Compartir

Microecosistema y macroecosistema: qué son y ejemplos

 
Por Sandra Ropero Portillo, Ambientóloga. 8 septiembre 2020
Microecosistema y macroecosistema: qué son y ejemplos

El prefijo micro- forma palabras que hacen referencia a lo pequeño y, por el contrario, el prefijo macro- forma palabras con el significado de grande o muy grande. Este concepto también se aplica en el campo de los ecosistemas, así podemos hablar de los microecosistemas y los macroecosistemas, que se refieren a dos tipos diferentes de ecosistemas clasificados en función de su tamaño.

Si quieres saber qué es un microecosistema y un macroecosistema y ejemplos, continúa leyendo este artículo de EcologíaVerde en el que verás un resumen de este tema.

También te puede interesar: Ecosistemas lóticos: qué son y ejemplos

Qué es un microecosistema

Un microecosistema es aquel que se desarrolla en espacios muy pequeños o muy reducidos, es decir, el territorio donde se dan las interacciones entre biotopo (espacio geográfico caracterizado por unas condiciones ambientales determinadas) y biocenosis (organismos, animales y plantas que habitan en el biotopo) apenas es de unos centímetros. Es por eso que los elementos que forman parte de ellos, en general, son de pequeño tamaño hasta microscópicos, y para que pueda ser posible su la existencia de estos, se deben dar unas condiciones específicas.

Los microecosistemas sufren de forma rápida cambios a lo largo del tiempo debido a su tamaño. Además en zonas donde se dan condiciones extremas, también se pueden formar microecosistemas, ya que son solo algunos seres vivos los que son capaces de vivir bajo esas condiciones.

Ejemplos de microecosistema

A continuación, mostraremos algunos ejemplos de los microecosistemas que se pueden encontrar en el planeta:

  • Cerca de algunos volcanes, existen aguas sulfurosas habitadas por bacterias. Este microecosistema es único ya que se da bajo condiciones extremas, y las bacterias que habitan esas aguas solo pueden desarrollarse y existir bajo dichas condiciones.
  • La corteza que forma parte de los árboles que están en una zona de ribera también es un microecosistema. En este microecosistema, delimitado por la humedad, se pueden identificar organismos muy pequeños como las hepáticas, los musgos, los hongos y los líquenes.
  • Una pecera, aunque sería un microecosistema artificial, también estaría considerado microecosistema ya que es un espacio reducido y es pequeña la variabilidad de especies que se pueden encontrar en ellas.
  • Los cultivos de microorganismos que se realizan en las placas de Petri también están considerados microecosistemas. Las placas de Petri contienen un medio de cultivo, que suele estar formado por nutrientes y agar, para que el desarrollo de los microorganimos sea posible, además hay que situar estas placas en una incubadora para que estén a una temperatura que permita el crecimiento de los microorganismos.
Microecosistema y macroecosistema: qué son y ejemplos - Ejemplos de microecosistema

Qué es un macroescosistema

Los macroecosistemas abarcan grandes espacios de la superficie de la Tierra, y en ellos se pueden encontrar una gran variedad de especies vegetales y animales. Estas grandes estructuras abarcan grandes áreas geográficas, e incluso en algunos casos ocupan diferente pisos climáticos, como por ejemplo pasa en con los bosques boreales, templados y tropicales. Los macroecosistemas también sufren cambios en el tiempo como ocurre con los ecosistemas de menor tamaño, aunque estos cambios no se dan tan rápidos y se encuentran bajo diferentes condiciones climáticas que cambian en el tiempo.

Conocer los macroesistemas es importante, ya que así se puede conocer el funcionamiento de los procesos ecológicos y evolutivos, además también es muy importante la conservación de los mismo ya que están siendo alterados como consecuencia de las actividades antrópicas como pueden ser la minería, la deforestación, la agricultura y ganadería intensiva, entre otras.

Ejemplos de macroecosistemas

A continuación, mostraremos algunos ejemplos de los macroecosistemas que se pueden encontrar en el planeta:

  • Los bosques son macroecosistemas, ya que ocupan una gran parte de la superficie de la tierra. Son tan grandes que llegan a extenderse por más de un piso climático, por ejemplo, los bosques pueden ser templados, tropicales y boreales.
  • Los océanos ocupando aproximadamente el 72% de la superficie terrestre, es un macroecosistema en el que se encuentran una gran variedad de especies.
  • Una selva está caracterizada por ocupar un territorio extenso en las zonas subtropicales y tropicales, y contener una vegetación densa con una gran biodiversidad en cuanto a su flora y fauna.
  • La tundra, es un macroecosistema considerado como el más frío del planeta tierra, caracterizado por tener poca vegetación, presentar subsuelos helados y falta de árboles. La tundra se ubica en las latitudes altas, es decir en las zonas polares, principalmente en el hemisferio norte. Algunas de las regiones donde existe la tundra son Siberia, el sur de Groenlandia, Rusia, Alaska, el norte de Canadá, entre otras.
  • La estepa comprende un área llana y de gran extensión, en ella predomina la vegetación de tipo herbácea y apenas existe de tipo arbórea. Sus suelos no con muy fértiles ya que apenas presentan materia orgánica y contienen abundantes minerales. La estepa es un desierto frío, se denomina así para diferenciarla de los desiertos tórridos, donde se da temperaturas muy altas.

Si quieres aprender más sobre estos temas, te recomendamos este otro artículo de EcologíaVerde sobre los Tipos de ecosistemas que hay.

Microecosistema y macroecosistema: qué son y ejemplos - Ejemplos de macroecosistemas

Si deseas leer más artículos parecidos a Microecosistema y macroecosistema: qué son y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Ecosistemas.

Escribir comentario sobre Microecosistema y macroecosistema: qué son y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Microecosistema y macroecosistema: qué son y ejemplos
1 de 3
Microecosistema y macroecosistema: qué son y ejemplos

Volver arriba