Compartir

Sistemas ecológicos: qué son y ejemplos

 
Por Silvia Núñez, Ambientóloga e Ingeniera Ambiental. 11 noviembre 2020
Sistemas ecológicos: qué son y ejemplos

Los sistemas ecológicos o ecosistemas son muy importantes en lo que se refiere a su riqueza abiótica y biótica, siendo esta última la denominada biodiversidad o diversidad de los seres vivos. La biodiversidad y los ecosistemas, así como la variaciones genéticas conforman una de las bases fundamentales de la vida en nuestro planeta.

¿Te gustaría saber acerca de los sistemas ecológicos? ¿Quieres descubrir cuáles son los diferentes tipos de ecosistemas y conocer algunos ejemplos? Si es así, no te pierdas este interesante artículo de EcologíaVerde en el que verás un resumen sobre qué son los sistemas ecológicos y ejemplos de ellos.

Qué son los sistemas ecológicos

Comenzamos con la definición de sistema ecológico. Un sistema ecológico o ecosistema es un sistema formado por organismos vivos que pertenecen a varias especies, los cuales interaccionan entre sí y se organizan en un determinado ambiente.

Tenemos entonces, por un lado, los factores bióticos (animales, plantas, hongos, protistas, bacterias, etc.), a cuya agrupación denominaremos biocenosis y, por otro lado, tenemos los factores abióticos (factores físicos y químicos del lugar donde habitan, como el clima o el tipo de suelo) que constituye el llamado biotopo. Aquí puedes conocer más acerca de la Diferencia entre el biotopo y la biocenosis, su relación y ejemplos. También te ofrecemos explicaciones más detalladas en estos otros artículos sobre Qué son los factores abióticos, sus características y ejemplos y Qué son los factores bióticos, sus características y ejemplos.

Es interesante destacar aquí que la disciplina que se encarga del estudio de los ecosistemas se denomina ecología de sistemas, aunque más que una disciplina es un campo interdisciplinario. La ecología de sistemas tiene una orientación holística, es decir, estudia los ecosistemas como un todo y no solo las partes que los conforman.

Sistemas ecológicos: qué son y ejemplos - Qué son los sistemas ecológicos

Características de los sistemas ecológicos

Veamos a continuación cuáles son las características de los sistemas ecológicos. Primero de todo, es importante saber que una de las características de los ecosistemas es que existen en ellos varios niveles de organización. Estos son:

  • Individuos: organismos característicos de especies determinadas.
  • Poblaciones: es el conjunto de individuos de una especie que habita en un determinado lugar o región en un momento dado.
  • Comunidades: es una agrupación de poblaciones de diferentes especies de un determinado lugar o región en un momento dado. Aquí puedes aprender más sobre la Comunidad ecológica y sus características y aquí sobre Qué es la comunidad biológica, su estructura y ejemplos.
  • Ecosistemas: es el conjunto de comunidades con cada una de sus interacciones más el medio físico donde se encuentran. Al conjunto de ecosistemas se le denomina biósfera.

Otra característica propia de los sistemas ecológicos es que la energía fluye a través de todos sus niveles de organización, dando lugar así a tres tipos diferentes de individuos o niveles tróficos: productores, consumidores y descomponedores:

  • Productores: son los que se encargan de captar la energía luminosa que proviene del Sol para, junto con el agua y minerales del biotopo, producir materia orgánica que posee mucha energía. Son organismos productores las plantas y algas.
  • Consumidores: son los que consumen la materia orgánica que previamente elaboraron los productores. Los consumidores pueden ser herbívoros cuando comen hierba (tales como los ciervos, conejos u orugas), carnívoros cuando comen carne (por ejemplo los tigres, tiburones o linces) o detritívoros cuando se alimentan de cadáveres, excrementos o residuos (tales como los buitres, escarabajos o lombrices). Según su nivel y tipo de alimentación se dividen en organismos consumidores primarios, consumidores secundarios, consumidores terciarios y consumidores cuaternarios.
  • Descomponedores: se trata de aquellos organismos que descomponen la materia orgánica de plantas y animales cuando mueren. En el proceso de descomposición la transforman en compuestos inorgánicos tales como agua, dióxido de carbono y sales minerales que regresan al sustrato, estando otra vez disponibles para los productores.

La energía que tomaron los productores se va perdiendo o eliminando progresivamente al pasar por cada uno de los grupos descritos. ¿Por qué sucede esto? Se debe a que los organismos invierten esa energía para poder moverse y generar calor, así como para crecer y reproducirse. Esto da lugar a una estructura piramidal de los sistemas ecológicos, en donde los productores estarían en la base y, sobre esta, los diferentes tipos de consumidores de manera ordenada (carnívoros encima de herbívoros).

Te aconsejamos leer también estos otros artículos de EcologíaVerde sobre Cómo funciona un ecosistema y Cuáles son los componentes de un ecosistema.

Sistemas ecológicos: qué son y ejemplos - Características de los sistemas ecológicos

Tipos de sistemas ecológicos

La clasificación de los sistemas ecológicos se puede hacer en base a diferentes criterios según sea el campo de interés. De este modo, si nos interesa la intervención del hombre, se pueden clasificar en:

  • Sistemas ecológicos naturales: son aquellos en los que no interviene el ser humano.
  • Sistemas ecológicos artificiales o urbanos: son aquellos en los que el ser humano sí interviene.

Si lo que se tiene en cuenta es cómo se adaptan los seres vivos a su medio ambiente, entonces podremos clasificarlos en:

  • Sistemas ecológicos terrestres: se dan en la superficie de la tierra, en montañas, desiertos o valles, los cuales presentan diferentes características en cuanto a temperatura, humedad o concentración de oxígeno.
  • Sistemas ecológicos acuáticos: son los que tienen especies adaptadas a los entornos acuáticos de diferentes salinidad y temperatura y se corresponden con el 75% de los ecosistemas de la Tierra.
  • Sistemas ecológicos mixtos: son aquellos en los que dos medios físicos (tierra y agua o tierra y aire) se combinan.
  • Sistemas ecológicos microbianos: con ellos nos referimos a los que están formados por organismos microscópicos.

Por último, otra clasificación es la que tiene en cuenta los flujos de energía y materia, pudiéndolos clasificar en:

  • Sistemas ecológicos abiertos: son en los que hay intercambio de materia y energía con el exterior.
  • Sistemas ecológicos cerrados: son en los que no hay intercambio de materia con el exterior, pero sí de energía.

Por último, es importante comentar que se dan combinaciones de las diferentes clasificaciones, por ejemplo, podemos encontrar un ecosistema natural cerrado acuático o un ecosistema artificial terrestre abierto.

Aquí puedes leer más sobre los diferentes tipos de ecosistemas o sistemas ecológicos y aquí abajo puedes ver un vídeo sobre el tema. Además, en este otro post hablamos acerca de la Diversidad de ecosistemas.

Ejemplos de sistemas ecológicos

Para terminar, damos diferentes ejemplos de los sistemas ecológicos explicados anteriormente:

  • Sistemas ecológicos artificiales o urbanos: una ciudad, un campo de cultivo, una explotación ganadera, un embalse, etc.
  • Sistemas ecológicos naturales: cualquiera de los que se van a citar seguidamente.
  • Sistemas ecológicos terrestres: una selva tropical, una sabana, un bosque de coníferas, un chaparral, un desierto, etc.
  • Sistemas ecológicos acuáticos: un río, un arroyo, un lago, un pantano, un arrecife de coral, zonas abisales oceánicas, etc.
  • Sistemas ecológicos mixtos: los manglares, los márgenes de los ríos, etc.
  • Sistemas ecológicos microbianos: protozoos que conviven con bacterias y fitoplancton de distintos tamaños, microbios esenciales en los ciclos de los nutrientes, etc.
  • Sistemas ecológicos abiertos: todos los ecosistemas planetarios se consideran abiertos.
  • Sistemas ecológicos cerrados: el planeta Tierra cumple la definición de sistema ecológico cerrado, pues recibe energía del Sol, pero no hay intercambio de materia con el universo (o este es despreciable). Otro ejemplo sería una ecosfera.

Ahora que ya has aprendido todo esto acerca de los sistemas ecológicos, te animamos a leer estos otros artículos sobre Cuál es la importancia de los ecosistemas y Cómo cuidar el ecosistema.

Si deseas leer más artículos parecidos a Sistemas ecológicos: qué son y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Ecosistemas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Sistemas ecológicos: qué son y ejemplos
1 de 3
Sistemas ecológicos: qué son y ejemplos

Volver arriba