Compartir

Flor pensamiento: cuidados

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 30 diciembre 2019
Flor pensamiento: cuidados

La planta pensamiento, de nombre científico Viola x wittrockiana, es una planta híbrida bianual que deriva de la viola tricolor. Fue cruzada originalmente en Europa del norte, y actualmente cuenta con una enorme cantidad de variedades, con todo tipo de colores y tamaños de flor. Son plantas muy apreciadas en jardinería, especialmente por sus llamativas y bonitas flores y su capacidad de evitar el crecimiento de malas hierbas, que las hace idóneas para ser plantadas al pie de arbustos.

Si quieres aprender los cuidados de la flor de pensamiento en casa, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde.

Flor pensamiento: características

Estas son las principales características de la flor de pensamiento o también llamados pensamientos:

  • Es una planta bianual, el primer año solo produce hojas y el segundo da flor.
  • Bajo cuidados muy óptimos, puede llegar a volverse perenne.
  • Es comestible.
  • Florece en otoño y en climas cálidos su floración puede extenderse hasta primavera.
  • Funciona muy bien como cobertura natural.
  • Se empezó a cruzar en los años 1820-1830.

Flor pensamiento: cuidados

A modo de resumen, estos son los cuidados básicos de los pensamientos o flor de pensamiento:

  • Luz: necesita de una buena iluminación natural, pudiendo llegar a tolerar la semisombra.
  • Suelo: precisa suelos con una gran cantidad de nutrientes y materia orgánica.
  • Riego: cada 3 días en el periodo de floración.
  • Clima: aguanta la mayoría de climas no extremos.

Si quieres acompañarlas con otras plantas que tengan flores y aguanten las mismas condiciones, algunas de estas 15 plantas de otoño para el jardín que verás en este artículo te pueden gustar.

Flor pensamiento: cuidados - Flor pensamiento: cuidados

Luz, ubicación y clima

Las flores de pensamientos fueron cruzadas inicialmente en Europa del norte, por lo que aguantan un rango muy amplio de temperaturas, desde las bastante cálidas a las heladas no demasiado intensas. Sí es importante ubicarla en una zona muy luminosa, donde reciba una buena cantidad de luz solar. Si el clima es muy cálido o con un sol muy intenso, es recomendable ubicarlas en semisombra, o en algún punto en que estén resguardadas de las horas de influjo más fuerte. Es una planta que habitualmente se ubica en exterior, especialmente por su capacidad de aguantar el frío y de inhibir el crecimiento de malas hierbas, lo que la hace muy recomendable para cubrir espacios del jardín.

Riego de la flor pensamiento

Lo más importante con esta planta es mantener la tierra siempre relativamente húmeda, pero nunca encharcada. Un riego excesivo o una tierra con un drenaje insuficiente podrían provocar exceso de humedad en sus raíces, y que la planta enferme o se debilite. En época de floración será necesario un riego más frecuente, cada 2 o 3 días según las características concretas del clima y el suelo.

En este otro post te explicamos con detalle Cuándo regar las plantas para que puedas saber cuándo les hace falta agua y cuándo no.

Flor pensamiento: cuidados - Riego de la flor pensamiento

Tierra de la flor pensamiento

Los pensamientos precisan de una tierra bastante rica en nutrientes. Si se plantan en otoño, un suelo con una buena proporción de abono orgánico será suficiente para mantener la planta durante algunos meses, pero después de 60 o 90 días será necesario aplicar nuevas dosis de fertilizante, a poder ser orgánico.

Aquí recomendamos el humus de lombriz, que por su composición y aporte resulta muy beneficioso tanto para la planta como para el suelo. En esta otra guía te explicamos Cómo hacer humus de lombriz.

Poda del pensamiento

La flor del pensamiento tiende a perder gran parte de su vitalidad cuando llegan los meses de calor tras su florecimiento, siendo habitual que la planta muera si no se hace nada. Para evitar esto, y conseguir que nuestra flor pensamiento viva como una planta perenne en lugar de como una bianual, será necesario realizar una poda agresiva en cuanto las temperaturas suban, dejando solo el tallo.

Flor pensamiento: cuidados - Poda del pensamiento

Plagas y enfermedades de la flor pensamiento

Para terminar de hablar sobre los cuidados de la flor pensamiento, aquí indicamos las plagas y enfermedades de la planta pensamiento más comunes:

  • Unas de las principales amenazas para esta planta es el ataque de los pulgones, que es bastante habitual y de notable riesgo para ella. Para prevenir su aparición o combatirla se pueden usar multitud de insecticidas caseros y ecológicos, como la infusión de ajo o cebolla, el ajenjo o la manzanilla, además del jabón potásico y el aceite de Neem. Conoce más opciones en este otro post acerca de los mejores Remedios caseros para eliminar el pulgón en las plantas.
  • En lo que a hongos respecta, el oídio es con el que hay que tener más cuidado. Habitualmente se presenta como unas manchas de tonos blanquecinos o grises en las hojas o y tallos. Como en el caso del pulgón, puede combatirse con remedios caseros. Uno muy habitual es el fungicida hecho con base de leche, que se hace mezclando una parte de leche desnatada por cada 4 partes de agua, más 20 gramos de bicarbonato por cada litro de mezcla. Pulveriza este remedio sobre las hojas afectadas y retira las que estén en muy mal estado. Repite cada 15 días o tras una lluvia abundante para usarlo de forma preventiva. Aquí te mostramos más sobre Cómo combatir el oídio con remedios caseros.

Si deseas leer más artículos parecidos a Flor pensamiento: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Flor pensamiento: cuidados

¿Qué te ha parecido el artículo?

Flor pensamiento: cuidados
1 de 4
Flor pensamiento: cuidados

Volver arriba