Cactus de Navidad: cuidados

Cactus de Navidad: cuidados

El cactus de Navidad, también llamado comúnmente cactus navideño, plumas de Santa Teresa, plumas de Santa Teresita, cactus de invierno, cactus de Pascua o nopal navideño, así como científicamente Schlumbergera, es una planta muy popular en los meses de invierno, ya que empieza a florecer en dicha estación del año y como son fechas navideñas cuando florecen los cactus de Navidad en mayor cantidad, se les llama mayormente por este nombre común.

Si quieres saber más de esta planta tan popular y alegre en estas fechas de bajas temperaturas, toma buena nota de los cuidados que necesita para disfrutarla en su máximo esplendor, pues en esta guía de jardinería de EcologíaVerde te contamos cómo cuidar un cactus de Navidad.

Guía de cuidados de un cactus de Navidad

Se trata de una planta que pertenece a la familia de las cactáceas y es originaria de la zona de América Central y del Sur. Lo que más llama la atención del llamado cactus de invierno o de Pascua son sus coloridas e impresionantes flores. Así es, aunque tiene más aspectos distintos a la mayoría de cactus, lo que más le diferencia de otros son sus flores porque tienen forma de plumas, de ahí su nombre común de plumas de Santa Teresa, y porque son más precoces, es decir, florecen antes que la mayoría de especies. Las flores son rosas, rojas, blancas, naranjas o amarillas y miden entre 3 y 5 centímetros de diámetro. Es uno de los cactus más duraderos, ya que en maceta tiene una vida de entre 3 y 10 años. Su cultivo es muy sencillo, aunque tiene en contra que algunos de sus segmentos se pueden estropear sin razón aparente, por lo que hay que prestar atención a sus cuidados.

Esta es una guía corta, a modo de resumen, sobre cómo cuidar y cultivar un cactus de Navidad:

  • Iluminación: ¿hay que poner el cactus de navidad en interior o en exterior? Necesitan estar en un lugar en el que reciban sombra de forma parcial, así que una ventana es la mejor opción. Gracias a esto puede estar en el interior durante todo el año, y si en verano lo pones en el exterior tiene que ser evitando el sol de forma directa.
  • Temperatura: necesita temperaturas que oscilen entre los 15 y los 22 ºC.
  • Humedad: la humedad ambiental tiene que ser al menos del 50%, algo que puedes conseguir vaporizando las hojas cada 2-3 días cuando el ambiente esté seco.
  • Sustrato para el cactus de Navidad: el mejor para desarrollarse correctamente es el que está rico en nutrientes y muy bien drenado. Pon una mezcla de turba con mantillo o con tierra de brezo.
  • Riego: en verano debe ser abundante, y debes dejar que el sustrato se seque totalmente cada dos riegos, mientras que en invierno debe ser más repartido, dejando que se seque en todos los riegos. No riegues las flores de forma directa y utiliza agua blanda que no tenga cal, como por ejemplo el agua de lluvia o la que viene embotellada.
  • Abono: aplícalo en primavera y verano, añadiendo abono líquido al riego del cactus de Navidad una vez al mes.
  • Plagas: la plaga de las cochinillas es la que más puede afectar, así que hay que vigilar por si aparece.
  • Trasplante: deberás hacerlo en primavera y cada dos años, utilizando siempre una maceta más amplia para que en esos dos años más pueda crecer sin problemas.
  • Multiplicación: debe ser mediante esquejes caulinares o mediante semillas, siempre en un sustrato que sea arenoso. Aquí te explicamos Cómo reproducir un cactus de Navidad.

A continuación, explicamos algunos de estos aspectos sobre los cuidados del cactus de Navidad con más detalle.

Temperatura ideal para el cactus navideño

El cactus navideño es una planta originaria de zonas tropicales, la temperatura ideal para la misma es de 15 a 22 grados. Sin embargo, se trata de un tipo de planta que aguanta bastante bien el frío y las bajas temperaturas. A pesar de ello y para evitar que pueda sufrir algún tipo de daño en su desarrollo no es aconsejable el dejarla expuesta a temperaturas demasiado bajas.

Luz para el cactus de Navidad

Este es otro de los cuidados del cactus de Navidad más importantes. Este necesita la luz exterior para vivir, por lo que es ideal tenerla en un lugar bien iluminado. Sin embargo, y a pesar de ser un tipo de cactus, el exceso de sol puede provocarle graves daños a la hora de su crecimiento y de la propia floración.

Por tanto, si tienes un cactus de Navidad en interior ponlo cerca de una ventana pero no muy pegado a ella, pero si lo tienes en exterior, colócalo en un lugar de semisombra.

Frecuencia de riego del cactus navideño

A la hora de regar el cactus de Navidad, muchas personas piensan de forma errónea que puede sobrevivir con muy poca agua. El regado debe de hacerse de una forma moderada y tampoco hay que excederse en el mismo. Durante el verano es aconsejable regar la planta cada 2 o 3 días a la semana, mientras que en los meses de primavera y otoño el riego debe hacerse cada dos semanas aproximadamente.

Trasplantar un cactus de Navidad

Si te decides a trasplantar el cactus de Navidad es aconsejable el hacerlo durante los meses de primavera y cada dos años. Para realizar el esqueje correspondiente, es importante usar una maceta más grande y amplia para que el cactus pueda crecer sin grandes problemas.

Respecto a qué tierra necesita el cactus de Navidad, podemos decir que la más indicada es una que drene muy bien, ya que necesita agua pero no es bueno que se encharque, pues al tener hojas carnosas se pudre con facilidad si retiene demasiada agua. Por tanto, opta por un sustrato para cactus y suculentas.

Abono para la planta plumas de Santa Teresa

Como decíamos antes, el cactus navideño necesita un buen drenaje para poder crecer perfectamente. Además de ello, necesita bastante materia orgánica para conseguir un floración realmente espectacular durante los meses de invierno. A la hora de conseguir abono ideal para dicha planta puedes acudir a un tienda especializada que te permita que el cactus pueda desarrollarse y crecer perfectamente. Otra opción es hacer abono ecológico casero, en este otro post te contamos Cómo hacer abono orgánico casero para plantas.

Otros consejos para cuidar un cactus de Navidad

Estos son otros consejos para cuidar el cactus navideño, cactus de Navidad o plumas de Santa Teresa con éxito:

  • A la hora de aplicar nutrientes en la tierra, evita excederte con los mismos ya que pueden provocar que se retrase la esperada floración.
  • Otro consejo a tener bastante en cuenta consiste en evitar las corrientes de aire, ya que son bastante dañinas para la planta y puede repercutir negativamente en su desarrollo.
  • En cuanto al tema de las plagas y las enfermedades, el cactus puede verse dañado puntualmente por pulgones y cochinillas, que podrás eliminar con una mezcla elaborada a base de agua y jabón.
  • Uno de los grandes puntos a favor del cactus navideño es que no requiere cuidados muy exigentes, por lo que cualquier persona que no tenga nociones de jardinería puede disfrutar de esta planta tan típica en las fechas navideñas.
  • Recuerda que a pesar de su nombre, se trata de un tipo de planta que puedes tener en perfecto estado durante todos los meses del año.

Si tienes en cuenta todos estos cuidados tan fáciles y sencillos, podrás tener un cactus de invierno o navideño en perfecto estado y disfrutar de unas flores realmente maravillosas y únicas que darán vida a toda tu casa. Así, en el caso de que estés pensando en adquirir una planta para estos meses de invierno, el cactus de Navidad es una excelente elección.

Ahora que ya has aprendido sobre los cuidados del cactus de Navidad, te animamos ver este vídeo sobre este tema y, además, a profundizar en los conocimientos sobre esta hermosa planta y aprender acerca de Por qué mi cactus de Navidad tiene las hojas arrugadas y qué hago con este otro artículo, pues este es uno de los problemas del cactus de Navidad más habituales.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cactus de Navidad: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.