menu
Compartir

Salamanquesa o salamandra: diferencias

 
Por Eugenia Yordán. 23 agosto 2022
Salamanquesa o salamandra: diferencias

Salamandras y salamanquesas, ambas tienen una conformación corporal parecida, son animales insectívoros y de hábitos nocturnos. Aun así, se trata de dos especies totalmente diferentes que no tienen ningún grado de parentesco cercano. Si te las has confundido alguna vez o aun tienes dudas de poder reconocerlas, sigue leyendo este artículo de EcologíaVerde para aprender 12 diferencias entre salamanquesa y salamandra.

También te puede interesar: Cómo respiran los anfibios

Sistemática

Si queremos comparar la salamanquesa y la salamandra lo primero que debemos saber es que, por más parecidas que nos parezcan, pertenecen a grupos taxonómicos diferentes.

Ya de base encontramos diferencias entre estas dos especies debido a que pertenecen a clases diferentes. Repasemos cuatro de ellas:

  • La piel: los reptiles tienen la piel dura, seca y con escamas de queratina, mientras que la de los anfibios es delgada, húmeda y permeable.
  • La respiración: los reptiles respiran únicamente por los pulmones, mientras que los anfibios lo hacen a través de branquias (en las primeras etapas de su vida) y por medio de pulmones y el tegumento en etapa adulta.
  • Los huevos: los reptiles ponen huevos amniótico de cascara dura, lo que independiza su reproducción de cuerpos de agua. Mientras que los anfibios disponen de huevos blandos, dependiendo del agua para evitar su desecación.
  • La orina: los anfibios eliminan los compuestos nitrogenados a través de la orina en forma de amoníaco, en cambio los reptiles como ácido úrico. Esto se debe a que para la eliminación del primer compuesto se necesita diluirlo en grandes cantidades de agua, por lo que los reptiles han desarrollado esta estrategia para evitar la pérdida de agua.

Si tienes curiosidad puedes leer este post que te recomendamos con la Diferencia entre reptiles y anfibios para niños.

Salamanquesa o salamandra: diferencias - Sistemática

Morfología

Muchos suelen confundir estas dos especies por su apariencia, pero te contaremos algunas de las diferencias morfológicas más apreciables para que de ahora en más te resulten inconfundibles:

  • Tamaño: la salamanquesa es un poco más pequeña y ágil, un adulto puede alcanzar los 16 cm de longitud, mientras que una salamandra los 20 cm. Además, una característica muy peculiar en la salamanquesa es la presencia de discos adhesivos en sus dedos, lo que le permite caminar boca abajo y en superficies verticales sin caerse.
  • Coloración: la salamandra presenta un diseño de manchas, líneas o ambas de color amarillo sobre un fondo negro. Es un tipo de coloración aposemática, es decir, sus colores alertan a posibles depredadores de toxinas y mal sabor. La salamanquesa tiene un color gris-pardo y pueden presentar manchas oscuras irregulares según el ambiente en que se encuentre. Si quieres saber más sobre el Aposematismo: qué es y ejemplos, no dudes en consultar el siguiente post que te recomendamos.
  • Tegumento: la salamanquesa tiene el cuerpo cubierto de escamas y su cola es espinosa. La salamandra tiene una piel lisa, brillante y húmeda, además tiene poros glandulares por todo el cuerpo.

¿Son venenosas las salamandras? Descubre la respuesta en este post.

Salamanquesa o salamandra: diferencias - Morfología

Distribución y hábitat

Otra de las diferencias entre la salamanquesa y la salamandra se basa en su distribución y su hábitat, ya que:

  • La salamandra: se distribuye a lo largo de Europa, desde Portugal, pasando por España hasta Italia y Grecia, también abarca el norte de Alemania y el sur de Rumanía y Polonia.
  • La salamanquesa: está ampliamente distribuida por la cuenca del mediterráneo, sobre todo en la península ibérica y también en el norte de África.

Ambas especies son de hábitos terrestres, en cuanto a tipos de ecosistemas la salamanquesa evita los bosques, prefiere zonas rocosas y acantilados, también es muy común verla en ambientes antrópicos, como paredes de construcciones y en el interior de casas.

Contrariamente, la salamandra habita en bosques, la localización de esta especie en zonas de montaña sin bosque, podría indicar la presencia antigua de este ecosistema en dicho lugar. Es requisito para el hábitat de esta especie que haya ambientes húmedos y sombríos.

Alimentación y comportamiento

Si algo tienen en común las salamanquesas y las salamandras es que ambas especies son de hábitos nocturnos, insectívoros y territoriales. Aun así, podemos establecer algunas diferencias en cuanto a lo que comen y su comportamiento:

Entre las presas de la salamanquesa encontramos:

Esta es la razón por la cual se las suele ver en las casas, ya que aprovecha los insectos que se acercan a las luces artificiales para cazarlos. En cuanto a la reproducción, la hembra se reproduce entre 4 y 6 veces al año, hace nidos donde coloca 1 o 2 huevos de cascara dura, generalmente busca arboles huecos, grietas o debajo de las rocas.

Por otro lado, la hembra de la salamandra suele dar a luz a larvas bien desarrolladas, completan la metamorfosis en pequeños charcos, arroyos, estanques y aguas tranquilas. Cuando son larvas, las salamandras se alimentan de invertebrados acuáticos, como crustáceos u otras larvas. Ya de adulto incorporan otros invertebrados terrestres, como:

  • Arañas.
  • Escarabajos.
  • Hormigas.
  • Grillos.
  • Lombrices.

A su vez es presa del turón, la culebra y la nutria, entre otros, cuando estos animales capturan una salamandra, esta desprende un líquido blanco y espeso que genera irritación sobre la boca, ojos y nariz de su depredador.

Te contamos más sobre los Animales insectívoros: qué son, lista y ejemplos, aquí.

Salamanquesa o salamandra: diferencias - Alimentación y comportamiento

Amenazas

Gracias a su capacidad de convivir con las sociedades humanas, la salamanquesa no es una especie que presente amenazas directas más que la captura ocasional por parte de humanos o animales domésticos. Esta característica es una de las razones por la que la tendencia poblacional es estable y esta categorizada como “Preocupación Menor” según UICN.

Actualmente la salamandra se encuentra posicionado en la misma categoría que la salamanquesa, es decir, en "Preocupación Menor". Sin embargo presenta varias amenazas que pueden provocar la disminución de sus poblaciones, ellas son:

  • La introducción de especies exóticas depredadoras: como salmónidos y cangrejos de río.
  • La destrucción y contaminación de sus hábitats.
  • El tráfico ilegal: derivado del mascotismo.

Es por lo mismo que según la UICN sus poblaciones tienen una tendencia decreciente.

Qué hacer si entra una salamanquesa a casa

Si encontraste una salamanquesa en tu casa, ¡no desesperes! Aquí te contamos que hacer.

Hay muchos mitos o creencias que le dan una connotación negativa a esta criatura, generan asco y miedo, pero contrariamente a lo que muchos creen, la salamanquesa es totalmente inofensiva, ¡y no! no es venenosa, no escupe y no te perseguirá para morderte.

Así que, no te pasará nada si la tocas, si la has encontrado en tu casa lo más probable es que se haya colado por la ventana o por algún agujero.

Lo que sí es verdad es que son insectívoras, por lo que ayudan a controlar las poblaciones de insectos de nuestra casa, especialmente mosquitos y otros vectores de enfermedades infecciosas para los seres humanos. Así que si ves una ya sabes, si no la quieres dentro de la casa acorrálala hasta que salga, pero no la mates. De nosotros depende su protección y conservación.

Si deseas leer más artículos parecidos a Salamanquesa o salamandra: diferencias, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Curiosidades de los animales.

Bibliografía
  • Gbif. Disponible en: https://www.gbif.org/es/
  • Hickman CP, Roberts LS, Keen SL, Larson A, I’Anson H, Eisenhour DJ. (2013). Principios integrales de zoología. Decimocuarta edición.
  • Listas rojas UICN. Disponible en: https://www.iucnredlist.org/
  • Vertebrados Ibéricos. Disponible en: http://www.vertebradosibericos.org/

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Salamanquesa o salamandra: diferencias
1 de 4
Salamanquesa o salamandra: diferencias

Volver arriba