diferencias

Si deseas leer más artículos parecidos a Ejemplos de cambios naturales y artificiales en los ecosistemas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros medio ambiente.

Escribir comentario sobre Ejemplos de cambios naturales y artificiales en los ecosistemas

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
delfina
muy buena

Ejemplos de cambios naturales y artificiales en los ecosistemas
1 de 3
Ejemplos de cambios naturales y artificiales en los ecosistemas

Volver arriba